Escritos


Escrito de exposiciones


CAMPIÑAS Y BARCOS 2020

En homenaje a la MARINA ALTA que como su nombre indica es una comarca de marineros. El interior plagado de campos de cultivo, principalmente de uva moscatel, naranjos, almendros y olivos lo es también de agricultores.

Desde el principio de mi estancia en ésta tierra allá por los noventa, me pareció insólito encontrarme con barcos en todas partes durante mis paseos diarios por el campo; algunos esperando volver a navegar alguna vez y otros abandonados definitivamente como recordatorio de una historia antigua y como anticipada advertencia de la subida del nivel del mar a causa del cambio climático que como sabemos ahora, nos azota cada vez con más violencia. También nos advierten de ese cambio los árboles muertos, cada vez más numerosos, ya sea por su estado de abandono ó por los incendios forestales muchos de ellos provocados por intereses financieros, por la irracionalidad de los pirómanos ó por quienes de manera inconsciente, arrojan al campo botellas de vidrio capaces de provocar éste mal por el efecto lupa.

CAMPIÑAS Y BARCOS es pues la metáfora del cambio climático del que todos debemos tomar conciencia urgente.

La actitud que cada cual debe tener ante éste grave problema, ha de conllevar el compromiso firme de no deteriorar más el medio-ambiente, reciclando y cuidando del entorno por la cuenta que nos tiene a todos en especial para legar un planeta habitable a las próximas generaciones con las que tenemos éste compromiso vital.

Cuidar a nuestra tierra más cercana, equivale a cuidar de todo nuestro planeta.

VIDEO VIGILANCIA
Estamos siendo vigilados hasta en el más insospechado escondite; censados probablemente en una gran máquina y registrados con un simple número, para el control de los poderes fácticos y de otros poderes menos ruines pero igual de invasivos…seguro que sí.
Recuerdo a una amiga de antaño que volvía de vacaciones de su país natal en centro Europa; me contaba horrorizada, cómo los propios vecinos denunciaban a quien tirase lo más mínimo en la calle ó escupiese. Se horrorizaba al ver hasta donde hemos llegado por la falta de civismo.
Esa es una consecuencia del incivismo por la que pasaron años atrás esos ciudadanos hasta que aprendieron, quedándoles esa “vigilante-secuela”. Ahora, nos vamos convirtiendo en vigilantes unos de otros.
Sea como sea, vivimos ya en un estado policial, del que por un lado la sociedad se ha hecho merecedora al incumplir las reglas de juego cívicas y por el otro somos vigilados a consecuencia del sistema de redes, que no solo sirven para acercarnos, también para espiarnos, cuando se hace uso poco ético de éstos importantes adelantos de la ciencia.
La bio-robótica hace grandes progresos como se está viendoen los implantes cerebrales, en los biónicos y en otra multitud de prótesis inteligentes unas ó sencillamente mecánicas otras.
La manipulación del ADN y el descifrado del genoma humano así como el adelanto, a pasos agigantados del conocimiento de la física cuántica, son otros de los grandes avances que la ciencia nos ofrece.
¿Qué uso haremos de todas éstas grandes ventajas? …la pregunta es, si estamos preparados
para todo esto.
Recuerdo, tiempo atrás ver una entrevista televisada a un físico con aspecto de hombre veraz, diciendo convencido que las centrales nucleares eran seguras al 100% …entonces, yo también me lo creí.
¿Y qué decir del invento de los drones?. La versatilidad de sus posibilidades y los beneficios que pueden ofrecer, los convierten en un arma de doble filo, como ya se está viendo, cuando se hace uso malintencionado ó dañino de ellos.

ENCRIPTADO

El código que rige todo nuestro ámbito digital es, como sabemos, el sistema binario, …una especie de magia oculta en la que combinando adecuadamente ceros y unos, aflora a nuestros ojos, oídos e intelecto un amplio bagaje de información hasta los límites de lo imaginado por el humano; probablemente con el paso del tiempo el sistema quedará obsoleto ó relegado a segundo plano como ocurre en la actualidad con el analógico, siendo sustituido probablemente por alguno que ahora no podemos imaginar.

Por otro lado en nuestras vidas, rige también un pequeño ámbito encriptado, resultado de ésta tecnología: son los password ó contraseñas; cualquiera tiene tropecientas.

Además de todo ello, se desarrollan especialmente entre los más jóvenes, por citar un caso más, sistemas abreviados de escritura que derivan en palabras inventadas y maneras de expresión diferentes de las convencionales, limitadas a un determinado grupo ó sector en la comunicación social, …de alguna forma, la encriptación es una parte real, presente en nuestras vidas; se ha utilizado desde la antigüedad más remota bien sea para albergar escondida una información relevante como podría ser el mapa de un tesoro oculto, como un mensaje cifrado en una contienda.

Resulta paradójico que en un mundo tan abierto y lleno de redes, donde fácilmente puedes acceder incluso al perfil de una persona concreta, informándote sobre ella y su vida en un momento ú obteniendo cualquier información deseada en internet; resulta paradójico, decía que al mismo tiempo, tengamos en nuestras vidas un mundo paralelo codificado tan importante.

¿Cuántos secretos guarda la humanidad y la naturaleza? …unos están bajo llave y otros en estratos no interpretables por el momento, ocultos a nuestros limitados sentidos, incapaces de percibirlos. Por suerte los científicos van desarrollando máquinas capaces de revelarnos éstos secretos ocultos a simple vista como así ha ocurrido recientemente con el descubrimiento del Bosón de Higgs; fenómenos que con anterioridad han llegado, algunos de ellos, a convertirse desde la antigüedad en dogmas de fe, hasta el punto que sucesos naturales han servido en ocasiones de alimento para las religiones, como bien sabemos, enfrentadas cuando hubo ocasión con el saber científico y con la búsqueda en lo desconocido, a veces, bajo la pena de muerte. Pienso que el colisionador de partículas de Suiza, revelará con sus experimentos muchos secretos naturales, algunos de los cuales harán tambalear, probablemente, algún cimiento.

Esta serie busca, a través de la sutileza de la luz, una aproximación, a mi modesto entender, a ese área de lo no evidente ni explícito.
Nuestro cuerpo eléctrico y el de cualquier ser, emite su campo magnético y en consecuencia una delicada aura de luz que no podemos ver y que los rusos, como sabemos, fotografiaron hace décadas: la llamada foto Kirlian; …recuerdo allá por aquellos años la foto de la hoja de cinco puntas del árbol plátano ó parecida, con su halo de luz alrededor y fondo negro; creo que muchos la recordarán.
Todo ese misterio vetado a nuestra limitada capacidad perceptiva, ha sido la base de apoyo e inspiración para desarrollar ésta serie.

El número dos, los pares de cosas y el juego de las parejas de colores complementarios, tratan en su conjunto de trazar un cierto paralelismo con el código binario como así mismo la elección también de dos materiales como base fundamental: el cristal y la madera.
La luz juega un papel fundamental en ésta serie ya que según la hora del día, es decir, según la luz diferente que les llega, el resultado visual es muy cambiante, como también ocurre al encender cualquier luz artificial. Gracias al cristal y al reflejo que produce, como a la textura del interior de las cajas, adquieren éstas cierta capacidad de cambio a la luz, por tanto ésta última las anima y da vida de manera sutil y casi secreta.
Toda ésta serie se engloba dentro del proyecto El Libro de la Luz.

LENGUAJE DEL COLOR Y DE LA FORMA” class=
GENTE DE SIEMPRE” class=
SOY CUANDO COTEMPLO I

Esa gente sí luchó duro, gota a gota, por la supervivencia construyendo esas
terrazas de piedra para arrancarle en ocasiones a la tierra un simple puñado de almendras ó unos racimos de uva. Es ingente el trabajo que hicieron nuestros antepasados que perdura ya más de 800 años y que hoy por falta de viabilidad en muchos casos, ha quedado sólo como una huella más de nuestro paso por la faz de la tierra.
No cabe duda de la belleza que aportan al paisaje y cómo se integran en él, dibujando el rastro humano en plena armonía y conjunción, piedra a piedra. Los
márgenes, como llaman a esos muros en estas tierras y las pequeñas ruinas de piedra también, dispersas por la campiña, que cuentan tantas historias, de pastores y labriegos solitarios de otros tiempos; gente dura que amaba y respetaba la tierra y supo conservarla para las generaciones posteriores.
Estos muros permiten en muchos casos mantener la orografía original de los territorios, impidiendo que la tierra y el humus sean arrastrados por el efecto natural del agua y el viento, conservando y aportando salud al ecosistema, al tiempo que ofrecen unos buenos terrenos para los cultivos aún vigentes hoy día.
Es obvio que estamos en permanente evolución y por tanto hay ideas y prácticas que han quedado obsoletas en muchos casos, sin embargo, algunas de ellas nos sirven de contraste y referente con lo que se da en llamar hoy “cultura del pelotazo” donde todo va y viene en un santiamén, sin medir las consecuencias del impacto que éste fenómeno causa ni el coste residual de cara a la salud de nuestra casa común: el planeta tierra.
Esta serie busca expresar la lucha por la vida con su componente de dureza, bajo la mirada del optimismo y la esperanza.
Mientras tanto, la vida sigue deslizándose entre las grietas con su poder imparable bajo el sabio código de la naturaleza, en la perfecta simbiosis de lo efímero y lo perdurable.
…los opuestos una vez más en armonía.
Esa es la lección que la naturaleza siempre da.

ICONOGRAPHIC WORLD II

Cada vez que estalla una guerra “legal”, no paro de hacerme siempre las mismas dos preguntas: ¿qué es lo que hay realmente detrás de ellas? y la segunda ¿porqué no salen de sus confortables despachos y catafalcos quie_
nes las organizan y van a matarse entre ellos?
Lo que sí sabemos muy bien todos es cual es el final siempre: muerte, destrucción, odio y subdesarrollo entre otras dramáticas consecuencias.
Por desgracia también sabemos todos hoy que proliferan los señores de la guerra, tanto jóvenes como mayores. ……….¡¡¡ párense todos a pensar un
momento lo que dejan tras de sí; ………..nada puede justificar ese panorama de desolación desgarrador y nada que causa tanto dolor puede estar abanderado por “nobles ideales” ni por “verdades cargadas de razón”.
No sé si alguna vez los humanos dejaremos de tropezar siempre en la misma piedra; resulta increíblemente paradógico que la guerra forme parte de la cultura humana, siendo en sí misma la anticultura. …particularmente yo
confío en las nuevas generaciones de librepensadores …sin duda alguna.

HOMENAJE A GARCÍA LORCA II

El planteamiento de ésta serie fue vestir de luz y color el rico mundo de García Lorca, haciendo hincapié en el intento de encontrar un paralelismo con su personalidad alegre y carismática pero también transgresora, como se aprecia en sus dibujos, por tanto había que tratar éstas consideraciones desde una perspectiva colorista, lúdica y atrevida.
Por otro lado, la aplicación de pan de plata y oro en buena parte de los cuadros,
emulando a los iconos rusos, pretende aportar con éste recurso un matiz místico como expresión del lado más intimista y luminoso del poeta de donde, tal vez, provenía la claridad, sutileza y la frescura de su obra, reflejo de una España alegre y profunda al mismo tiempo, que deseaba respirar y despojarse de los viejos cánones, bajo las luces y sombras de la época.
Su dramático e injusto final lo catapultó con más fuerza aún a nuestra memoria y corazón.
Mi sincera gratitud al poeta y dramaturgo por haberme devuelto al camino del arte tras un periodo largo sin coger los pinceles, después de mi llegada a éstas tierras en el año 1995. Esta fue la primera exposición en años de sequía artística, cuando creía que para mí la pintura había tocado su fin y quería trabajar de jardinero.

GEOMETRÍAS II

La geometría me inspira y me lleva a componer escenarios sencillos; de equilibrio tanto dinámico como estático. El uso de materiales diversos, conforman un lenguaje de texturas que trato siempre de familiarizar en buena sintonía con el esquema geométrico. Procuro basarme con frecuencia en la sección dorada que suele ser un buen punto de partida.
La serie roja y negra se apoya en un aspecto tenebrista donde la luz producida por el color juega un papel importante y armonizador del conjunto.
El empleo de diferentes texturas basado en la ley de los opuestos, invitana percibirse como una conjunción dispar de superficies, exigiendo un acabado monocromático en las texturas, por poseer éstas suficiente lenguaje plástico en sí mismasy donde los diferentes elementos deben estar bien situados y los bloques bien proporcionados para que puedan conjuntarse entre sí, acompañando con su monocromía al propósito general de la composición: dinámica y luz, todo ello desprovisto, salvo en algunos casos, de cualquier significado ó paralelismo formal.
En cuanto a los cuadros de colores más claros, se aprecia claramente el aire mediterráneo donde la luz, la composición y la atmósfera acercan al sentimiento la emoción paisajística de la zona (La Marina Alta).

DEVENIR DE LO BÁSICO

En ésta serie de cuadros, monocroma, la falta de color se explica de dos maneras: en primer lugar, la ausencia del mismo, acentúa la dinámica de la composición resaltando el hieratismo y la quietud de los elementos de inquietante estatismo; da ganancia al conjunto en general, creo yo, dado que la composición pretende, precisamente en éste caso, encontrar el justo equilibrio
dentro de la sobriedad y el silencio compositivo que predomina.
La ausencia de comida, la posición de los objetos, la simbología sencilla y clara
de los mismos, el silencio, la penumbra luminosa que los envuelve, la tensión …pero también, la esperanza y la alegría en otros casos, están presentes, según el tema.
Todo bajo una luz potente e intimista al mismo tiempo, buscando que las composiciones y los títulos, sin ser nada, hallen significado, sin inducir al espectador, en un entendimiento abierto a la libre percepción y comprensión de cada individuo.
….fiel siempre al principio de que el resultado plástico, debe primar sobre cualquier mensaje, si lo hubiera, ya que de arte visual se trata.
Hay también un intento de aproximación a lo poético en ésta serie, en la tal vez utópica creencia que la sociedad en su conjunto, alcanzará a comprender alguna vez, la necesidad de que todo ser humano para desarrollarse dignamente ha de tener lo básico para su evolución y crecimiento. Éste es el necesario equilibrio que la vida pide a gritos.

CAMPO DE SAL II

Se regó, por poner un ejemplo, con agua salada durante meses ésta comarca maravillosa, llena de jardines y campos de cultivo, por agotamiento de los acuíferos, como hemos dicho, …¿se puede hacer mayor daño a la tierra? Y …cuantas construcciones, de precios desorbitados, se habrán llevado a cabo con agua salada igualmente, sin importar su durabilidad en el futuro?.
Aquella época fue una fábrica de sueños inviables, una quimera loca que nos hizo olvidarnos de lo verdaderamente fundamental. Aquel falso espejismo contribuyó en gran medida al posterior empobrecimiento y retroceso de las clases medias tan necesarias para el equilibrio social y económico.Es una lección más de la vida.
Al tiempo que el bum y la citada fiebre crecían, los bosque ardían, sobrevolados por la garrapiña y las recalificaciones. Fue un auténtico AGOTAMIENTO en todo el sentido de la palabra …Recuerdo el incendio de la Granadella, los del Montgó y otros muchos, con que impotencia y angustia los vivimos, mientras sus instigadores, escondidosen el anonimato se frotarían las manos como Nerón mientras ardía Roma.
La especulación inmobiliaria, arrasó como un huracán, al mismo tiempo que los bancos engrosaban sus beneficios de manera desorbitada en ese río revuelto, ofreciendo dinero fácil e hipotecando con un elevado margen de riesgo a gran parte de la ciudadanía, para después , en los incontables fallidos, quedarse ellos con los ladrillos en ésta rueda absurda de despropósitos. Se hablaba de las colas en las notarías para cerrar negocios, entre jaurías de intermediarios, que sin producir ni haber hecho nada se llevaban su pedazo de pastel, contribuyendo con ello a inflar los precios a costa de la consecución del dinero fácil y rápido, producto del compadreo y de prácticas mafiosas, en muchos casos.El brillo del dinero cegaba por doquier impidiendo atisbar tan siquiera las consecuencias que esa falsa quimera nos traería después a todos …cuantas familias, por poner un ejemplo, vendieron los bancales de los abuelos, liquidando para siempre su patrimonio, para luego conducir un coche de lujo …para éstos, tal vez estuvo bien, pero ¿y que hay de sus hijos?…Así eran las cosas entonces. …y de las obras públicas y quienes las manejaban, mejor ni hablar.
….Todos aquellos y otros sucesos por el estilo me llevaron a desarrollar ésta serie de cuadros, donde abunda el oro y la sal (polvo de mármol en éste caso), como materiales simbólicos de lo que se estaba cociendo entre bastidores.
Ahora me alegro mucho de haber llevado a cabo ésta tarea que al menos sirve como recordatorio de una época y aptitud depredadora, que no se puedeolvidar ni repetir.

Aquel denso verano, todo lo que me venía a la cabeza, eran imágenes de agua …mundos de agua: azules, transparentes y frescos, frágiles y luminosos a la vez, donde todo flotaba como yo mismo parecía flotar en medio de aquella ola de calor insoportable.
Por aquel entonces acababa de leer el “Alquimista” de Paulo Coelho que alguien me regaló y que venía a concluir que el humano posee la capacidad de transformar la adversidad en aliada ó dicho en términos esotéricos, transformar la energía negativa en positiva, es decir, darle la vuelta al peso kármico que solemos arrastrar consigo, eliminando así el bloqueo de nuestro fluir natural. De ese ejercicio de práctica mentalización, surge gran parte de ésta serie.
La técnica, lógicamente, debía mantenerse en coherencia con la acuosa idea partiendo de la base que el resultado debería ser suelto y fresco dentro de lo calculado. El dibujo, espontáneo, de un solo trazo, debía ser igualmente directo,
rayando con el rabo del pincel sobre la pasta fresca recién aplicada al fondo y añadiendo inmediatamente después el color para que en esa húmeda situación y
durante el secado, la física y la química dejaran su azarosa impronta en la superficie, complementando y armonizando los rasgos más intencionados y evidentes.
La idea era hacer algo libre y divertido que me compensara de aquel calor sofocante. …el final resultó positivo trayendo agua y frescor a mi verano.
La serie AGUA DE LLUVIA viene de tiempos atrás, de mis primeros paseos en bicicleta por el campo, tras el traslado de Madrid. Ahora los estímulos se presentaban diferentes: las experiencias sensoriales, las imágenes de mi nueva vida etc. y como consecuencia también las ideas.
Recuerdo los pocillos de agua en las rocas de los márgenes de los caminos, reflejando el cielo azul como chispas de luz, los arco-iris en los paisajes abiertos y
la sensación de renovación después de cada lluvia donde todo rezumaba pureza natural. La transparencia de la atmósfera, la nitidez de la lejanía, el olor a tierra y a vida; el aire puro en contraste con la polución de Madrid …era como sentir el propio latido del paisaje, traspasado y fundido en él.
La serie de LAS BARQUITAS, recuerdan por otro lado nuestra fragilidadante las fuerzas naturales, zozobrando casi, con sus humildes farolillos que apenas alumbran el camino, acudiendo tal vez a una llamada de socorro.
LOS FAROS: la luz que hay que encontrar; la referencia imprescindible para reorientar el rumbo.
LOS POCILLOS DE AGUA, simbolizando todo lo que la naturaleza nos regala; las prebendas que la vida trae en su diaria cadencia: el pan y la sal de la existencia misma, aliento y motor de la vida.
EL CIRCULO, el punto ó la pelota en la piscina, hacen alusión al ancestro, a la matriz, alclaustro materno; el uno en el todo y viceversa, sin pérdida de la peculiar individualidad del mismo; un mundo en otros mundos, una estrella en un universo de estrellas y como sustento plástico de todo ello: luz, contraste, forma y color en sintonía y para el ojo.

“SOY CUANDO CONTEMPLO” – 2007
“LUZ” – 2000
“EVOCACIÓN” – 1999
“IMPERMANENCIA” – 1999
“AGUA DE LLUVIA” – 1997
“AGUA DE LLUVIA” – 1997

Prosa


Desde aquí lo dominamos todo. Allá, en aquel remoto cúmulo violeta que a lo lejos se vislumbra: “El reino de Lens”.
Bajo nuestras alas, todo éste inmenso valle de almendros y naranjos, -una flor de nuestro huerto simplemente-; una flor hermosa en la que todos sus pétalos están a nuestro alcance …para vosotros los humanos, un basto territorio inabarcable por vuestras pobres manos.
Nosotros somos los señores del espacio …dícese de nuestra diminuta fragilidad …sin embargo, los humanos, no conocéis el dulce placer del vuelo sin pertrechos, solos tú y el viento: la perfecta simbiosis de la pequeñez y de lo inmenso.
¿Qué sabe vuestra especie del arte de flotar en éste medio? …de volar los continentes, los océanos y las selvas; los desiertos, las montañas y los llanos; de los paisajes remotos y los rincones secretos.?
Los humanos no conocen el silbido del viento en los oídos en la suerte del picado. Nada saben de nuestra vista de pájaro, tan aguda como sus ópticos ingenios ó del goce de clavar el pico en el seno del silencio, penetrando en sus secretos, también vedados para ellos …ni de nuestros ojos hechos para no llorarle al viento.
No saben que poseemos casa donde quiera que bajemos y que los frutos de la tierra nos pertenecen todos.
Tampoco creen que nuestra garganta sea cien veces más potente que la suya …pero además, cada vez que en éste reino alguien inicia un canto,
-cada vez-, una nueva e irrepetible melodía habrá cruzado el aire, efímera, sólo para aquellos oídos privilegiados para los que fue compuesta.
Así somos nosotros los pájaros! ……¡sencillamente!.

Quiero llamarme “Monte Hermoso” …ó ¿acaso soy menos que el monte de al lado? …no entiendo cómo siendo más pequeño y boscoso le llaman Monte de Venus.
A Casimira , mi dueña, le encanta pavonearse a costa mía y siempre que puede esconde la cara y me exhibe sin reparo …menuda desfachatez.
Soy presa fácil de cualquier mirada; culpable de pensamientos pecaminosos, de fotógrafos pesados y a veces, como no, de afiladas dentaduras. Remitiéndome a las pruebas: triunfo en todos los ámbitos.
Con la Iglesia …¡ja! siempre estoy a partir un piñón, no en vano los cardenales se lucen a veces pegados a mí como lapas.
¿Es justo pues que me llamen culo a secas? …yo diría que no.
Si Casimira pudiese ver por mi ojito, acudiría a los festejos con su fea cara tapada, exhibiéndome al aire, dándome la importancia que realmente tengo;
¿alguien lo duda?.
Respecto al manido refrancito que dice que “tiran más dos tetas que dos bueyes de una carreta” …va siendo hora ya que se me haga justicia. Hay gustos de todos los colores; si se hiciera un estudio al personal para ver quien tira más, seguro, ganaban los que están con el dicho: “tira más un culo que una manada de mulos” …y si pienso es porque existo; ya lo dijo
una vez alguien autorizado.

Sucedió un día al amanecer en un lejano bosque de robles, junto a la montaña azul.
Con el crepúsculo, el canto del gallo daba la bienvenida al nuevo día mientras en sus nidos, los pajarillos se desperezaban acariciados por los dorados rayos de sol que entre las ramas tímidamente se filtraban.
Las madrigueras de los pequeños animales del bosque comenzaban con lentitud a ser abandonadas por sus moradores, prestos al desayuno; entre ellos se encontraba el zorro, rey y señor de todo aquel entorno vegetal.
Los helechos, poblaban el suelo alfombrado de setas y otros muchos frutos silvestres propios de éste paraje.
Los troncos de los enormes árboles se elevaban como gigantes leñosos, coronados por tupidas copas que servían de hogar a las aves y ardillas.
Bajo la estribación, dominado por las águilas, un inmenso valle se extendía hasta el horizonte, atravesado por el río que por efecto de la luz matinal, semejaba un sinuoso cordón de plata.
Todo aquel paraíso comenzaba a cobrar vida con la primera luz y los grillos retirados a su descanso diurno, cedían el turno de canto a las cigarras y ruiseñores.
Las mariposas se entregaban a la acrobacia del vuelo en clara competición con los colibríes con quienes se disputaban el néctar de la floresta multicolor que todo lo adornaba.
Los cielos veían se surcados por bandadas de palomas torcaces, anunciadoras de la paz que en aquel lugar imperaba.
Toc-toc se oyó en la puerta de la cabaña, situada al pié de la montaña en un acogedor claro del bosque. El señor Celso que como buen madrugador se encontraba ya encendiendo la chimenea, se dirigió a ella con un gesto de extrañeza ya que carecían de vecinos en muchas leguas a la redonda de aquel frondoso lugar.
Un rico olor a café cruzó la puerta al abrirse y se deslizó hasta la narizota del inesperado visitante que aguardaba fuera sujetando de la brida un bonito póney blanco y negro.
Buenos días, dijo con aire cansado, como si de un lejano viajero se tratara; me llamo Clarín, pasaba por el valle y al mirar hacia arriba, divisé su cabaña; pensé que tal vez alguien podría ofrecerme una taza de café caliente para recomponer fuerzas; llevo toda la noche viajando y aún me queda un día más hasta llegar a la ciudad junto al mar, justo en el delta del río.
Adelante, respondió en tono hospitalario Celso; siéntese cerca del fuego …y decidido, le ofreció un tazón de café con rosquillas y rebanadas de miel. De inmediato, se sentó junto a él dispuesto a escuchar lo que el misterioso viajero parecía dispuesto a relatarle: ¿Ve usted aquella remota cordillera que se divisa a través de los cristales? …pues bien, allí tenía mi casa hasta ayer; después de muchos años ocupando mis días como leñador, voló hasta mi ventana una paloma mensajera con noticias de mi único hijo que vive en ultramar; emigró hace tiempo en busca de mejor vida y sonriéndole la fortuna, ahora me reclama; he decidido pues pasar el resto de mis días junto a él y mis tres nietos que aún no tengo el gusto de conocer, por eso quiero embarcarme en un velero rumbo a las Nacarinas y abandonar definitivamente el valle …ahora, dijo con pena, debo vender el póney que tanta compañía me ha dado durante éstos largos años.
Entre sorbo y sorbo de café, el señor de la enorme narizota y barba blanca, iba contando las aventuras y anécdotas que le habían tocado vivir, como si de un interminable libro abierto se tratara.
Junto al salón de madera, las puertas entreabiertas dejaban llegar suavemente todo el relato a las alcobas colindantes entre ráfagas de calor, que la leña chisporroteando enviaba, acompañadas de un agradable olor a resina quemada y a café.
Así, los dos buenos hombres charlaban amigablemente ya, saboreando el suculento desayuno.
Me entristece pensar el trato y cuidados que mi póney va a recibir de sus nuevos dueños, prosiguió el anciano …es un magnífico ejemplar, noble y robusto; conoce a la perfección todos los caminos de la comarca, hasta el punto de poder caminar en las noches obscuras sin perderse; posee una notable inteligencia además de otras muchas virtudes que algunos humanos, con perdón, quisieran para sí …podrán ustedes descubrirlas poco a poco en el caso que estuviesen interesados en comprármelo. Por otro lado, está acostumbrado a correr al aire libre y puede ser para él un duro golpe vivir en la ciudad encerrado en un establo probablemente sucio, maloliente ó poco iluminado.
Mientras fuera, el póney retozaba al sol tempranero, degustando entre pequeños galopes, las yerbas frescas y olorosas que aquí y allá crecían, ajeno al destino que incierto le aguardaba.
Al cuarto de los niños llegaban como una sinfonía los sonidos de la leña ardiendo y la animada conversación, entremezclados con las cortas galopadas de aquel hermoso póney al que habían avistado desde su ventana con la curiosidad y entusiasmo propios de los niños ante aquella sorpresa inesperada tan fuera de lo común …en voz baja discutían con ilusión las excursiones que harían a lomos de aquel caballito que parecía estar hecho a su medida; por un instante creyeron que el póney se quedaría definitivamente en casa.
Agazapados en la cama seguían ávidamente la conversación de los mayores esperando a que su padre se decidiese a adquirir el cuadrúpedo y con voz estruendosa entrara en la habitación anunciando la buena noticia, confirmando que el animal se quedaría por fin en la familia.
¿Quiere usted quedarse el póney, señor Celso? …parece haberle gustado su casa; sus hijos vivirán felices con él y aprenderían muchas cosas a su lado; además, a él le vendría muy bien pues necesita el calor de una familia y campo para trotar.
No puede ser, respondió el anfitrión, somos pobres y un caballo siempre es caro, aunque por otro lado pienso que mis hijos quedarían encantados con él y encontrarían un amigo de juegos en éste aislado lugar.
Salió al hilo de la conversación entonces la mamá que les había estado escuchando mientras iniciaba las tareas del hogar, ofreciendo unos ahorros que aunque escasos fue haciendo a lo largo del tiempo con mucho esfuerzo, como buena ama de casa -…con seguridad no serían suficientes, pero tal vez, el viejo Clarín se conformaría con obtener lo necesario para costearse el pasaje en el barco con tal de dejar el caballo junto a la buena familia, donde sabía que seria bien cuidado y tratado; aún así, aquella exigua cantidad no alcanzaría para costearse el viaje-.
Los niños , sin dudarlo, estrellaron contra las duras pizarras del suelo el cerdito de barro que saltó por los aires hecho añicos, vertiendo al exterior su contenido metálico que disperso rodó por la gran sala, pudiendo así juntar todo el dinero que se encontraba en la casa y hacer al fin el feliz trato.
El señor de la barba, partió entonces valle abajo y todos quedaron contentos del suceso.
Enseguida la familia organizó un paseo para el siguiente día. La madre, Nereida, preparó una gran cesta de comida y alegres emprendieron la excursión por el camino que el caballito, conocedor experto de aquellos verdes parajes, eligió a voluntad.
Los dos niños montados en la grupa blanca y negra respingaban junto a las alforjas, cargadas de todo lo necesario para pasar el día; acariciaban las crines y abrazándole el cuello lo besaban sin parar contentos con aquel regalo que el destino les había traído; mientras, el póney relinchaba y trotaba juguetonamente, agradecido por su buena suerte.
Los padres marchaban tras los jinetes disfrutando de los bellísimos paisajes que su nuevo amigo les iba descubriendo, donde los accidentes geográficos se sucedían constantemente …una catarata por acá, in desfiladero por allá, un manantial de agua cristalina por acullá…
Habían caminado ya un buen trecho, cuando de repente el póney comenzó a hablar: ¡hola! dijo con voz grave y contundente, ante el asombro de todo el grupo, me llamo Varuna, que significa señor de la noche y rey de los océanos …la familia no podía creer lo que estaba oyendo, ni conseguían salir de su asombro …¡¡¡el póney hablaba!!!
Quedaron mudos de la impresión y hasta los animales del bosque hicieron un largo y profundo silencio, como si un resorte les hubiese afectado automáticamente a todos, sin que estuviese muy claro si aquella voz era un truco ó encantamiento ó si procedía, tal vez, de algún árbol parlante de aquel misterioso bosque.
Interrumpiendo el silencio continuó: sí, aprendí a hablar hace mucho tiempo, fijándome en mi amo que siempre se dirigía mí como si le comprendiera y …efectivamente terminé por comprenderlo; luego fui traduciendo en palabras mis pensamientos pero tuve la precaución de no hablar jamás delante de desconocidos; -cambió entonces a un tono de voz
algo melancólica- y prosiguió diciendo: Clarín, que no podía llevarme con él
en el barco, se entristecía mucho al pensar que al dejarme en el pueblo con nuevos amos, podría acabar algún día en manos de saltimbanquis y titiriteros desaprensivos, recitando chirigotas ó contando del uno al cien; viajando siempre en una jaula sin poder trotar más por el campo que tanto me gusta …ó tal vez, pasando hambre y frío, maltratado, sin el cariño que todos los animales domésticos necesitamos de vosotros los humanos.
Boquiabiertos y en silencio escuchaban al parlanchín blanquinegro que ahora trochaba por un sendero plagado de zarzamoras para que pudieran recolectar fruta fresca para el postre.
Ahora, prosiguió el caballo, como veo que sois simpáticos y me queréis, os llevaré a un lugar secreto para daros una sorpresa que nunca más olvidaréis.
…¿Qué será? ¿Qué no será? …en el aire perfumado de orégano flotaba la pregunta pero al parlanchín caballito, pareció de repente haberle comido la lengua un gato, permaneciendo en silencio durante el resto del trayecto.
Fueron así caminando muy intrigados varias leguas hasta llegar a un enorme lago de aguas claras, que igual que un espejo reflejaba las escasas nubes algodonadas que cruzaban el firmamento como pesados barcos de vapor.
Descargaron las viandas y después de descansar gritó Varuna decidido:
¡¡ahora, todos al agua!! …nadaron lejos de la orilla y buceando entre bancos de carpas rojas y barbos, se adentraron hasta el fondo, perfectamente iluminado por el sol, hasta llegar a un raro paraje entre rocas semejante a una pequeña plaza de toros de fina arena blanca, en medio de la cuál un cofre semienterrado descansaba bajo la transparencia de aquel lago de aguas quietas. La emoción llenó sus corazones, pareciéndoles interminable el tiempo mientras se aproximaban a lo que parecía ser un tesoro celosamente escondido en las profundidades. Con esfuerzo pudieron desenterrarlo y ahí mismo, bajo el agua, lo abrieron de inmediato, cuando de pronto un destello de luz cegó por un instante los ojos de los impacientes buceadores.
…¿Qué había dentro del cofre? ¿Qué mágica sorpresa les aguardaba ahora? …un ¡¡¡chan, chan , chan!!! pareció sonar al unísono como una sinfonía en las cabezas de la sorprendida familia que no había tenido tiempo aún de recuperarse de las emociones anteriores.
El cofre estaba repleto de monedas de plata que con la luz solar que se filtraba hasta el fondo, resplandeció al ser abierto con un fulgor tal, que los propios peces estremecidos por los destellos huyeron en desbandada, como si del mismo diablo se tratara. Con gran esfuerzo, bajo el agua, cargaron el cofre a lomos de Varuna; y sin quedarles casi aire en los pulmones, salieron a toda prisa a la superficie a respirar.
El esfuerzo y la impresión, les había dejado extenuados; descansaron tumbándose al sol en una pradera de tréboles que rodeaba de verdor al apacible lago.
Tras comer y reponerse de la impresión causada por tan magnífica aventura, cargaron el tesoro en las alforjas y tomaron muy contentos el camino de vuelta a la cabaña por un sendero de cañas, también desconocido para ellos.
Las alondras y ruiseñores, se retiraban ya a sus nidos, y los primeros grillos se escuchaban en la lejanía de aquel feliz atardecer.
Por el camino, el póney continuó su alegre charla diciendo: Clarín es un mago secreto; todos los días os veía desde el otro lado del valle donde vivíamos a muchas leguas de vuestra cabaña; os veía perfectamente con su aguda vista de águila; sabía que sois niños obedientes, estudiosos y buenos y que amáis y respetáis a los animales y plantas, por eso decidió conoceros y dejarme con vosotros para siempre. El fue quien echó el cofre en el lago hace muchos años después de convertir con su varita mágica en monedas de plata, todas las piedras del camino con las que tropezaba una noche obscura, para que yo decidiera, algún día, cuando se marchara en el barco, a quien correspondería recibir éste gran regalo …fue muy divertida aquella noche cerrada, continuó relatando el póney: volvíamos a casa por los cerros rocosos y mi amo prefirió caminar en lugar de ir montado en mi espalda, como era habitual en las noches sin luna …la consecuencia fue andar de tropezón en tropezón con todos los guijarros que invadían el suelo; yo me desternillaba de la risa y para que no me oyera, tenía que taparme la boca con una oreja …los humanos, no tenéis los pies hechos para andar por caminos pedregosos, ni los ojos para moveros en la obscuridad y sin embargo os creéis superiores en todo a nosotros los animales …bueno, volviendo a la cuestión os diré que Clarín de repente se enfadó mucho con tantos tropezones y sacando del bolsillo su barita mágica comenzó a gritar enfurecido ¡¡¡RAYOS Y CENTELLAS!!! ¡¡¡CONVIERTANSE EN MONEDAS TODAS ELLAS!!! …y así fue tocando ó mejor dicho golpeando todas las piedras con las que sus torpes pies chocaban que como ya os he dicho, quedaban convertidas al momento en monedas de plata que más tarde arrojamos en el lago ya que a nosotros no nos hacían falta para vivir, pues todo lo necesario lo obteníamos de nuestro huerto.
Otra vez, una mañana de otoño, sucedió que bla bla bla …así el póney parlante, fue contando a ésta buena familia otras muchas aventuras bosque adentro, mientras la tarde iba cayendo paulatinamente y el manto azul del anochecer ponía fin a aquel apasionante día …a lo lejos se divisaba ya la cabaña entre los robles. El valle iba quedando en silencio y un lucero parpadeaba con más brillo a medida que el sol se escondía tras la montaña..
y colorín colorado…

Mis vecinos cuando hablan, no hablan:
gritan.
Cuando gritan, no gritan:
aúllan.
Cuando aúllan, no aúllan:
graznan.
Cuando graznan, no graznan:
relinchan
…y cuando tratan de comunicarse mediante el relincho, emplean una jerga más parecida a un concurso de onomatopeyas, por lo complicadísimo e inentendible que resulta su diálogo; siempre con el telón de fondo de un sólido muro de decibelios por el que asoman a diario: el Fari, Julio Iglesias, Manolo Escobar y las sevillanas rocieras de los años 60
que en éste entorno, resultan infernales;
¡casi ná!
…pero cuando discuten por el patio de luces, uno ya no sabe a que culpa
irredimible achacar éste mortal y crónico castigo.
…de aquí tengo que escapar;
no están hechas para mí las cárceles
ni las barricadas de hormigón
ni éstos locos ruidos.

En éste lugar de ensueño, discurren veloces las horas y los días parecen volar como en un cuento, dando la sensación de absoluta quietud, mientras nada parece ocurrir salvo el lento movimiento de las sombras que se estiran pausadamente bajo el giro imperceptible de la tierra.
El tiempo se aquieta en la mente mientras alrededor, la vida fluye con fuerza casi imperceptible, envuelta por ésta luz y brisa sanadoras para cualquier viajero procedente de la ajetreada ciudad.
Los sentidos, embotados por el ruido y el nervio ambiental parecen perder poco a poco su capacidad, enfocados en el ambiente hostil que caracteriza a las grandes urbes.
…Junto a la cancilla, verde y cimbreante, se balancea con la suave brisa un espigado papiro por el que gatea con parsimonia una avispa, atraída por el charco de agua que forma, en el suelo del pequeño patio, un grifo que gota a gota deja verter su contenido. Junto a la pared, indiferente, discurre una fila de hormigas que se entregan sin descanso al trabajo grupal, acarreando al nido toda clase de pequeñas miguitas que les servirán de sustento durante el invierno.
En una esquina bajo la sombra del jazminero, dos telas de araña se estre_
mecen sacudidas por las ráfagas de viento que llegan amortiguadas hasta el sombrío y apacible rincón, donde sentado a la sombra me encuentro sumido en la contemplación de éstas pequeñas peripecias que la naturaleza ofrece lejos del bullicio.
Un insecto volador evoluciona bajo la sombra, emitiendo un sordo zumbido que en medio del silencio, trae una nota musical como contrapunto a la quietud del lugar, capaz de alejar con sus pequeños estímulos cualquier pensamiento, mientras de lleno uno se entrega a la contemplación de las pequeñas cosas que te hacen sentir vivo, rodeado de tanta diminuta magnificencia.
Acude también, en ocasiones, alguna abeja a libar en la abundante flora_ _ción del jazminero; su zumbido va y viene mientras vuela de flor en flor,
al tiempo que un jeco se oculta velozmente, correteando por la pared detrás del enorme y florido arbusto.
Todo parece estático para los sentidos acostumbrados a los estímulos fuertes de la ciudad, pero esto no es más que una falsa apariencia; en realidad sólo se trata de conectar con la cadencia sutil en la que transcurren aquí las cosas … con la calma con que la vida fluye en circunstancias tan diferentes a la rutina ciudadana.

Locas gargantas de voladores presos en réplica a las sirenas policiales y uvis móviles donde se debaten entre retortijones moribundos de vidas sin sentido alguno.
Cantos y acero hostiles. Ausencia de equilibrio.
Rota naturaleza, vejada y des armónica …nubes ruidosas de mercurio mensajeras del caos y el desatino.
Aire corrompido, subyugado por férreos ingenios; colores de presagio gris y denso; rostros sin alma. Miradas vidriosas e infinitas de interior vacío y opaco. Pájaros que jamás volaron …monstruos sometidos, cautivos de otros presos; de otros seres presos y alienados que como bultos corretean su amargura por un absurdo laberinto sembrado de atropello, harapos e inmundicia en pos de obscuros iluminados, de falsos profetas y anticristos.
Enfermos sin hálito y turbados …dolor de espíritu.
Perdidos, autómatas, zombis que caminan; inocencias frustradas …pena y nostalgia.
Espeso y amargo silencio. Naturaleza revelada y caótica: hambre, sida, cáncer y miseria. Perros famélicos de ojos vidriosos y afilados dientes.
Frontera de la sarna y de la lepra, donde se brindan falsas estéticas paridas por ingenios informáticos, para uso ruin de abanderados del progreso y la codicia.
Psicópatas, desleales, incrédulos … cerebros retorcidos, cohabitantes todos en la desconfianza y en la envidia, enmascarada siempre de estéril mueca y de sonrisa.
Mentes diabólicas del consumo irracional, del exterminio lento del veneno y del gran laboratorio de la muerte.
Inquisidores y verdugos …sicarios implacables del “caballo”.
Taladores de selvas; artífices del fuego y de los espacios yermos; notables de la destrucción y enemigos del ozono …asesinos del último vestigio.
Porteadores iluminados del cetro maquiavélico -juez y parte- vecinos todos de la urbe, de la gran urbe, reina del hacinamiento y la soledad de entes numerados y censados, destinatarios de la calamidad, la angustia y el abandono en la desesperanza: rebaños del miedo y amedrento.
Moradores de inhóspitas colmenas: madrigueras sepulturales exentas de intimidad y espacio, delatoras del amor y de su gozo; barricadas al despreciado horizonte.
…Inexistencia de sosiego …árboles muertos, cloacas de agua turbia y podredumbre, nichos de orina y sangre …velado firmamento donde las estrellas dejaron de brillar.
…Verde olvidado para siempre en la urbe sin paz …en la gran urbe; espiral invertida de la nada donde todos sobre mueren a la descomposición entre esputos en el hedor del crimen, la traición y la mentira en el más amargo y profundo dolor del alma.
Atmósfera pestilente de plomo y radiación: excremento de máquinas y más máquinas en agresiva pugna por el espacio vital inexistente para sus propios creadores, padres de la confusión y el despropósito.
Torpes náufragos del fango, ahogados de violencia en el aliento apocalíptico y fetal de la urbe sin paz …de la gran urbe: condena de asfalto, sombra y muerte.
¡¡¡Sálvate!!! gritó desde la tumba un cadáver que aún no estaba muerto.

…Ó esencia y apariencia que en el campo de la percepción se nos presentan tamizados por nuestra particular manera de recibir la información visual además del estado emocional y mental del momento y por otras diversas cuestiones mediatizadoras, como son la memoria, el bagaje cultural, entorno social etc. que en consecuencia nos crean una “realidad” que como sabemos no es sino una subjetiva sucesión de interpretaciones que conforman nuestra reducida y convencional visión del universo.
Simbiotizar y armonizar ambos axiomas equivale, en el terreno de la plástica, a un “juego” que puede permitirnos conectar, si estamos abiertos a ello, con el área de la intuición pura, descodificando así los convencionales filtros ya citados. La esencia sería lo desconocido, lo verdaderamente nuevo y creativo que anhelamos desvelar, es decir, el mundo no manifiesto que la forma en su abanico de apariencias contiene; fuera del plano de la verbalización y del análisis especulativo. La esencia es por tanto el puente hacia el mundo de la abstracción, donde no hay palabra sino un estado sorpresivo de ensoñación sin referente ni memoria, tal cual perciben los niños, que ven el mundo siempre con ojos nuevos.
La forma ó apariencia vendría a ser el tempo ó base central de datos.
Es necesario pues, ante la obra de arte, desconectar nuestro disco duro y
percibir en conjunto la totalidad de manera aséptica, permitiendo que la retina ejerza su trabajo de la manera más genuina.
La luz y la temperatura del color en un atardecer junto con el sonido del viento, por ejemplo, pueden proporcionar una sensación difícil de explicar si los percibimos sin distracciones, es decir, con la base de datos desconectada; simplemente abandonados a la totalidad, fundidos en la escena y absortos en ella sin más. En ese ejercicio de abstracción donde “hay y no hay forma” percibimos de manera más libre y en consecuencia de manera menos convencional las imágenes, los hechos y los fenómenos naturales. Como decía mi amigo y uno de mis maestros, el pintor Julio Antonio Ortiz “es necesario ver el arte con la mente en blanco”

Reinaba en un lugar una miseria tan execrable que el causante de todo aquello, estaba entre monstruo y engendro, no llegando tan siquiera a ninguno de los dos.
Gustaba al jerarca rodearse a diario de una cohorte de aduladores que le seguían a todas partes como perrillos faltriqueros. Entre los mismos podían encontrarse, casi siempre, altos dignatarios y algún que otro avezado capellán, canónigo ó arzobispo, sin faltar nunca por supuesto, no menos de
2 ó 3 exponentes meritorios del más bajo y despreciable servilismo palaciego, con el propósito y la esperanza de trepar. Todos ellos contribuían con su actitud a mantener en pié el ego de aquel enorme edificio de papel, gráfica expresión del alma de un rey maligno y vulgar a quien nadie podía mirar de frente, salvo por orden suya.
Era tanta su autoestima que por la corte siempre corrían dichos maliciosos
acerca de su supuesto color de ojos, de su fealdad, su defectuosa dentición ó cualquier otra expresión que fuese justificante de su prohibición, que no sería más, a fin de cuentas, que la huida a las miradas de los súbditos, siempre atemorizados y pelotilleros.
Un halo de maldad le rodeaba …era éste su poder atemorizante sobre los demás.
Su presencia de bien dotada estatura, envuelta en tules de disparatados colores; su enorme cabeza brillante como una gran bola de ámbar coronada
de laurel, ejercían en su rebaño el miedo y la desolación …todos estaban poseídos por el dominio implacable de su rey y señor engalanado siempre de joyas y de cualquier artificio que contribuyese a impresionar a sus estúpidos y atemorizados seguidores que aunque sumisos, le despreciaban
irremediablemente, albergando hacia él los peores pensamientos y secretas conspiraciones a pesar de sus hipócritas actitudes.
Aquel palacio era la corte del despropósito, producto de la injusticia y el abuso que poco a poco se fue mimetizando en la suavidad, hasta llegar a nuestros días, camuflado de buenas palabras y falsas intenciones, mientras éstas “amables maneras” continúan generando pobreza y dolor entre los más vulnerables.

El obscuro manto exhibía como una herida de arma blanca, un tajo profundo que en cuarto menguante destellaba.
Todo el misterio impenetrable de la noche latía en resplandores diminutos; cientos de agujeros: pulsación del firmamento por donde el hálito del mundo se escapaba.
De frente, suspendida en caprichoso ángulo, la estructura celeste del Gran Carro. Todas las constelaciones por él capitaneadas, titilaban sujetas con aplomo a la bóveda infinita en la quietud del cielo inmenso, donde a veces, una saeta de fulgor era lanzada.
El brillo que animaba el artificio era tal que el azul sustentador de terciopelo, parecía estar ahí para mis manos …y bajo el pálpito vital de ese gran templo, como en un perturbador ensueño, todo resultaba cerca y lejos, perdiendo de igual forma, su existir conceptual el tiempo.
Inmerso de lleno en esa escena embriagadora, pareció también desvanecerse la idea arriba-abajo donde mi levedad flotaba en la obscura paradoja de la infinita altura.
En lontananza, el último estertor de alguna presa cedía un dato sonoro de
ultratumba, que lastimero y apagado cruzaba fugazmente el valle.
Silencio y más silencio entre el susurro que en la distancia dos cigarras nocturnas se enviaban, acompasado en el concierto ancestral de remotos ladridos y esporádicas voces de grillo a contrapunto. A pocos metros, una hoja hacía caer su ingrávido lamento entre las ramas.
Impetuoso, un repentino golpe de viento acudió como un tropel de entre los pinos que recortados contra el espacio, crujían como gigantes doblegados.
Atraído entonces por una extraña fuerza, miré hacia la izquierda del camino y allá en medio sobre la pendiente en la obscuridad de aquel paraje, una presencia inmóvil me observaba.
Sobrecogido por aquella forma ovalada, como de un cánido fuerte y ancho, recibí una sacudida que electrizante y fría flageló mi espalda igual que un látigo.
Nuestros halos de energía descargaron solos, frente a frente, su mensaje telepático de aviso; el miedo acudió a desconcertarme, mientras el pensamiento torturado se batía.
Permanecimos inmóviles mirándonos en la obscuridad y antes que el pánico delatara mi convulsión interna, extendí una mano resoluto en actitud imperativa, cuando en el centro de la obscura silueta se hizo visible un destello corto, potente y muy pequeño. En ese instante, sentí haberme recompuesto; mi energía era más fuerte y se lo hice saber mediante el halo electrizante que mi cuerpo irradiaba como una pila eléctrica cargada.
El viento arreciaba pareciendo traer con su sonido una furiosa horda de jinetes de entre los árboles que se batían entre sí. Tuve para mí, como en un sueño, todos los vientos, todos los sonidos, las peripecias nocturnas de todos los seres vivos y sus minúsculos movimientos …nada se me mostraba ajeno, pareciendo amplificado por la nocturnidad que creaba un estado alterado en mis sentidos y consciencia. Tuve el giro paulatino de la tierra, todo el rocío y el fuego; el devenir de nuevas vidas hasta el valle …las muertes necesarias de aquel reino; tuve también el aliento verde del bosque, la sangre y el agua que latían en sus lechos …todo, al unísono, me resultaba conocido, siendo parte integral de su existencia y armonía donde el acorde de mi ser, daba la nota exacta en el pentagrama interior común a todos ellos.
Los sentidos se esparcían estallando y en el concilio que percibieron al vibrar, una gran fuerza me brotó dentro …no había razón ya para el miedo del que a veces se obscurece el sentimiento.
Poniendo a prueba mi valor, di la espalda a la masa ya vencida, percibiendo cómo dos manos invisibles me empujaban hasta el límite del vértigo; el camino pareció entonces volcarse, acusando el desnivel más pronunciado
-una treta- pensé con frialdad y debatiéndome con fuerza, pude mantener al fin el equilibrio mientras caminaba despacio en la negrura de aquel camino.
Después, con lentitud, en desafío, fui avanzando sin volverme hasta la casa y a obscuras me tendí sobre la cama. Mi ser vibraba integrado en la rueda poderosa de las fuerzas naturales, sobrecogido por la experiencia, en paz y libre, hasta dejar en reposo el pensamiento, cuando millones de destellos me atravesaron y al momento se hizo muy obscuro de nuevo.
Tumbado plácidamente con las manos cruzadas sobre el pecho, vi mi astral salir del cuerpo que suspendido en el aire me miraba; también yo lo observé
y como en un juego de doble consciencia, brevemente sin pensar nos escrutamos.
De color neutro, luminoso y tenue, parecía la nube ovalada de un gran feto; el cuerpo yacía tranquilo abajo, unido a él por un cordón de la misma luz etérea.
Abandonado en el sopor, ascendí en la penumbra, teñida por un lejano fulgor transparente verde tenue que apenas iluminaba todo; en el imprevisto ascenso, apareció a la izquierda la silueta inclinada de una enorme montaña levemente a contraluz en el espacio por el que ya discurría veloz; pasé junto a ella acelerando y al rebasarla todo se tornó de nuevo en sombra; después,
la suave luz verdosa que todo lo inundaba dibujó un sin fin de pequeñas figuras por las que me vi rodeado de improviso y que en todos los planos oscilaban erráticamente.
El aspecto multiforme de las mismas, era la simbiosis variada de entes geométricos con raras criaturas zoomórficas nunca vistas, que lejos de parecerme monstruosas, resultaban de un fascinador aspecto sobrehumano igual que una mascarada en total desorden y anarquía.
Sus rostros jugaban a las muecas sin descanso; otras de expresión rígida,
parecían extrañamente inanimadas a pesar del movimiento inquietante que les caracterizaba; unas oscilaban, otras caminaban sin miembros pareciendo transportadas por un viento inexistente de manera que toda aquella animación pareciera responder a una extraña ley de fuerzas diferentes de las que rigen a los cuerpos sometidos a la gravitación del universo.
Impresionado, quise retroceder de inmediato y con miedo visualicé el cordón hasta mi cuerpo, pudiendo así, desde él, mirar al escenario en un relámpago.
Debo proseguir, pensé, pues aquella, al fin y al cabo, era una prueba a superar; una frontera hasta el siguiente estadio y la reconocí como el territorio espacial de otros seres menos evolucionados, que excitados tal vez por mi presencia, corrían zizagueando; subían y bajaban junto a mí, como si de espíritus burlones se tratara. Emitían el resplandor de suaves luces de colores fluorescentes variadas y muy bellas.
Convencido en el deseo de progreso, pude rebasar por fin aquella gran antesala y de nuevo me hallé transportado a toda prisa en la penumbra verdosa, limpia y vacía ahora que se me antojó un cristalino océano de éter.
Vi entonces una línea de luz pequeña y cóncava con forma de media luna acostada, con las puntas hacia atrás, inclinada ligeramente a la derecha, en la cuál fui integrado de inmediato.
Ahora progresaba en sentido horizontal, mientras igualmente todo sucedía
entre penumbra …de improviso, a la velocidad del rayo, vi un gran desfiladero rocoso a cuyo interior marchaba, penetrando en él como una centella. Las dos paredes del gigantesco y sinuoso prodigio, eran rebasadas vertiginosamente sin que nada me escapase a la vista.
Un intenso placer invadía los sentidos, integrado en la línea conductora, mientras la fuerza centrífuga y la aceleración transmitían así mismo su potente energía a mi existencia no corpórea, causando la ilusión de ser mi propio cuerpo el desplazado.
En el avance pude contemplar maravillado los colores que conformaban al coloso de roca, nunca observados tampoco anteriormente. Todo emitía una fosforescencia interior, tenue y luminosa al tiempo, donde la definición en la penumbra siempre era precisa y neta como a la luz del día.
Cientos de colores mágicos, diferentes y suaves, próximos y distantes a los verdosos, anaranjados, violáceos, amarillentos, rojizos y otros no identificables, cuajaban de matices las ciclópeas paredes verticales que parecían así reverberar de la energía sutil que todo lo impregnaba.
Por el enorme cañón fui circulando velozmente a media altura, integrado en la línea de luz, como si ambos fuésemos uno, al tiempo que podía verla desde atrás, sin dejar de sentirme dentro de ella …no había experimentado nunca nada igual; era insólito y muy bello el espectáculo que a mis ojos asombrados se ofrecía.
Todo aparentaba latir de vida y misterio diferentes, como el paraíso idealizado de un sueño infantil.
En el éxtasis frenético, embriagado por la velocidad, tomé consciencia, otra vez, del cuerpo al que permanecía unido como una cometa por el cordón de luz; pude verlo tumbado en la cama y desde él, como en una doble visión, podía sentir el movimiento en que mi otro yo gozoso se encontraba ya muy lejos.
Pensé en el tacto de las manos que recibían su calor, mientras sereno, participaba del suceso como ancla material del doble etéreo.
En la penumbra, las rocas multicolores se elevaban verticalmente sobre mí y abajo, la sima profunda, iba quedando atrás.
Paulatinamente comenzó el cañón a ensanchar su enorme entraña, por donde navegaba serpenteando, inmerso entre sus curvas, hasta que por fin salí de él proyectado a la obscuridad más absoluta; la sensación de inercia me invadió entonces sumando así otro deleite y tras vagar un momento en las tinieblas me encontré en otro nuevo espacio, donde la aceleración aumentó infinitamente, como si de un disparo se tratara. Fui proyectado súbitamente entre grandes nebulosas que con lentitud se aproximaban …todo parecía ahora desplazarse alrededor más lento, a causa del tamaño indescriptible de esos entes siderales que ofrecían un panorama jamás imaginado.
Aún seguía discurriendo en la penumbra algo más obscura, donde flotaban aquellos mundos de luz propia, en su lejano confinamiento, como boyas espaciales del infinito.
..Era feliz por completo sumido en tan profunda soledad, sin que nada me inquietara, por el contrario, la sensación de inusitada velocidad y el encanto de aquellos hermosos paisajes, causaban en mí el deleite de las panaceas más puras.
Como la luz, avanzaba exento de todo lastre; sin pensamientos ni recuerdos, inmerso en la sensación de tanta armonía y belleza.
Las grandes y delicadas masas de luz amarillentas ó blanquecinas pasaban con quietud a mis costados; una, descomunal, invadió hacia la izquierda todo el campo de visión por ese lado; la rebasé después de un rato; quise en ese momento revisar de nuevo la línea de luz que me unía al cuerpo, asegurándome de no estar perdido en la inmensidad de aquel paraje interminable.
El sentimiento de extrema lejanía acudió a la mente repentino …estaba ya demasiado lejos y temí no encontrar el camino de regreso, perdiéndome para siempre en la soledad de aquel inconmensurable océano de cuerpos luminosos. La decisión de volver hizo que en un prodigio, sin desandar el recorrido, me hallara enseguida ante mi cuerpo, que plácido y sereno con las manos sobre el pecho, contemplaba en feliz estado al astral volver de su andadura en la mágica unidad umbilical que permitía ser dos y uno, separados e integrados cada instante.
Absorto por aquella peripécia y sin noción del tiempo, quedé dormido en la realidad material del aposento, hasta que el sol bañó de oro el mágico despertar de un nuevo día.

-Oye ¿tú cómo comes?
-¿Cómo? …que ¿cómo como?, ¿cómo que cómo como? …pues como como.
-Está bien, sigue comiendo, Comino, pero no te comas las comas cuando cantes, así no me como yo el coco cuando corra para cazar ratones.
-Como quieras Camila, acabo de caer en la cuenta que tu cabeza gatochéa, ¿cuándo hemos comido comas ó cocos?
-Cierto es pequeño Comy, tal vez sea el cansancio de tanto escalfado de caballo, de camello ó de cacatúa que me hace desvariar.
-He visto en Alcato Casch unos precocinados de comadreja con coles, caldo de ratón al queso, codillo de cabra catalana, cacerola de cacahuete con carne de cocodrilo escabechado y colibrí al kirsch, listos para calentar y comer.
-¡¡Caramba!! que sibarita te has vuelto canalla; vuelve al súper, coge un carro y compra para comer alguna cosa que no sea cara con caldo de calabaza a ser posible cariño; trae también carpacho de ratón al queso y calimocho para beber en vez de tanto capricho caro.
-¿Cómo?, no quieres catar cosas nuevas para comer?
– Que va Comy, no es eso; es el colesterol que me causa verdaderos quebraderos de cabeza.
-¡Carajo!, que complejo con la comida basura, como si comer precocinados
fuese cosa descabalada ó causa de calamidad; calla y no me canses con tanta dieta cabal, me voy a cazar ratones y no se hable más.

…¿Cómo no he de ser cambiante? siendo cien en uno al tiempo, cuando el espíritu inmerso en la contradicción se rompe en retazos, deshilachándose y recomponiéndose,
mientras en la disgregación, cada pedazo, como una pompa, se cierra en su propia y peculiar individualidad en respuesta, tal vez, a un código secreto en el que cada parte se rigiera por pautas diferentes; por visiones y sentimientos distintos; por pensamientos
a veces contrapuestos, liberados en su propia convulsión como fuerza complementaria
y natural de la propia armonía.
En éste cósmico vigor: geología transformadora del espíritu, afloran sentimientos arcaicos que anclados remotamente en el silencio, logran conocer la luz en un espasmo desintegrador y vitalista del todo que somos, renovado de ésta manera.
Mientras, fuera, paralelamente a éste “cataclismo” parece reinar un plácido equilibrio;
aquel sobre el que estática, posa la sombra común y gris de siluetas que no advirtieron jamás el vivo temblor del suelo bajo los pies.

Hace tiempo, tenía una amiga que aficionada a éste clima benévolo; venía puntualmente a pasar los meses de verano a la residencia que años atrás se construyó con esmero en el mejor lugar de la naya. Aquella vez apareció con una anilla blanca en la pata donde a buen seguro figuraban sus señas de identidad y el país de procedencia, probablemente algún remoto y frío territorio del norte de Europa.
Aquel primer verano, cuando construyó su nido, fue una alegría para mí el hecho de que hubiese elegido mi casa como el lugar preferido para instalarse, más aún a sabiendas que las golondrinas vuelven cada año al mismo sitio, lo que me garantizaba el disfrute de su compañía durante algunos veranos … probablemente yo dejaría aquella casa y ella continuaría viniendo a su lugar de vacaciones.
Estaba claro que no tenía miedo de mí, ni de las personas que con frecuencia venían a visitarme; tampoco del gato que por aquel entonces era mi buen amigo y compañero de rutina. Lorenzo, nombre con el que bauticé al felino años atrás, miraba igual que yo, embelesado, cómo durante días la golondrina fue haciendo el nido con barro que seguramente traía desde lejos a juzgar por el tiempo que transcurría entre viaje y viaje.
La naya, adosada a la entrada donde se instaló, tenía cinco arcos de acceso, tres de frente, paralelos a la fachada y dos laterales, haciendo un amplio rectángulo que proporcionaba sombra y frescor en verano; testigo de reuniones y otros momentos de esparcimiento que proporcionaban a la casa un fabuloso confort para trabajar, leer ó echar la siesta de Marzo a Octubre y en los meses de invierno, abrigo contra la lluvia y el frío.
Mi buena amiga voladora, tenía que hacer verdaderas cabriolas para llegar al nido; descendía para colarse por los arcos que constituían la zona baja del pórtico, para ascender en pocos metros hasta la parte más alta de la misma, donde las vigas inclinadas del tejadillo se unían a la fachada, lugar donde plantó su casa y desde donde dominaba todo, fuera del alcance de Lorenzo y de cualquier mano humana.
Verla evolucionar en el aire a tan corta distancia cientos de veces cada día era un privilegio que la naturaleza regalaba, sobre todo cuando criaba sus polluelos que permanentemente pedían su alimento a gritos, asomando fuera del nido sus cabecitas pelonas y sus enormes boqueras amarillas que adornaban el pico en su condición de pollitos.
Al cabo de algún tiempo de su llegada, en aquel primer verano, la confianza mutua que se generó entre nosotros era tal que a veces se posaba cerca de mí siempre que no estuviese presente el gato; ambos se vigilaban siempre como era natural. Cada vez que éste saltaba intentando atraparla en sus evoluciones de llegada al nido, se llevaba una buena reprimenda por mi parte, pero su instinto cazador fue siempre más fuerte que mis buenas intenciones …para la golondrina estaba claro que nunca la atraparía, pues era muy veloz y conocía bien por qué arco de acceso debía entrar, según la posición que el gato ocupaba en cada instante.
Agradecido por mi buena suerte, le tenía siempre un recipiente con agua, haciéndole ver que a Lorenzo no le dejaba pasar una, cada vez que éste intentaba atraparla en sus evoluciones …llegamos a hacernos pues, verdaderos amigos y aliados.
Hoy su nido es como una casa abandonada en ruinas ya; ahí sigue cayéndose a trocitos, como recuerdo de aquella bonita historia que me tocó vivir y como presagio que nunca más volvería aquel pequeño acróbata del aire.
Hace cinco años ya que falta a su cita; ni ella ni sus descendientes regresarán más, estoy seguro, y con seguridad, el nido no volverá a ser ocupado jamás por ninguna otra golondrina.
Aquella preciosa experiencia me traía , a veces, el recuerdo de otra similar a diferencia que ésta vez el nido se ubicaba en un pozo árabe que descendía por cuatro tramos de escalera hasta un aljibe abovedado de ladrillo visto, donde se encontraba el manantial de agua pura y fresca, en el subsuelo del Agosto Extremeño …era sin duda el lugar perfecto para la temporada de verano ajeno al calor insoportable que caracteriza mi tierra durante esos meses. Aquel nido llevaba muchos años recibiendo golondrinas, generación tras generación. Bajar hasta allí era como disfrutar de una caricia entrañable y húmeda en la penumbra que aumentaba en el último tramo, donde el nido, hecho de arcilla y saliva para que durase, se encontraba …no había en los alrededores otro lugar mejor para instalarse.
Debió ser una aventura y un gran descubrimiento la primera vez que una golondrina se adentró, casi a ciegas en la penumbra de aquella entraña húmeda, bajando los tres tramos que descendían hacia la izquierda, rozando seguramente las paredes, mientras su vista trataría de acoplarse rápidamente a la penumbra de aquel pozo acogedor en verano y dar la vuelta enseguida ascendiendo a toda velocidad hasta la luz cegadora del Agosto Extremeño.
Los establos, zahúrdas y demás estancias del cortijo, estaban plagadas de nidos donde año tras año acudían cientos de golondrinas en la estación estival, pero el pozo era sin duda el mejor emplazamiento donde pasar aquellos meses de calor sofocante; allí no había ruido, ni ratas, ni nada que molestase al pequeño planeador en la crianza de sus polluelos; ni siquiera vecinos, ya que en otros lugares, los nidos se apiñaban bajo las vigas de madera de las estancias y cuando los pollos pedían comida la sinfonía de píos pios era insoportable. El pozo, por el contrario, ofrecía paz, frescor y un silencio sólo interrumpido por el eco de algún suave plof que el agua cristalina y quieta emitía cuando alguna brizna de la bóveda caía en ella.
El lugar exigía su precio al pequeño planeador que para entrar ó salir de aquella cueva silenciosa y obscura de ladrillo, requería de una gran habilidad de vuelo y acrobacia …recuerdo cuando seguía la construcción del nido, cómo mi pequeña amiga entraba allí totalmente a obscuras. …Me preguntaba siempre como su pupila podía adaptarse a aquella obscuridad tan rápidamente, volando casi en picado sin rozar en ningún sitio … aquel era más bien un lugar para murciélagos. …es una de las pequeñas lecciones que la naturaleza da.
El riesgo que corría cada vez que bajaba era enorme; podía chocar y hacerse daño para después caer al agua fría y cristalina hasta el punto que no se veía en qué escalón estaba la superficie de la misma, salvo que bajases con un palo para mover la superficie ó tirases una piedrecita para ver las hondas que formaba, no sin antes haber esperado un rato para que la vista se adaptara a la obscuridad del entorno, momento en el que podías disfrutar de aquella silenciosa penumbra.
Sus compañeras de vuelo, por el contrario habían elegido vivir en comunidad entre las vigas del establo, con mucha más luz y corriendo menos riesgos, pero pasando un calor mortal, ya que las tejas, pobladas de ruidosas ratas, se encontraban a pocos centímetros sobre los nidos, recibiendo la radiación del sol de justicia del verano Extremeño.

Como palabras, se entremezclan en la sobremesa nuestros objetos, instrumentos cargados de rutina; mientras en el reducido ámbito del lavabo ó en la soledad del dormitorio, los enseres íntimos merodean a diario sin ser apenas observados.
Los menos útiles permanecen inmóviles en las estanterías que a fuerza de reiterar su presencia, son igualmente despreciados. Todo sucede envuelto en la rancia pátina de lo cotidiano. Discurrimos entre ellos sin advertir que en su destino de orden ó anarquía se encierra el valor esencial de la forma pura para deleite de los sentidos, sólo enrarecidos por la inercia y mediatez del ser humano que sombrío entre la luz que le circunda, ansía mirar mucho más lejos, donde sus ojos apenas alcanzan a ver nada; allá donde, incluso, la abstracción desaparece, donde el sentimiento se esfuma como el éter en el primitivo deseo de interpretar la sublime e inalcanzable paradoja.
Los enseres del patio, del trastero, las herramientas del taller, los cajones llenos de caprichosas formas y colores, los útiles de cocina …los rincones siempre olvidados y todo aquello que se observa a través de esos cuadros magistrales que constituyen nuestras ventanas, junto al hálito vital de los seres circundantes, conforman un hermoso recreo para los sentidos excesivamente acostumbrados a la belleza cotidiana en su sencillo acontecer
como para llamar nuestra atención.
Todas las cosas cargadas, en el transito diario, de huellas que cuentan la historia de nuestras vidas y de otras ya extinguidas, tras las cuales bulle el mecanismo atonal de la rutina, de nuestra propia y anquilosada rutina de la que pueden ser rescatados para los sentidos desde la alerta y la consciencia a través de la percepción abierta a nuestros hogares, ciudades y campiñas, donde suceden infinidad de diminutas y palpitantes epopeyas ajenas a los sentidos, necesitados de estímulos fuertes, inalcanzables muchas veces, mientras delante nuestro sucede una procesión de ricos y divertidos aconteceres.
…De igual manera, brotan plantas nuevas y la vida inestimable de otros muchos seres se debate ante ojos que tan sólo miran pero no ven, como oír no es igual que escuchar los acordes del viento en la ventana ó el fragor poético de la lluvia en los cristales… Así la existencia cristalina del vaso permanece pura incluso a la mirada indiferente, incapaz de percibir ese diáfano prodigio, como tampoco arrancará, ignorado, verso ó latido alguno …ni al fluir superficial de la mirada una caricia, ni melodía al sentimiento que en la jornada vive en el silencio musical inadvertido …ver, escuchar, percibir, sentir …llaves para acceder al estadio de la propia armonía interna: eso es orar, le susurró un pensamiento a mi vacío.

Es difícil describir el panorama que hoy tengo ante los ojos; ¡que colores! ¡que amanecer! …
Tic tac, tic tac, tic tac …sólo se escuchan mis pasos en el camino. …Con ésta luz creciente es raro oír algún grillo que hasta hace unos momentos daban su peculiar toque sonoro al paisaje vespertino.
Ya es Octubre y el camino llano, como llamo al de los olivos, se me abre por delante, como muchas mañanas, rumbo al disco solar que en la lejanía gatea muy encendido ya por encima del horizonte marino que aún no alcanza a verse.
Las gotitas de rocío sobre el verde follaje de las lindes posan en él encendidas por el sol rasante que despierta.
Alegres bandadas de gorriones juegan veloces a perseguirse contagiándome su estado de ánimo lleno de vibrante plenitud …hace poco que el verano ha quedado atrás y todo ha recuperado una apacible laxitud; sólo quedamos ya en la zona los residentes habituales. …Gracias madre tierra por hacerme sentir tan rico y lleno de alegría ésta mañana!.
Las viñas, por las que serpentea el camino, han dado sus frutos hace un mes y esperan su próxima labor de poda para volver a empezar su generoso ciclo anual …aún se ven colgando de las parras algunos pequeños racimos, dorados por el sol de Septiembre, que aquí llaman cabreróts, para deleite de los pájaros y demás animales silvestres. La vida bulle con fuerza en medio de éste maravilloso vergel, cuidado con mimo por los campesinos que a ésta hora temprana descansan tras la reciente vendimia.
Los perros de la caseta de un cazador han detectado desde hace rato mi presencia y ladran de aburrimiento en su jaula desde la lejanía, llevando su eco a todos los rincones del solitario paisaje. El viento sopla tímidamente en el frescor de la mañana trayendo un suave olor a mar, bajo el sol que acaricia con su cálido abrazo cuanto ilumina.
Tras la curva que corona el último repecho, se abre la enorme hondonada que atraviesa hasta lo más profundo de la campiña, llena de parras que desde éste balcón pueden verse perfectamente alineadas. Hasta aquí llegan remotos sonidos, muy apagados ya, en contraste con las alegres bandadas de pájaros que desde muy cerca desperdigan con bullicio sus notas por todo el lugar …a veces viene transportado en el espacio, el canto del abejaruco mezclado con lejanas voces humanas que desde alguna casita fluyen con el el viento hasta aquí para dar un toque humano a la luminosa escena del alba.
Cuidado con la lengua de agua que cruza ahora el camino inclinado; hay mucho limo verde y resbala …ha llovido éstos días y en éste punto cruza un pequeño barranco que a la derecha se pierde entre las zarzas hasta el fondo valle abajo, transportando el agua que desde hace días rezuma de éstos fértiles campos.
Salto éste espejo de cielo rojo y continúo el camino hasta coronar el punto más alto, cuando de pronto aparece tras el repecho la línea del horizonte marino en la lejanía, añadiendo una visión de quietud a éste escenario vibrante, plagado de bancales de almendros y viñedos. A veces puede divisarse, difuminada, la isla de Ibiza como un tótem solitario en medio del mar, a unos cuarenta kilómetros, en las mañanas sin bruma.
Rodeado por una sinfonía de sensaciones camino hasta mi bancal preferido de almendros donde acostumbro a pararme a observar el escenario que se abre con el día.
Desde mi atalaya, sentado sobre una gran piedra que se encuentra al borde de un elevado bancal, domino todo el amplio territorio; observo y escucho agradecido por mi suerte, preparándome para el regreso al estudio y comenzar el nuevo día lleno de buenas sensaciones en sintonía con la vida misma.

Ante tu mal estás sólo; a solas con la amiga a la que has de cortejar: Luz
…la luz que de nuevo vuelve a esconderse si tus ojos no la buscan …pero
está ahí en el río; claro de luna del silencio de los perros que te alertan y acotan la campiña; centinelas del horizonte sin fin donde existe el negro pu_
ro y la luz más cegadora.
De nuevo: luz matutina que emerge de la lava; compasión universal hecha fuego y calor; amparo en la noche obscura del alma errática; camino en el pedregal de la supervivencia …destino último de la vida con mayúsculas.
Con mi propio candil ahora camino acompañado; el camino se hace ante mis pies; si parpadeo, se desvanece pero aún así puedo seguir viendo: se ha activado el interruptor de dentro.
Ahora también el horizonte es el lecho de mi visión, umbral para contemplar como se funden dos elementos primordiales que antes no alcanzaba a ver: la tierra y el aire, lo sutil y lo denso …amor en la lejanía de éste camino medio.
…Allí late el misterio de la existencia, esa fugaz luciérnaga que palpita y como el parpadeo, se esfuma y vuelve en su eterno latido, siendo y no siendo continuamente y en ese infinito instante soy pero no existo … fundido en ésta visión, con el candil sigo adelante; ahora vislumbro el camino que se hace bajo los pies..

A medio instalar y algo desubicado, no para la cabeza de dar vueltas buscando sentido a las cosas de la vida y a los golpes que ésta nos depara, tratando de entender en medio de la soledad porqué hay traición y maldad en el mundo.
En la desdicha que éste, a veces tan difícil camino de la existencia terrenal que recorremos a ciegas casi siempre, el deseo de romper con todo de repente nos invade. …siempre los conflictos; el odio y la destrucción por todas partes como ahora ocurre en Yugoslavia …a nadie con un atisbo de humanidad pueden serle ajenos éstos dramáticos sucesos.
En el silencio de mis cuatro paredes resuenan todos éstos ecos con el estruendo de una secuencia melancólica.
Hermano: el arte está por encima de la mezquindad y el infortunio; quemémoslo sólo por verdadera necesidad …que siempre nos sirva de calor …que nos una el infinito fuego del amor universal en el lenguaje igualmente universal del arte.

Todos los huesos; todos los tendones; todas las durezas evidenciadas. Las
órbitas oculares, haciendo gala de sí mismas, bajo un tinte violáceo.
La inserción de los externocléidos, neta y blanquecina.
Los nudillos y nervios de las manos: como vivos y potentes sarmientos…Toda la evidencia subcutánea, venas y arterias: verde sobre pálido. Dedos como cañas, muñecas cuadradas.
Multitud de brillos sobre las protuberancias óseas. Las rodillas, duras y prominentes; los dos haces de costillas, extraordinariamente alineadas.
Recuerdo la dureza de los asientos de madera y la rapidez con que elijo la silla más blanda allá donde voy, sin importarme el protocolo.
Nunca olvido la tortura de los viacrucis en el colegio, cuando era niño, donde mis rodillas purgaron con creces todos los pecados de ésta y siete vidas más, ni tampoco el gesto disimulado de dolor de quien tiende su cuerpo bajo mi osamenta, como a quien le cae encima un haz de leña ó el crucifijo de la cabecera de la cama.
No es fácil encontrar prendas que me adornen; todo flota sobre mí.
Las gafas resbalan sobre la nariz afilada. Los objetos metálicos que transporto en los bolsillos, golpean contra los fémures escandalosamente como maracas cuando camino… y …¡ay de mí! cuando algún mueble, esquina ó saliente se interpone ante cualquiera de los huesos de ésta flaca existencia.
Mis enemigos naturales son las corrientes de aire frío, el prêt a porter, las aristas de reciente creación y las sillas de madera …los días de ventisca, debo salir a la calle lastrado para evitar que el viento me zarandee en exceso; ésta situación es horrible cuando la vives, no solo por el peligro que corres de salir volando, con la inseguridad y el mal royo que esto produce, sino también por la hilaridad jocosa y malévola de quienes se parten el culo de risa cuando presencian semejante espectáculo como el que sufrí en una ocasión que nunca olvidaré: pasaba por delante de una tienda de artículos de bellas artes donde tenían en oferta bastidores entelados para pintar, de formato grande; sin pensarlo dos veces aproveché para comprar uno, sin caer en la cuenta que era un día ventoso.
El regreso a mi casa desde allí a pié con aquel pedazo de bastidor fue una odisea. Aquello era un ingenio creado para la mofa ajena; era la causa del escarnio y el vilipendio …arrastrado por el viento, iba dando bandazos por las aceras, cruzando pasos de peatones como el que hace wind-surf por el asfalto, esquivando gentes, y gentes que me esquivaban a mí entre disimuladas risas y carcajadas; sorteando farolas, semáforos y árboles a cada rato; todo aquello y más sumado al riesgo permanente de volar, me hizo comprender porqué los barcos de vela van tan rápidos y porqué la paranoia, existe en realidad.

Yo Fernando Juan Hilario me considero un ciudadano de a pié sin patria fija. Mi patria es el planeta tierra y allá donde voy siento el mismo respeto hacia él y sus gentes; lo cuido y conservo con el mismo ahínco. …¿soy pues un apátrida? …como tampoco creo en las etiquetas ni en las fronteras, me importa poco a qué epígrafe pertenezco, aún siendo utópica mi incredulidad.
Cierto es que llevo mi etiqueta; nací en España, donde estoy registrado, pero podría haber nacido en cualquier parte del mundo y sentir el mismo impulso. El nacimiento entre las fronteras que delimitan “un territorio”, no es más que un simple accidente del destino al que estamos abocados; en cualquier caso no lo hemos elegido conscientemente.
Siento como cualquier ciudadano del mundo; tengo los mismos anhelos, aún pudiendo ser equivocados y me asisten las mismas luces y rincones obscuros …¿qué diferencia hay pues entre nosotros?.
Mi latido está en sintonía con el de la tierra; nos queremos allá donde esté; tal vez por eso me concede tantos materiales marcados por el transcurso del tiempo, tan bellos y especiales, a veces, que humildemente debe reconocer uno la destreza que aún nos falta para crear cosas así.
La tierra es un ejemplo de armonía y grandeza y un recordatorio de lo pequeño que el humano es a su lado …cuanta belleza y sabiduría emanan por doquier y cuanto conocimiento alberga presto a ser asimilado para conservarla, engrandecerla y así poder engrandecernos también. La naturaleza y el planeta son entes preciosos; no hay palabras para describir tanta belleza marcada por el sello natural de nuestro ilusorio tiempo y cómo él incide en la superficie de la materia, vistiéndola de las más especiales pátinas que nos cuentan su larga y secreta historia. Es extraordinario observar cómo la vida va otorgando entidad a la materia en su proceso de vuelta a la tierra ó al polvo de estrellas.
Elegí vivir en un lugar donde pudiese estar cerca de la tierra.
¡¡¡ Viva mi paria: el planeta !!!

Historias mortales de necesidad 1974-1987

¿Qué es un huevo? …podríamos decir para salir del paso, que es la mitad de dos esác_
tamente, con lo cual no habríamos dicho nada en absoluto, sin embargo habríamos salido del paso a tan sorprendente pregunta.
¡Sí, sorprendente!. Hemos de reconocer que tal y como están las cosas, preguntas tan extrañas como ésta y aún más, nos pueden sorprender tanto en boca de nuestros hijos como en un programa radiofónico ó en un test psicotécnico a la hora de solicitar un empleo.
Un huevo es algo muy importante y si no, miremos a nuestro alrededor y lo comproba_
remos; es enormemente socorrido y se presta a cualquier frivolidad culinaria. Como proyectil
mal intencionado, no hay otro que lo supere; no mata pero pringa que es cosa mala de aguantar y no digamos si está podrido.
En boca de cualquier irascible interlocutor, se presta a las expresiones más vulgares y maliciosas que van desde la patada hasta el destripamiento pasando por el retorcimiento y a las más terribles atrocidades que con sólo mencionarlas causan un gran efecto en una disputa …y no hablemos del dolor de los mismos; quien lo ha experimentado lo sabe bien.
Siempre está presente en los asuntos financieros, ya que todo lo que alcanza determinada cota, no solo puede costar un huevo, sino la yema del otro.
A la hora del sufrimiento, no existe dolor que se le compare, cosa que el varón lleva muy a gala; no hay más que recordar el viejo dicho que reza: ”no hay dolor más inaudito ni dolor más infrahumano que entallarse los mismísimos con la tapa de un piano” …sólo pensarlo, causa escalofrío; también se le recuerda y nombra constantemente, dada la tozudez latina de querer hacer todo por huevos.
Tener cara de huevo, es todo menos una vulgaridad ya que a una persona así no se le puede decir que tenga cara de esto ó de lo otro, no, tiene cara de huevo, con lo cual queda dicho todo.
Paremos nos por un momento a pensar en la vieja polémica si era antes el huevo ó la gallina …yo no lo sé, sinceramente; lo cierto es que si hoy sabemos algo sobre el mismo,
se lo debemos a Cristóbal Colón que supo ver en él, la solución ideal a un problema que no por simple dejaba de ser complicado.
Lo verdaderamente triste es que nunca he visto monumento alguno dedicado a él, ni elogio que dé la importancia que tiene a algo que forma parte importante de la vida y la cultura humana …a ver si los escultores y las instituciones públicas, espabilan y toman
consciencia del asunto; el huevo no merece tanto olvido ni trato tan injustamente vejatorio.
Un huevo, para más señas es, obviamente, una cosa hovoidal que se compone de yema, clara y cáscara ó cascarón; lo ponen las gallinas ó cualquier ave hembra en general; hago ésta aclaración tras consultar la enciclopedia ya que la duda me ha tenido noches enteras en vela.
Se puede comer frito, cocido, pasado por agua, relleno etc.; con él puede hacerse mayonesa, salsa rosa; se hila, sirve para rebozar; las monjas hacen pasteles que en Ávila son muy populares y pueden servirse al plato, a la taza y si son “a la bella dama” se sirven en esos cuenquecitos tan cursis … y así podríamos contar un sinfín de maneras más de comerlos y utilizarlos …¿acaso el huevo no es un prodigio?; menos mal que la lengua castellana siempre hizo gala de él; véanse algunos ejemplos a los que hacen referencia los saberes populares: “Por San Antón, huevos al montón”, “Por San Antón, la gallina pon y si no retortijón”, “Huevos crudos, de mil modos para todos” etc. etc.
¿Qué más decir de él? …el tema da para tanto que es mejor cortar aquí mismo, aunque no hay que olvidar que Fabergé lo elevó a la categoría de joya en la época de los zares rusos y que todos los años por pascua el huevo cobra el esplendor y reconocimiento que se merece …menos mal.

¡Señoras y señores!; niños, profesionales de cualquier ramo, analfabetos, doctores,
curas, enanos, monjas, guardias civiles, enfermeras, ejecutivos y transeúntes en general: acérquense y vean. Hay sitio para todos; ¡¡ustedes!! …abran el corro por favor.
Hay cabida para todos: tenderos, colegiales, parados, turistas, guapos y feos, , gente alegre ó amarga, viudas, intelectuales, cómicos separados y todo el que quiera aprovechar la buena suerte que hoy se les presenta, sin distinción de edad, creencia, raza ó sexo.
Vengan todos ha hacer el gran negocio de sus vidas en ésta mañana de sol radiante; ¡¡¡hoy y sólo hoy!!!.
Vengan los afortunados que me escuchan; vengan los incrédulos, las gentes de poca fe;
acérquese también esa pareja de municipales que persigue la venta ambulante, que merodea detrás del corro; porque esto no es una venta!!, ¡¡esto es un chollo!!, ¡¡un milagro del consumo!!; …vengan también ustedes a beneficiarse de ésta oferta sin precedente,
por la terrible, abrumadora, increíble y disparatada cantidad de veinticinco pesetas!!!…por una simple moneda!!!, por una decisión sabia!!!, por subirse al carro de la fortuna!!!,
porque ustedes son extraordinariamente afortunados!!! ya que las existencias son muy limitadas, sólo para los pocos que han tenido la suerte de encontrarse conmigo hoy, único y exclusivo día …abran más el corro, por favor, para que todos puedan ver y beneficiarse de ésta oportunidad sin parangón; ¡¡¡hoy y sólo hoy!!!.
Voy a tirar la casa por la ventana, porque me han caído ustedes bien, porque sólo con verles, les he cogido cariño; porque me han pillado de buen humor y tal vez mañana tenga que arrepentirme. Aprovechen éste día único en sus vidas y llévense un lote a casa para el niño, la nena, el jovencito, el abuelo, la vecina, la ama de casa, el compañero de oficina, el papá, la mamá, la novia ó el amigo, porque hay para todos, con el único requisito de ser poseedor de cinco duros ó tarjeta de visita, porque si ha venido sin dinero, no tienen que preocuparse: dejando su tarjeta, servimos contra reembolso; porque todos ustedes sin excepción me han caído bien y quiero hacerles felices hoy y sólo hoy!!!.
No lo piensen más y llévense por cinco duros éste magnífico lote de bolígrafos, lápices, rotuladores, portaminas y estilográfica, cuyo precio en el mercado sobrepasa las 5000 pesetas, tirando por lo bajo, como a continuación les voy a demostrar haciendo números de todos los colores, con las mismas piezas de éste endiablado lote; porque todas funcionan; todas han pasado un rigurosísimo control de calidad y son de marca registrada.
Un agresivo juego de lápices de colores que según nuestros últimos estudios de mercado, sobrepasa las 700 pesetas; juego de rotuladores atómicos, todos diferentes, que no encontrarán en los comercios por menos de 20 duros cada uno, portaminas de lujo, semiautomático, de puntas fina, gruesa y mediana extra duras; bolígrafo de escritura ancha y estrecha, lacado en bonitos colores, con la bandera de la Comunidad Europea, totalmente automático, con reloj digital incorporado; una maravilla de la ciencia, que cuesta aproximadamente 1500 pesetas; otro bolígrafo, que nosotros llamamos el pequeño robot,
que lleva incorporado en la parte superior, como pueden observar, la tabla de multiplicar y dividir, un calendario perpetuo en el capuchón y que tiene además la particularidad de que el hierrecito de colgar en el bolsillo se despliega como ven y sirve para pelar patatas, zanahorias, nabos ó lo que desee y cuyo coste es de unas 1000 pesetas.
Además, como remate: la estrella de la ciencia japonesa: la estilográfica llamada cariñosamente por nosotros “putita”, totalmente chapada en oro de 18 quilates, que lleva incorporado en el lateral, como pueden observar, una pequeña ventanilla para ver cine gratis, todas las veces que se quiera y que posee en su interior un complicado mecanismo con visor de filminas, con doce bonitas fotos giratorias, a todo color de bellas mujeres desnudas en todas las posiciones, cuyo precio es incalculable, ya que artilugios de ésta calidad no se pagan con dinero … y ahora, para que vean que no les miento, solicito del amable público un voluntario que quiera mirar por el agujerito y en cuya cara de regocijo, podrán ustedes observar, damas y caballeros, que lo que les digo es rigurosamente cierto.
¡¡Bien!! y para terminar, un magnífico rotulador-encendedor que por detrás es palillero y lleva incorporado un juego de seis plumillas para escribir y dibujar.
¡Bien! ¡señores!, no se puede dar menos por veinticinco pesetas, porque aún quedamos comerciantes horados con dignidad; porque ustedes son estupendos y ustedes se lo merecen!!!.
Pero aquí no acaba todo, señoras y señores; distinguido y simpático público, porque a quien se lleve éste magnífico lote, que pesa más de medio kilo, le regalo para que no pierda dinero, una agenda para el teléfono, con el calendario Zaragozano para el señor, unos leotardos con costura, en tres bonitos colores a elegir, para la señora, un tintero de tinta lavable, para el colegial con un cuaderno de caligrafía rayado; una pegatina del Totus-Túus
para la nena y por si esto fuera poco, un llavero linterna para el abuelito …y no crean que practico la caridad con ustedes, señoras y señores: yo me llevo una buena ganancia que me permite vivir a cuerpo de rey.
¡¡¡No empujen, por favor!!! ¡¡¡hay para todos!!! …hoy único día ¡¡¡por favor, tengan calma!!! acudan ordenadamente! ¡¡¡Pónganse a la cola, que me van a tirar la mercancía!!! Tengan sus cinco duros preparados; no hay tiempo para dar los cambios.
¡¡¡No empujen los de atrás, que me van a tirar el puesto ¡¡¡cóño!!!
¡Escritura y diversión, para toda la vida! …uno más para usted, otro para usted, otro más por allá …HOY, ÚNICO DÍA!!!! damas y caballeros.

El mundo laboral en el que me ha tocado bregar, siempre ha sido de lo más variopinto que imaginarse pueda.
Bueno, antes que nada me presentaré; mi nombre es Perogrullo Piécombola aunque todos me conocen por Oyetú.
He discurrido por casi todo el abanico laboral que existe, quedando muy pocos oficios por los que no he pasado, todos por desgracia de poca monta; soy lo que se dice, un superviviente, como la mayoría.
Hubo un periodo en el que casi olvido mi nombre y apellidos, que ya he citado para dejar constancia; me remonto a la época en que todos comenzaron a llamarme Oyetú, no sé si por mi enrevesado nombre de pila ó por cualquier otra razón que desconozco, el caso es que al principio, me hacía el sordo algo ofendido, pero parece ser que a mi subconsciente debía gustarle, tan abreviado y contundente que poco a poco fui atendiendo por dicha llamada hasta que lo acepté y con él me he quedado para siempre …ahora estoy ciertamente encantado con él.
Al principio, chirriaba en los oídos, como un apodo indigno de mi persona; me resultaba descafeinado e impersonal, sonaba como llamarle “Número” a un guardia civil ó bautizar a tu propio perro con el nombre de “Tomavenaquí”.
Entonces, resultaba incluso injusto verme en aquella situación, teniendo un nombre tan sonoro y poco común, que repito para dejar claro: P E R O G R U L L O … Suena realmente bonito al oído.
Pero volviendo a aquella época a la que me refería, causaba en mí indignación, en un principio como he dicho, la falta de respeto e imaginación de aquel personal tan refinado aparentemente: era la clientela de una sala de banquetes, a la que me tocaba servir vestido de pingüino …eventos de diferente índole: fiestas, bodas, convenciones, puestas de largo, cumpleaños, pedidas de mano y cincuenta mil historias más en las que “Oyetú”, es decir, un servidor con su pingüino, se veía mezclado con toda clase de fauna y nunca mejor dicho, a saber: visones, panteras, zorras plateadas, martas, ocelotes, armiños, leopardos, canguros, cocodrilos etc. etc. en medio de la cual, relucía el oro y la pedrería con toda brillantez.
Era un verdadero bombardeo el que le tocaba sufrir a mis oídos y amor propio: Oyetú por aquí, Oyetú para allá, Oyetú que llevo un rato esperando, Oyetú que me voy a quejar al jefe, Oyetú tráeme, Oyetú que llevo dos horas llamándote y se lo voy a decir al metre …y así permanentemente solía ser la relación con aquella gente tan educada.
¡¡¡Vaya fauna!!! … a veces me rebelaba y contestaba con cara de bobo pero con una gran dosis de mala leche contenida: ¿quién yo?.
Me molestaba tanta falta de imaginación en gentes que se consideraban así mismas inteligentes y leídas, teniendo un nombre de pila que podría dar para tanto. Siempre me acordaba de los compañeros de la escuela que de pequeño me apodaron Pedro Grillo; ó de mi familia que me llamaba cariñosamente Perogrullín incluso de mi primer ligue formal que me decía con voz melosa Perigrulli mío. Con todos aquellos apodos estaba encantado; todos casaban perfectamente con mi persona; eran tan originales y sonaban tan bien…
Aquel trabajo duró lo suficiente como para acostumbrarme a aquel sonido que al principio resultaba tan desagradable, no sólo por lo impersonal, sino más bien por la falta de originalidad con que aquella tropa se dirigía a mí de manera tan coincidente, como si el dichoso Oyetú estuviese escrito en mi frente.

Buenas, maestro: Soy un recomendado de fulano de tal; me llamo Braulio Pelotudo Pelotúdez, aunque todos me conocen por pelotudo a secas y venía porque según tengo entendido, usted podría solucionarme la papeleta.
Mire yo he venido a éste país a hacer dinero; yo soy un pintor de monas profesional;
pintol la mona de todas las maneras, a saber: Monas de pascua, Monas a domicilio, en
levitación, Ramonas, Monas Lisas y Abultadas etc.
Como puede observar por mi apellido, soy de una familia muy conocida en mi barrio y en el pueblo de mis padres …una gran familia, muy extendida, como usted puede imaginar.
No quiero ni mucho menos que usted me diga lo que piensa, ni que me cuente cómo están las cosas por aquí, no. Vengo a que me regale el oído y no me interesa oír lo mal que está la venta de arte en éste lado del mundo …no he viajado desde tan lejos para eso; yo soy un auténtico Pelotúdez de pura cepa emparentado directamente con los García Volúdez a los que, como es del dominio público, nos da un especial morbo la mentira …nos hace sentir bien. Por favor maestro, engáñeme un poquito y recomiéndeme a algún que otro galerista ó marchante amigo suyo, para seguir con mi guión, porque no puedo creer que entre 40.000.000 de españoles no va ha haber uno al menos, interesado en adquirir una de mis lindas monas, porque yo soy un profesional con nombre y apellidos y a mí no hay quien me la dé maestro!!! ¡¡¡Hasta ahí podría llegar la broma!!! …A mí no me la dan ni con queso ¡¡¡faltaría más…!!!
Además, mire, mi tiempo es oro, llevo mucha prisa y aún tengo que visitar al gordo Charly; seguro que él me da una buena pista que usted sabe y no me cuenta.
¡¡¡Vamos hombre!!! ¡¡¡a mí con esas!!! …a un profesional!!!
Poooooor favor!!!

Siempre he sufrido con más ó menos resignación la parte de desgracia que el destino guarda para mí, como le toca a todo el mundo y ésta resignación es ni más ni menos, el resultado de meditar con detención el camino a seguir dentro de dicha desgracia.
La conclusión es organizarse uno la propia estrategia en plan casi militar, suerte de la que no gozan los excedentes de cupo, inútiles ó pies planos, porque para concebir planes así hay que haber recibido instrucción en el servicio militar como cada cristiano.
Es necesario pues desarrollar, mediante el entrenamiento, una gran dosis de diplomacia, rayando en el cinismo más refinado, como hacen muchos, a los que llamo gatas y gatos mochos, por su aparente falta de expresión, incluso cuando son vejados ó vilipendia_
dos; también es necesario ejercitarse en el arte del mimo, de tal manera que tu cara de idiota, al lado de la de un idiota auténtico, no muestre ninguna diferencia …Ah! y eso sí: una
facilidad camaleónica para ponerte de todos los colores, para después desaparecer panterarosescamente sin que nadie lo note.
Consiguiendo esos cuatro puntos puedo asegurar que la desdicha se convierte en dicha
automáticamente; la desgracia se transforma en gracia, pudiendo llegar incluso a encantarte que alguien se dirija a ti con un despótico “oyetú”, para de inmediato, poner en marcha la citada estrategia y convertirlo en víctima en un instante; ahora bien, no hay que perder de vista que el método no es infalible y las cosas siempre pueden salir mal ya que uno no es de piedra ó te puede pillar la cosa en un mal día, como me ocurrió una vez trabajando en el bar del aeropuerto. Estaba esperando para comer, sentado en una mesa que me tocaba atender, un yanqui de aproximadamente dos metros de estatura, cara de bóxer (para desgracia de ésta raza canina) y unas manos que parecían pies; no hablaba nada de español, pero ya se había preocupado el buen turista de aprenderse las cuatro cosas de andar por casa. Inmediatamente me llamó con la prepotencia de quien lleva la maleta llena de dólares: “ooolle chú” quierro escalopa con pachátas y sanguirría ¡¡¡rápido que se vá el ávion!!!.
Esa noche, yo no había dormido; mi novia me acababa de dejar por otro más guapo: un roquero pintón que se las llevaba a todas de calle en mi barrio …en definitiva, no estaba para que me tocaran los bemoles y menos aún un yanqui chulo con aires de matón; no obstante, se la dejé pasar y proseguí mi tarea como si nada, aunque por dentro echaba chispas. Al momento, le llevo el escalope y la sangría a la mesa pero cuando no he andado ni cinco pasos, oigo de nuevo “ooolle chú” éste escalopa está firrío y la sanguirría calienta ¿qué pasa tío? ¡¡¡voy perder ávion tu culpa!!!.
…A la voz de “oye tú” por segunda vez, lo del escalope, la sangría, las prisas del pavo y todo lo demás, se me disparó el chip y se puso en marcha el plan que tanto había entrenado, pero fallé y pensé en voz demasiado alta: …“¿y tu puñetera madre, como está?”, pero claro, al estar tan cerca, el yanqui me oyó y como es costumbre de todo turista aprender primero las palabras feas que las bonitas y como además el asunto de pensar en voz alta, con unos cuernos recién puestos, no lo había considerado en mis planes estratégicos para analizar como responder en un caso así, me pilló totalmente de sorpresa ocurriendo lo inevitable: el señor americano de cara de perro, me lanzó el escalope con guarnición a la cabeza; no me dolió, sólo me pringó la calva, pero el plato, me perjudicó el occipital y el asunto acabó como suelen acabar éstas cosas: en la cruz roja primero y en comisaría después, y como no hay mal que por bien no venga, mejoré a partir de ahí mi estrategia, aunque lo malo de éste suceso es que mi novia no volvió nunca conmigo …lástima que el plato no me diera en un cuerno que amortiguara semejante golpe.

Para explicar éste delicado asunto, tendríamos que remontarnos a la Edad Media y épocas posteriores en las que había una empecinada afición, extendida por todo el mundo cristiano, a liquidar turcos a diestro y siniestro, bajo el slogan de “cristianizar al turco”, pero éste, lejos de claudicar, prefería a golpe de cimitarra, dar réplica a la espada “redentora del misionero” invasor antes que someterse a la disciplina y creencias del mismo, impuestas a sangre y fuego. …Algunos pápas de Roma, espurios y sanguinarios, alentaban ésta actitud de injusta violencia, alegando que sólo dentro de la iglesia era posible la salvación, mientras ellos, se entregaban a los placeres mundanos de todo tipo; sin ir más lejos ahí tenemos el ejemplo de nuestros compatriotas: los Bórgias, por citar alguno.
…En resumidas cuentas, iban hasta aquellos lejanos países para salvar sus almas, hacién_
doles en el fondo un gran favor, según ellos..
El cruzado, que es como se daban en llamar éstos abanderados de la redención, a pesar de ir gustoso a cumplir con su misión divina y de paso hacer méritos para el más allá, no viajaba tranquilo, ya que si sumamos el tiempo que transcurría entre el viaje de ida a caballo ó a pié más el tiempo que duraba la escabechina que habían de llevar a cabo y el viaje de vuelta, les suponía estar fuera de sus casas, largos periodos que podían llevarles meses, incluso años; mientras tanto sus esposas debían permanecer célibes e insatisfechas entregadas a las tareas propias de la buena ama de casa, que aguarda con sumisión la vuelta del guerrero, benefactor de la humanidad.
A veces el regreso se prolongaba demasiado pues el turco, que no era manco, no se dejaba hacer picadillo y también repartía lo suyo por lo que muchos de éstos salvadores de almas, regresaban merecidamente maltrechos y con muletas, ralentizando todavía más la vuelta a sus hogares.
La cuestión es que ante tamaña situación se avecinaban obscuros tiempos de cornamenta para ese atajo de redentores que al parecer tenían mejores cosas que hacer que satisfacer a sus esposas. La idea del adulterio, rondaba igualmente, amenazando con una generación de cornudos que a buen seguro, acabaría por hacer sombra a los vikingos y francamente, éstos apéndices en la testuz no estaban contemplados por el momento en los uniformes militares de los esbirros vaticanos, azuzados en gran medida por esos papas guerreros que hacían frente común con algunos reyes europeos de reconocida y mística virtud, practicantes del viejo slogan: “a Dios rogando y con la espada matando”. …yo contesto a todo eso: …Y UNA MIERDA (lo siento, pero no he podido reprimirme).
Volviendo a la cuestión, era muy claro para todo ésta jauría … perdón!!: ejercito de buenos cristianos, que habría que hacer algo al respecto con sus insatisfechas mujeres; era evidente que no iban a pasar el tiempo haciendo punto ó barriendo casa mientras el ardor les subía desde el dedo gordo del pié hasta las orejas, día tras día …había que inventar algo …una solución eficaz contra ese fuego interno, que les impidiera entregarse en su ausencia a los
placeres de la carne con los trovadores, mieleros, vecinos, juglares, panaderos, artesanos etc.
Después de muchas cavilaciones, debates, reuniones y asuntos por el estilo en la mesa redonda, los cruzados llegan por fin a la conclusión que lo más acertado era inventar la braga de castidad para ellas, en hierro forjado …ahí justamente comienza el inicio de una próspera industria: la corsetería que paulatinamente fue eliminando tejido hasta llegar a la actual lencería; un ejemplo que ilustra de manera evidente ésta conclusión es el actual anuncio de sostenes que se basa en “El Cruzado Mágico”, por decir uno entre tantos.
Pero volviendo al tema de la braga metálica el asunto estaba claro ya, el señor Matamoros (de ahí procede ése apellido tan conocido), no tenía más que ponerle un buen candado, llevarse la llave de viaje, tratar de no perderla y cristianizar sin preocupaciones adulterinas.
El problema venía al regreso; …para los que volvían claro …diremos de paso que las mujeres de los que no volvían, tampoco tenían que preocuparse, pues a los caídos en el campo de batalla, se les arrebataba la llave de la braga de hierro de la esposa y en el momento de darle la mala noticia, al regreso, y el pésame a la viuda, se le hacía todo tipo de propuestas ó insinuaciones, llave en mano; aún no se sabe de ninguna que rehusara.
El problema al que me refería llegaba después de meses, incluso años de llevar puesta aquella prenda ó más bien aquel artilugio infernal al que llamaban “el antes morir que pecar”, por el que tenían que hacer sus necesidades a través de dos ventanillas calculadas con precisión por el fabricante, por las que no cabía ni un plátano. Se hacía muy difícil pues desvestir a la amada, fiel y paciente esposa …quitar de su cuerpo aquello, cerrado por un potente candado en el que a veces ni entraba la llave por la oxidada cerradura ó bien porque ésta volvía deteriorada por algún cimitarrázo, incluso por la insistente manipulación y deterioro del candado a manos de las desesperadas mujeres, cuando ya no soportaban más el ardor sexual que las reconcomía …la operación de desbrague se convertía en una tarea ardua y difícil en la que al parecer, ocurrían toda clase de incidentes y sucesos inconfesables.
Se cuentan historias increíbles, debido a las prisas que tanto apretaban a los cónyuges en sus fogosos encuentros, tras la vuelta de sus aguerridas campañas de abstinencia; el hambre sexual los devoraba…
Hasta que la técnica represora del cruzado mejoró, cuentan de casos en los que incluso hubo que recurrir a sistemas de tracción animal con bestias de tiro, teniendo que enganchar, en ocasiones, a ambos extremos de la braga, hasta dos pares de mulas para desasirla del cuerpo de su portadora.
Se habla también de ruidos de cinceles y martillos hasta bien avanzada la madrugada, en la alcoba conyugal, acompañados de tales áies y lamentos acompasados con martillazos, que vecindades, incluso barrios enteros, deseaban encarecidamente, un feliz y rápido desembrague, dada aquella estruendosa peripecia siderúrgica …no hace falta gran imaginación para saber lo que ocurría cuando por fin las fogosas parejas se encontraban frente a frente en traje de Adán y Eva; siempre ocurría lo irremediable es decir que el varón se iba de “varilla” nada más tocar pelo, para desgracia e insatisfacción de su contraria y como, por si alguien no lo sabe, el órgano masculino se encoge automáticamente tras el momento álgido, por así decirlo, es de suponer que la parienta en cuestión, se quedaba a verlas venir, frustrada después de tanta espera, virtud y oxidación sufridas.
Debían esperar entonces pacientemente, la llegada de una nueva erección, para caer otra vez en la misma historia con el dichoso cruzado que no controlaba las ganas ni con cataplasmas de agua fría en los pies …en definitiva, esto se convirtió en rutina, después en norma y más tarde en ley de manera que se llegó a la conclusión que la mujer no debería sentir lo que hoy llamamos orgasmo. Quedó entonces muy claro para todos y para justificar al masculino y aguerrido cruzado ante tan embarazosa situación, que la mujer no debía, a partir de aquella época, disfrutar de goce alguno ya que tales desmanes e impurezas eran sólo atributos de cortesanas y mujeres de mal vivir; asunto que llegó a debatirse en un concilio vaticano, donde el tema quedó zanjado definitivamente. Así se acabó con la revuelta femenina
de una vez por todas.
Es razonable pensar que genéticamente el hombre tal vez haya heredado ésta costumbre, me refiero a lo de “irse en un suspiro” pues según expertos sexólogos, sus consultas están llenas de parejas que sufren de éste mal, cosa totalmente incomprensible a éstas alturas ya que por un lado a los maridos actuales, les traen totalmente sin cuidado los asuntos religiosos del turco, y sus mujeres, lejos de la desfasada braga de castidad, están encantadas con la extensa gama de mini-lencería al uso, hasta el extremo de no llevar algunas nada debajo en verano, que se diría.

Abrí un día la ventana de mi casa para oír las golondrinas y esto exactamente llegó
hasta mis oídos con una violencia y furor que tuve que esconderme detrás del postigo, por si volaba algún objeto contundente.
– Me cá en la pu que te pá
– Pues tú a mí me vas a tocar los co
– Esos te los va a tocar tu pa
– No puede porque está en la cá con tu má
– Y el mío con la tuya que es mucho más pu
– No, con la tuya que está más gorulla
– Eso lo serán tus mulas jodías por culas
– Y tus mulos pisoteaos por chulos y no me jodas más que no quiero hablar
– Quien no quiere hablar soy yo
– Pues que me agarren que no me quiero buscar una ruina
– El que no se la quiere buscar soy yo
– Y sin empujar ¡eh!
– Y sin escupir cuando habla cerdo
– ¿Cerdo yo? …usted no sabe con quien está hablando
– Ni usted tampoco
– Pues eso
– Pues eso mismo digo yo
– ¡Ah! ¡creía!
– El qué
– Ná
– ¡Ah!
– Pues ea! adiós
– Con dios
– No sé porqué nos hemos puesto así
– Ni yo
– Pues eso …que digo yo que, si no lleva prisa … lo hablamos
– Pues nada, venga esos cinco (y chocan la mano)
– Nada, aquí no ha pasado nada, tome mi tarjeta
– Aquí está la mía; esto ha sido un malentendido
– Pues aquí tiene un amigo para lo que se le ofrezca
– Lo mismo le digo
– Bueno, pues ya que se pone así, ésta es mi familia (y enseñó una foto)
– Y ésta la mía; mis niños son estupendos, estudian mucho y son obedientes
– Y ¿qué tal con su mujer? porque veo que no me la ha enseñado
– Bah, regular
– Pero ¿está enferma ó algo?
– No …que las hay mejores
– Enséñemela , hombre (y el otro le enseña la foto)
– Pues no está nada mal oiga
– Ni la suya tampoco
– Y sus hijos son muy guapos
– Pues ya ve …y …¿a qué se dedica?
– Trabajo en una oficina y ¿usted?
– Soy representante de embutidos; venga, acompáñeme al coche que le doy unas gorras para sus chavales
– Gracias, es usted una buena persona
– Y usted también, si quiere quedamos un día con las mujeres y tomamos algo
– Me parece muy bien
– Pues eso, hasta pronto; ha sido un placer
– Igualmente amigo venga ese abrazo
– Si hay guerras es porque la gente quiere, con lo fácil que es
– Eso mismo pienso yo
– Ale!, lo dicho y lleve cuidado con la carretera
– Igualmente amigo

¡¡¡El Fugitivo!!! ¡¡¡Portafolios para ejecutivos!!! ¡¡¡Para presumir de una buena pieza!!!
¡¡¡Portafolios pensados para usted y para todas las necesidades!!!.
Para el viajante, el ejecutivo, el cobrador, para usted señor subsecretario ó director general, para el representante que porta un valioso muestrario ó para el que porta celosamente la nueva temporada de ligueros y puntillas sin que nadie lo sospeche, que además está quemado porque sabe que merece un cargo mejor en la empresa …incluso para usted que no es absolutamente nada pero se siente a gusto con su portafolios en la mano, andando por la calle de acá para allá dejándose ver y dándose importancia.
…En todos los colores; para todos los gustos y bolsillos; pensados a medida para todas las necesidades. ¡¡Señoras y señores!! ¡¡gracias de todo corazón por brindarnos su confianza!!.
Antes de comenzar la demostración, quiero hacerles una breve introducción a la filosofía de nuestro producto y quedarles muy agradecido por su presencia en torno a
Fugitivo S.L. en el marco incomparable de éste maravilloso hotel que hoy abre su sala de congresos para brindarles la oportunidad de conocer el que sin duda será el producto de sus vidas.
Damos comienzo pues a éste evento tras obsequiarles con el regalo prometido por su asistencia, asegurándoles que no quedaran arrepentidos por dedicarnos unos momentos de su inestimable tiempo.
Tras arduos estudios de mercado en el cotidiano trajín callejero, hemos observado una gran abundancia de portafolios, en mano de sus diferentes portadores. En ésta y todas las grandes ciudades que hemos tenido a bien chequear por nuestros técnicos de marketing, hemos llegado a la conclusión que éste objeto de trabajo, forma parte importante de nuestro cotidiano hacer, razón por la que decidimos lanzar al mercado ésta línea inmejorable y versátil de portafolios, para satisfacer cualquier necesidad que al consumidor pueda presentársele, por especial que ésta sea.
Lo primero que observamos es que en todos los casos estudiados predomina en exclusividad el color negro, cosa incomprensiblemente aburrida, dada la amplia oferta existente en el mercado de pieles y eskays, que a los fabricantes del sector no parecía importarle en absoluto; otro dato recurrente que nos llamó la atención fue el alto índice de mortalidad temprana entre los individuos portadores de éstos maletines ó portafolios, provocados casi siempre por síncopes ó debidos a estados de fuerte estrés, llamados también “el mal del ejecutivo”; por otro lado observamos muchos casos en que sin llegar a ser mortales, presentaban síntomas de enajenación mental, “síndrome del tic en cadena”, “síndrome del despertador”, “síndrome de cuello de camisa extrangulante”, “apetito de suicidio” y algunos más igual de graves; otro dato curioso a considerar fue que de entre los fallecidos, ninguno lo hizo en una cama, ni disfrutando de una buena compañía, tampoco en una cómoda butaca ó sesteando en una idílica playa …Nuestra conclusión fue entonces muy clara: había que dotar al portafolios del confort y calidad suficientes que permitieran a éste sector de la población tan imbuido en el trabajo, disfrutar de una excelente calidad de vida y alegría que les compensase de la enorme presión laboral a la que estaban sometidos, causante a buen seguro de tan funestas consecuencias … de éste modo, dado el vacío existente en el sector, decidimos ocupar éste nicho y así surgió la línea más exclusiva y única de maletines, que a continuación les vamos a mostrar.
Reunidos todos éstos datos durante los largos años en que se realizó dicho estudio, pusimos de inmediato a trabajar a nuestros equipos de ingenieros, médicos, diseñadores, mecánicos, psicólogos y un largo etcétera, para que entre todos creasen en torno al ejecutivo, al viajante y a todo aquel que en su quehacer diario, tuviese que utilizar éste objeto: el confort, como ya he dicho, que hiciera del portafolio ó maletín de trabajo, un verdadero y atractivo objeto de deseo para todos ellos.
Nuestra sana intención es hacer que todos ellos gocen de una vida más llevadera y
tranquila …en definitiva: más saludable y relajada y qué mejor manera para conseguirlo que sacarle el máximo provecho a su principal herramienta de trabajo: ¡EL PORTAFOLIOS!
…es importante que sepan además, que ingenieros de la NASA han dado su visto bueno
a nuestros modelos, por lo que están plenamente garantizados para su utilización; también obtuvimos el visto bueno de los responsables de la OMS para que usted señor porta porta-folios viva más y mejor con nuestro producto.
Comenzamos pues a mostrarles nuestro maletín anti-ribo, modelo F.B.I. con dispositivo automático de inyección de gas lacrimógeno, cuya principal característica es ésta mano que ven ustedes agarrada a la empuñadura, en látex de color carne y de piñón fijo, es decir que siempre está ahí agarrada a la empuñadura formando parte del conjunto. Vista
así sola, segmentada, abandonada y huérfana, produce, como ustedes pueden comprobar, un escalofrío difícil de describir …ese es precisamente el objetivo que perseguimos, pero no se preocupen; una vez que introducen su propia mano en ella a modo de guante para portar el maletín, ésta se integra perfectamente a su persona formando parte de usted mismo, hasta que llega el confiado delincuente a darle el tirón, creyendo que se va a ir de rositas con su dinero, documentos, muestrario de joyería etc. ..y eh ahí la gran sorpresa para el anti-social que se ve de pronto en medio de un maquiavélico panorama para el que usted está ya perfectamente prevenido, dando gritos muy fuertes de dolor: ¡¡MI MANO!! ¡¡MI MANO!! no ¡¡MI MALETÍN!! ¡¡MI MALETÍN!!; mucho ojo con éste importante detalle.
Bueno éstos pormenores, vienen perfectamente explicados en el manual de instrucciones que acompaña a éste magnífico equipo. El resultado, señores, cae de su propio peso y nunca mejor dicho ya que usted sólo tiene que dar unos pasos y recoger del suelo su portafolios con su mano de goma asida a él …..me siguen ¿verdad?
por favor ¡si! ¡si!, bajen la mano, supongo lo que ustedes van a preguntar y lógicamente
FUGITIVO S.L. piensa en todo; vamos a ver: si el delincuente, (que es muy difícil), mirase atrás en su desbocada carrera tras la inesperada amputación de la mano y se percatase del engaño, ó por una de aquellas, el remordimiento por haberle inflingido la supuesta herida y tras soltar el maletín, se quedase merodeando por la zona percatándose igualmente del truco e intentara de nuevo su tropelía, usted no tendría más que volver a soltar el porta-folios en el suelo y accionar el sistema de gas con sólo apretar éste pequeño botoncito junto a la cerradura, su preciado maletín entonces, se convierte en unos segundos en un verdadero infierno, en una pesadilla; mientras, tranquilamente, se coloca usted la careta anti-gas que acompaña al equipo y plácidamente vuelve a recoger su portafolios …vamos, como en las películas de James Bond ¿se imaginan?. Si además ese día se encuentra de mal humor y desea desahogarse con el anti-social, lo tiene totalmente a su merced, desorientado, lagrimeando y tosiendo a borbotones por si le apetece darle unas buenas bofetadas ó si no quiere recurrir a ésta clase de violencia puede tirarle unos escupitajos; cosas todas ellas que le aliviarán el estrés ó mal del ejecutivo que seguramente padece y que nuestros médicos han aprobado como terapia adicional al equipo.
A continuación pasamos a demostrarles el portafolios-lavadora, modelo CHORROS DEL ORO, con capacidad para dos kilos de ropa, que traducido a otros términos significa: capacidad para lavar una muda completa (al mismo tiempo lógicamente) ó el pantalón que se le manchó inoportunamente antes de la convención ó la chaqueta que le mancharon de carmín (comprometidamente) en el hombro durante su viaje de negocios etc. etc. …bueno ya me entienden ustedes.
Puede funcionar mientras acude a su entrevista, pasea, ve el cine ó acude a la iglesia a rezar ya que es totalmente silencioso. No necesita pilas ni cables, va con energía solar y un dispositivo que llamamos “previsor meteorológico” que le avisa automáticamente antes de acostarse si al día siguiente no va ha haber sol, para que lo conecte al enchufe con su cargador en la habitación del hotel; dicho previsor, no es un dispositivo cualquiera, nó, es la grabación en tres idiomas a elegir de una agradable voz femenina que en tono meloso le dice “enchúfame querido” …y usted que está sólo y falto de cariño en su habitación, siente en ese momento algo muy especial mientras se desnuda para dormir …¿pícaro verdad?
… En éste equipo, existen además dos versiones: la súper automática que les estoy mostrando y otra a mitad de precio de tracción a manivela, para que usted lave su camisa de viaje mientras descansa cómodamente en el parque sentado bajo un árbol y de paso muscule sus bíceps haciéndole un favor a su figura, sin gastar un céntimo en el gimnasio; además, para que no se sienta cohibido por tal operación ante los ojos de los transeúntes, el equipo incluye un trípode y dos especies de chepas ó jorobas metálicas a juego, para colocar sobre el portafolio mientras acciona la manivela; lógicamente todo va montado sobre el trípode, dando la impresión de que usted no está lavando ropa sino que está rodando una película, vaya usted a saber de qué.
El trípode y las dos chepas, son opcionales de poderlas cambiar por otra solución aún más interesante, siempre con la intención de aparentar cualquier otra actividad que no sea la de lavar ropa, como es de comprender, y que confiera a su persona un caché e importancia especiales. El suplemento segundo que les digo es un rodillo de organillo con varias zarzuelas, que además tiene la particularidad, siempre que usted lo considere oportuno claro está, en el caso que se le hayan dado mal las ventas ó porque se ha gastado las dietas del viaje jugando en un bar a las tragaperras ó se ha tomado unos wiskis una noche de desenfreno en una barra americana y las señoritas que beben y fuman le han desplumado a los chinos, ó mejor aún , porque tiene usted el cuerpo perezoso en éste viaje y le tira mucho hacer el zángano en el parque con ese sol acariciante que hay … pudiendo mientras lava la muda, tocar el organillo y colocar delante su sombrero y ganarse un sueldecillo mientras tanto. …Genial ¿verdad?
Nuestro siguiente producto es el modelo PUPITRE-SECRETER-MULTIUSO, con sistema de patas telescópicas, muy indicado para ejecutivos vagos, maltrabajas, currantes perezosos, trabajadores mal pagados ó maltratados por su jefe; ideal para tomar el desayuno a las once de la mañana en la cama, para hacer crucigramas en el parque en lugar de cumplir con los deberes; para hacer solitarios a las cartas, incluso para rellenar la quiniela en plena calle, porque a usted no le gusta trabajar y sueña con la quiniela todas las semanas. Puede también utilizarse como asiento improvisado, para satisfacer su apoltronamiento crónico en cualquier momento, habiéndosele realizado pruebas de peso de hasta ciento cincuenta kilos.
Pueden también admirar ahora el portafolios W.C. con subi-baja telescópico para adaptarlo a la altura que requiera su puesta en cuclillas. Éste equipo es de una gran utilidad, especialmente recomendado por los médicos de digestivo, ya que acaba de un plumazo con los incómodos extreñimientos viajeros; porque usted que es muy refinado, y se inhibe ante un servicio público ó porque está muy ocupado y no encuentra un retrete cuando le viene la necesidad; además de un largo etcétera que huelga recordarles. …usted en definitiva necesita viajar con su propio, llamémosle: “equipo de biomasa de aprovechamiento integral” ya que una vez realizada la operación para la cual está concebido, sus residuos quedan instantáneamente transformados en una sustancia incolora, inodora e insípida de gran poder fertilizante para las plantas de su hogar, gracias a un sofisticado y complicadísimo sistema de transformación basado en la teoría de los iones y del rayo láser, cuyo proyecto estuvo apunto de ganar el premio Nobel del medio ambiente aunque sí obtuvo el primer premio en la feria internacional de inventores, así como la mención especial en el salón de ergonomía y diseño.
En caso de avería del sistema, emite una señal a modo de baliza, que de inmediato es detectada vía satélite, encendiendo éste piloto que ustedes ven, que indica la puesta en marcha de un tablero electrónico adicional que les muestra un plano luminoso de la ciudad en la está usted, con indicación de los lavabos públicos recomendados por la consejería de higiene y salud pública.
Otro modelo de nuestra gama a mostrarles es el MODELO TOILETTE, para su utilización en cualquier lugar ó circunstancias; equipado con máquina eléctrica de afeitar, loción facial y otros productos de aseo; mini equipo estéreo para relajarse mientras utiliza la ducha de teléfono, cuya puesta en marcha exige llevar una garrafa de agua adicional que le instalamos en un rincón del portamaletas de su coche.
…Y ahora señoras y señores viene el rey de nuestros portafolios, el genio del transformismo, del cambio, de la magia: nuestro equipo CAMALEÓN, pensado en exclusiva para usted que se siente joven, que se aburre lejos de su hogar cuando acaba la jornada de trabajo y no quiere irse al hotel; para usted que siente ese pellizco nocturno; para quien le pide guerra el body y es amante de los ambientes juveniles; para quien espera encontrar una experiencia loca, un revulsivo a su anodina vida matrimonial, porque a usted le va la marcha y se siente merecedor de algo así por una vez en su vida; usted que nunca ha sacado los pies del plato y siempre soñó con una cana al aire por una sola vez en su gris existencia de perfecto esposo y padre de familia y persona impecable y se siente harto de tanta pulcritud y ha decidido pecar si se presenta la ocasión, aunque sea por una sóla vez …pero a pesar de éste impulso vital se encuentra con el problema de su aspecto de ejecutivo, viajante, representante etc. con su traje tan formal y revelador de su estatus personal; con su calva reluciente, su barriguita cervecera, sus años y su llamativo portafolios negro, que no puede dejar en el guardarropa porque lleve sus pedidos, sus acuerdos comerciales y otros papeles de vital importancia …¡¡bien!!, a usted precisamente le está esperando nuestro CAMALEÓN capaz de convertirle en un santiamén en quien usted quiera ya que hay diferentes opciones a elegir, desde una variopinta gama de pelucas de colores, lisas ó rizadas, continuando por una extensa variedad de camisas con atrevidos colores jaguayanos, muñequeras con tachuelas, cintas para el pelo, pendientes y alfileres, corsés de varias tallas para disimular esas tripitas, estilizados y ceñidos pantalones de cuero ó raso que realzan y dan brillo a su figura y a su masculinidad, aumentando discretamente el paquete. El maletín le ofrece además otras muchas posibilidades, pero ahí no queda todo, ya que tras haberse quitado años de encima y recuperado casi por completo el aspecto de joven seguro y atractivo, tras haberse transformado por completo en los lavabos del local, gracias a la gran versatilidad del portafolios y a su carácter camaleónico, usted le da la vuelta del revés y guarda en él su traje, corbata y sus papeles y he ahí que de repente, el portafolio, se acaba de transformar también como por arte de magia, en un increíble paquete de mano irreconocible, que le aporta a usted un misterioso y exótico aire entre deportista desenfadado, explorador amazónico, reportero de guerra ó Dios sabe qué haciendo de usted un hombre nuevo, atractivo, enigmático, joven y misterioso …en fin casi una fruta prohibida que todas las chicas quisieran probar… ¡¡que locura!! ¿verdad? …se acompaña además con el equipo, un sencillo manual con el argot revisado en su última edición, del lenguaje que la juventud emplea en éstos lugares para que pueda sentirse entre ellos como pez en el agua. Todo lo demás ya depende de usted, que puede resultar de un atractivo irresistible si se lo propone.
Y ahora pueden rellenar el impreso de pedido que les entregamos a continuación donde señalaran qué modelo se ajusta a sus necesidades y en el plazo de 15 días a lo sumo, lo recibirán en su oficina con absoluta discreción; que sean felices y a disfrutar de la calidad de vida que nuestros productos les proporcionarán en adelante.

He recorrido cientos de veces todos los rincones de éste pueblo donde nunca se incendió nada y estoy, lo reconozco, ávido de toda clase de lumbres, fogatas e incendios.
Soy un bombero jubilado, dedico el tiempo libre a la protección civil y ha apagar algunos fuegos en plan particular cuando me llaman. Me casé hace muchos años con una mujer fogosa que me encendía los ánimos, con la que tuve a mi hijo Fulgencio y como de casta le viene al galgo, en el colegio le apodaron el incendiario, pues se pasaba el tiempo quemando papeleras y tirando petardos.
Mi jobi principal es la pirotecnia, pero también me dedico a la cría de palomos ladrones; para tal menester, tengo un lindo palomar en la terraza que he ido construyendo con cajones de frutas y verduras; me fascina tirar cohetes desde allí en las fiestas de la patrona.
Jamás tuve la ocasión de asistir a las fallas de Valencia, ni la suerte de presenciar el bello espectáculo de un volcán en erupción con sus ríos de lava y sus nubes piroclásticas ni nada por el estilo, para desgracia mía.
Los días de lluvia y frío, suelo dedicarlos a construir monumentos en miniatura, con cerillas y palillos de dientes, aunque también soy un gran forofo de la papiroflexia; soy aficionado también a la música clásica; mi pieza favorita es la Danza del Fuego de Manuel de Falla …y hablando de fallas, las de Valencia, que me encantan como he dicho …me producen un estado de trance absoluto, cada vez que las veo por televisión.
Uno de mis mayores deseos que aún no he visto satisfecho es tener en casa una chimenea
y contemplar las llamas a diario ó asar chuletas en los rescoldos.
Con insistencia, he podido convencer a mi hijo Fulgencio, para que opte a una plaza en Altos Hornos, tras suspender la oposición en Fosforera. Ultimamente trabajaba en la Renfe de fogonero en una máquina de vapor, pero tuvo un sofocón con su jefe que le costó el puesto.
Y hablando de otras cosas ojalá algún día, si la fortuna me sonriera, pudiese hacer un viaje con mi mujer Candela, por todo el Cinturón de Fuego y después, viajar a Perú a cazar llamas vivas con red; también me gustaría antes de morir, visitar el monte Fugiyama, pues soy un gran amante de todo lo japonés; me gusta su historia y me siento admirador de sus hazañas guerreras; mi personaje favorito es el almirante de la guerra mundial Yamamoto, por su ardiente deseo y persistencia en ganar la guerra.
Reconozco mi frustración, pero quiero dejar bien claro que cualquier fuego que me hubiese echado a la cara, lo habría apagado de un soplido, con toda seguridad y sin jactarme en absoluto; es normal mi decepción después de cuarenta años de oficio, sin haber apagado un solo incendio, pero aún me frustra mucho más que se sigan quemando casas fuera del pueblo mientras me tienen jubilado, desperdiciando ésta necesidad que tengo de enfrentarme a las llamas, mientras me rasco la barriga.
En la mili, tras mucho insistir, me cambiaron el fusil por un lanza llamas y puedo decir que me sentía feliz cada vez que hacíamos los ejercicios de entrenamiento.
Aún recuerdo el último ataque de Parkinson que sufrí viendo en la televisión cómo se quemaba un bonzo sin que nadie moviese un dedo. Por otro lado, el cardiólogo, me ha prohibido tajantemente y bajo mi responsabilidad, escuchar noticias sobre incendios forestales ó ver películas sobre el ardor sexual …sería una crueldad para mi salud. Tengo que añadir además y si no lo digo reviento, que siento un gran agradecimiento hacia el señor Torres Muñoz, por su gran invento para apagar el ardor de estómago; también he de reconocer que la Santa Inquisición y su manera de ejecutar proscritos, es un tema de conversación que me fascina y la simple idea de verme el día de mañana pasto de las llamas del infierno, es una de mis mayores debilidades.
…Y que alucinante es recorrer determinadas noches la verja del cementerio para observar los Fuegos Fatuos. Me encantan las Auroras Boreales, los Fuegos de San Telmo, los fuegos artificiales y naturales, la caída de meteoros, los relámpagos en las noches de tormenta, los hombres escupe-fuegos de los circos ó los números tan conocidos en los que fieras selváticas saltan peligrosamente un aro en llamas sin quemarse una pestaña. También me vuelve loco ver en los bares de mi pueblo, cómo preparan el carajillo ó el café Irlandés, incluso cómo hacen los gallegos la queimada …en fin, como me ha caído usted simpático, voy a revelarle un secreto si me promete guardar silencio: yo soy el pirómano que quema de madrugada los buzones de correos y los cubos de basura, de quien tanto hablan los diarios, y le aseguro que tengo en ascuas desde hace años a toda la policía local, detectives privados, chivatos y alcahuetas callejeras, y le diré más: traigo de cabeza desde hace tiempo a un agente de la Cía que contrató el señor alcalde en ese viaje relámpago que hizo a EE.UU. en Noche Buena con el pretexto de que iba para hermanar nuestro pueblo con otro de allá; la verdad es que quieren darme caza y si lo consiguen cometerían un error pues en éste pueblo, como he dicho antes, nunca pasa nada y yo le doy interés con mis pequeñas fogatas; imagínese si no que aburrimiento.
…Y ahora , si usted me lo permite, voy a encenderme un cigarrillo.
A propósito ¿tendría usted fuego?

Hoy al llegar a casa he tenido, una vez dentro, la extraña sensación de haberme equivocado de puerta ó de estar soñando despierto. Mi hijo, que siempre corre a la puerta a darme un abrazo, ésta vez, ni ha corrido, ni me ha abrazado.
Pive a comenzado a relinchar y cuando me he agachado a socorrerlo creyendo que tenía un espasmo, me ha lanzado una fuerte coz para hacerme daño, cosa fuera de lo corriente en un perro dócil y cariñoso como él; pero la actitud de Tito, el canario, me ha parecido aún más extraña; al pasar junto a su jaula, sin más, ha levantado una patita y se ha puesto a mear en un barrote de la misma …que raro pensé; todo esto me resulta muy extraño.
Bueno, ¡pero qué pasa hoy aquí! …extrañado por ésta cadena de sucesos, llamo preocupado a mi mujer que con cara de extrañeza, me pregunta cómo he entrado sin avisar; alucinado ya no sé qué responder; sólo se me ocurre preguntarle, como quien ha sufrido un lapsus mental inexplicable, si allí vive un tal Fernando; un tipo delgado con gafas y barba, a lo que responde que no está segura pero que en una ocasión le comentó el portero que en el inmueble había vivido tiempo atrás alguien de esas características. Bueno, entonces sólo se trataba, pensé, de hablar con el portero para que nos aclarase ésta embarazosa situación, pero al portero, para desgracia mía, lo acababan de ascender de categoría y libraba todos los días excepto los domingos y que solía levantarse tarde, cuando el gallo tosía a la hora de las almendras.
¿Qué hacer entonces ante tanta incertidumbre? Rápidamente, saqué de la cartera el D.N.I.
para comprobar mis datos y lejos de aclarar las cosas, las empeoraron más aún, dejándome todavía más perplejo; los datos que en él figuraban eran los de un pedigree canino de bajo linaje.
Esto se me está complicando, pensé; no entiendo absolutamente nada y vamos de mal en peor …mientras tanto mi familia y las mascotas permanecían en actitud relajada, como si nada ocurriera, cosa que me desconcertaba más todavía; me adentré en la casa y al pasar delante del espejo que colgaba en el salón me miré para ver la cara de sorpresa que tenía, pero la confusión fue aún mayor cuando comprobé que mi cara era la de un perro galgo, melenudo parecido al pastor afgano, sin serlo propiamente; lo único que se me ocurrió entonces fue ladrar y comprobar si aquella visión era real ó por el contrario mi cabeza se había ido por las nubes. En lugar de un ladrido, me salió un maullido de gato callejero que se ahogó a mitad del intento. …Aquello era ya demasiado para mí; de pronto mi hijo vino y me abrazó, Pive se puso a ladrar contento como siempre, Tito comenzó con su habitual pipiripí y mi mujer adoptó la actitud de serlo realmente, pero yo me sentía un extraño ante tan rocambolesca situación …¿tendré que visitar al médico?, me preguntaba asombrado y… asegurarme si debo creer ó no lo que veo, aunque no se si comenzar por el oftalmólogo ó por el psiquiatra …ya veré si se repiten éstos síntomas tan raros.

La Paca era una famosa prostituta parisina que hubo de retirarse del oficio directo a causa de la bastéz de su piel. Dicen los que la visitaban que su cuerpo era como la lija, más propio, para un suplicio camero que para todo lo contrario.
Era tal la fama de que gozaba por su desdicha, que a todo lo que resultase áspero al tacto,
se la atribuía inmediato parecido con la piel de la Paca.
Por aquel entonces y en coincidente casualidad, se descubren los primeros animales selváticos grandes y de piel áspera a los que se dio en llamar (por unanimidad y sin resquicio de dudas en las distintas comisiones internacionales de estudiosos en asuntos animales uséase, zoólogos): “Paquidermos”; léase Paqui = Paca; Dermo = Piel; es decir “Paquidermos” por cuestión de obligada etimología; y éte ahí que a un señor se le ocurre domesticarlos, coincidiendo con el amanecer de una nueva era profesional, la de los saltimbanquis, feriantes y circenses; es entonces cuando aparecen por vez primera los domadores de paquidermos, profesión peligrosa que atraía a sus demostraciones numeroso público, ávido de conocer en directo a éstos exóticos animales en una época en que no existía la fotografía que pudiese mostrarles tan raros y extraordinarios especímenes.
Tristemente nadie da importancia hoy día a los progresos que aquella gente valiente y aventurera conseguía de aquellas enormes y desconocidas bestias de las que conseguían resultados asombrosos, como enhebrar agujas, fumar con el ano al tiempo que conseguían, ventoseando, apagar grandes antorchas y demás eólicas hazañas; se dice que tocaban además instrumentos de viento, no se sabe exactamente cómo …aún hoy se habla de uno de ellos, capaz de levitar sobre la cola, mientras a ritmo de un pandero, hacía palmas con las orejas, pero por desgracia una profesión tan bonita y emocionante como aquella, degeneró hasta llegar a los aburridos números de circo de hoy, donde éstos fascinante animalitos, no saben hacer otra cosa que el pino con la trompa, sentarse obedientemente en un taburete a medida, el trenecito ó pasear en sus lomos por la pista, a los ligues del domador y cuatro gilipolleces más por el estilo, que tanto denigran y malhumoran a éstos entrañables e inteligentes animales.
Aparte de éstas consideraciones, gracias al buen trato que hoy reciben y a la ausencia de intemperie en la que viven, además de los merecidos mimos que obtienen de sus propietarios y cuidadores, hace que los mismos empiecen a tener ya la piel fina, con lo que va siendo aconsejable estudiar para ellos otra denominación zoológica por el buen nombre y memoria
de la Paca de Paris.

Trapero es pequeño, peludo y suave y al igual que el borrico de Don Juan Ramón se diría que es todo de algodón etc. etc., pero no, Trapero lo que no tiene es vergüenza ni consideración con sus agresivos juegos.
Trapero es un guapo pelirrojo atigrado, cuyo jobi principal es fastidiarme mientras duermo; Trapero es mi gato, mi mascota; procede de Ávila, donde se dan en abundancia ésta clase de gatos pelirrojos a los que habría que clasificar como alimañas por la energía y fuerza que desarrollan, aunque alimañas, tampoco es una denominación que me convenza; más bien debían llamarse aviláñas …ó parecería que procediesen de la república federal.
No me explico como ésta salvaje criatura pudo llegar hasta mis manos y mucho menos como puede llegar a mis espaldas como llovido del cielo, cuando entro de noche en casa; el cabroncete se encarama arriba de las vigas del salón, escondido a esperar mi llegada. Tengo que aclarar que vivo en una buhardilla en cuyo salón, de techos altos, cruzan de lado a lado 8 ó 10 vigas de madera en plano horizontal a unos tres metros de altura entre los cuales, a intervalos de unos sesenta centímetros puede verse el techo abuhardillado, inclinado por encima siguiendo el plano del propio tejado del edificio; un entramado ideal para andar encaramado y saltar desde allí.
¿Quería acaso convertirme en su juguete? ó simplemente hacerme víctima de su felina y endiablada manera de divertirse? …lo cierto es que le producía especial morbo cuando por circunstancias etílicas, llegaba a casa a media noche cantando y armando alboroto. En esa circunstancia, la excitación y ganas de jugar conmigo eran tales que se convertía en un personaje realmente peligroso: aguardaba al acecho y repentinamente caía sobre mí desde las vigas, con todo su arsenal: casi dos docenas de afiladas uñas y cuatro acerados colmillos, para luego saltar despavorido y esconderse corriendo de mi contundente represalia.
Me tiene destrozado a zarpazos, cosa que yo no merezco, pero a él le gusta jugar a las bestialidades y darme sobresaltos; lo digo sobre todo por los arcos infinitos que describe en la
buhardilla cuando salta de palo en palo y por fin a mi maltrecha integridad física; pero él también se lleva su parte.
Recuerdo el día que lo disfracé de camellito, embutiéndolo en un calcetín; fue una tarea difícil, porque a él no le gustaba vestirse de nada; como buen salvaje que era prefería ir a pelo. Para
conseguirlo, tuve que practicar cinco agujeros en el calcetín, de manera que por el agujero principal situado en la puntera del mismo, pudiese sacar la cabeza; la cola por donde se introduce el pié y las patas por otros cuatro agujeros practicados en la caña del calcetín, dos a cada lado y calculados a la sazón, para que todo coincidiera en su sitio y resultase a medida, no siendo que él se viese mal y se ofendiera realmente.
Fue una verdadera batalla campal colocarle aquel disfraz; a toda costa se defendía en el forcejeo, convertido en una infernal máquina de arañar y morder, al tiempo que emitía unos aullidos descomunales, pero a mí, nada me importaba su brutalidad, total, ya me tenía muy
acostumbrado, como podía verse por la cantidad de heridas que poblaban mis manos,
brazos y espaldas a consecuencia de sus brutales juegos …había que ponerle el calcetín, costara lo que costase y dejarle bien claro que yo tampoco era manco ni me dejaba amedrentar fácilmente.
Tras un buen forcejeo, logré por fin hacerle sacar sus peligrosas fauces por la puntera, no sin
haberme causado antes un considerable destrozo en las manos. El talón del calcetín venía a coincidirle justo sobre la espalda que mas tarde rellenaría con una enorme bola de papel que resultaba apretada y despampanante, como la joroba verdadera de un camellito en miniatura, efecto muy bien logrado por el color de la prenda utilizada. Las patas asomaron también tras mucho esfuerzo por los correspondientes agujeros practicados en la caña del calcetín y la cola, como había previsto, por donde se introduce el pié, como había calculado, finalizando así en mi empeño.
¿Puede uno imaginarse a un gato embutido en un calcetín? …la respuesta es no. Puede tenerse una ligera idea, pero otra cosa es encontrarse ante un verdadero embutido gatuno,
totalmente asalchichado, como si de un fiambre andante se tratara; un gato de ésta guisa es realmente flaco. Seguramente él era consciente de éste pormenor, porque a pesar de tan incómodo uniforme, lo que realmente le molestaba era mi risa visceral cuando le miraba; claro
que la venganza que me esperaba podría ser de felino superior y adulto. Trapero era totalmente imprevisible.
Cualquiera ajeno a nuestros juegos, podría a buen seguro malinterpretar nuestra aparente extraña convivencia, que lejos de extraña ó perniciosa, era para ambos de una entrañable y lúdica animalidad bien entendida. Esto era lo que a él le gustaba; era un gato asilvestrado por
completo …Del arroyo procedía y en casa debía imaginarse que aún seguía en él.
Casi siempre dormía de día, por lo que al tener cambiado el sueño, dedicaba las noches al
diabólico fin de quitarme del medio de un infarto; tal eran los sustos que me pegaba durante mis noches, cayendo sobre mí como una pelota cuando dormido hacía, supongo, el menor movimiento en la cama para volverme del otro lado y que él debía interpretar como algo que había que cazar bajo las sábanas …a toda hora de la madrugada, lo que quería era jugar a costa de fastidiarme para después salir corriendo a toda máquina por los gritos que le daba y ya escondido a saber donde, esperaba de nuevo para repetir lo mismo …para él era un juago divertido, porque sabía que no me iba a levantar a perseguirlo …debía pasarlo muy bien para arriesgarse tanto.
Yo le ganaba en fuerza y hasta en mordiscos a veces, pero él era una máquina concebida para la agilidad y el escapismo súbito.
Sus venganzas siempre consistían en la consecución de planes debidamente premeditados y calculados al milímetro; generalmente llevaba las de ganar. En una noche, era capaz de caer sobre mí a modo de catapulta ocho ó diez veces, algunas de ellas cuando comenzaba a conciliar el sueño. Para defenderme de semejante sadismo, no tuve más remedio que terminar por colocarme sobre la cabecera de la cama y con gran dolor de mi corazón, toda clase de objetos contundentes, prestos a ser lanzados uno a uno ó en ráfagas, entre los que se encontraban zapatos, alpargatas, deportivas y dos proyectiles de gracia de amplio barrido y eficacia: las dos botas camperas que por aquel entonces gastaba.
Su táctica consistía en caer sobre mí como una piedra y huir a toda máquina en la obscuridad
entre una lluvia de proyectiles e insultos; el muy canalla jugaba con ventaja y alevosía; él podía ver en las tinieblas, mientras que yo me destrozaba a golpes en la misma, desatinando prácticamente todos los disparos. Esto a trapero le fascinaba, conocedor de mi torpeza visual.
Por las mañanas, lógicamente, agotado de tan ajetreada actividad se dedicaba a dormir plácidamente, satisfecho de tanta nocturna fechoría y ahí es cuando me tocaba el turno; ahora era yo quien quería jugar y divertirme con él. Abría entonces un ojo y con mirada inteligente y gesto ofendido, reclamaba con desprecio y enorme pasotismo su derecho al descanso y al sueño …era de un cinismo descabellado, pero al hijo de la gran bretaña le tenía enorme cariño en lo más hondo de mi infarturiento corazón, cediendo un día tras otro a su cinismo, en lugar de perturbarlo para que el sueño se le acoplase al horario de su patrón y no me destrozara impunemente las noches, consiguiendo así que lo detestara con frecuencia …era muy listo; sabía cuando la quina estaba llegando al límite y entonces desaparecía durante un tiempo para que le llorase la ausencia . Todavía recuerdo la última vez que se fue durante días por la ventana de la buhardilla a recorrer los tejados del vecindario, como hacía con frecuencia, aunque siempre volvía al anochecer; seguramente alguna gata lo engatusó aquella vez. En esa ocasión estuve durante días lamentando su ausencia pero debió recapacitar y comprender que más valía un amigo que una aventura pasajera. Volvió casi famélico y lleno de heridas …a saber qué haría para regresar en tal estado; lo curé y lo recuperé como otras veces. En éste estado, se hacía el mojigato para darme pena y yo siempre mordía el anzuelo.
Cuando le interesaba era discreto, incluso me dejaba dormir de un tirón algunos días, pero volvía a sus maneras con gran facilidad en cuanto yo bajaba la guardia.
Al poco tiempo de aquella última correría nocturna, tras haberse repuesto de sus amoríos, hambruna y de las peleas con otros gatos, Trapero volvía a la carga conmigo, con sus brutalidades nocturnas y sus saltos sobre mí desde las alturas; la situación se hizo ya insostenible después de otra serie de noches sin dormir. Yo lo quería pero aquella convivencia
y disfunción de nuestros respectivos horarios de sueño se volvió imposible hasta el punto que por mi cabeza comenzaron a pasar toda clase de promesas, desde comérmelo con arroz, hasta embalsamarlo para encima de la tele, pasando por darle baños de agua fría para que se relajara y un sinfín de cosas, más maquiavélicas aún, pero él debió de darse cuenta a tiempo y antes de llegar a tal extremo, me abandonó definitivamente, dejándome, eso sí, como muestra de su cariño, una meada bien grande en la almohada …al muy cabrito aún lo sigo recordando con cariño después de tanto tiempo.

Permítaseme que eche mano de mi mal latín para denominar con mayor énfasis el caso al que nos referiremos más adelante como Orgasmus Morti ó quedarse como muerto-a en determinada circunstancia.
La prensa del corazón a la que tanto criticamos por sus cotilleos, no cuenta de la misa la media
de los entresijos que realmente suceden a los famosos …a los que no lo son, como dice la copla, no se les tiene en cuenta ni cuando mueren. Las peripecias en las que se ven metidos a veces aquellos, si tienen interés y morbo, es precisamente por la condición de famosos que ostentan, algunas de las cuales son de tal naturaleza que si la prensa especializada se atreviese a publicar ciertos sucesos, se meterían en camisas de once varas y los jueces estarían hasta el birrete de querellas entrefágicas, intrigas estuporósicas, entresijos de faldas etc. etc. que pondrían con frecuencia a la justicia entre la espada y la pared a la hora de dictar sentencia.
Pero no, señoras mías …bueno y también señores; porque éste tipo de prensa no es atributo con exclusividad de sexo; ésta clase de lectura le encanta a bastante bicho leyente que aprovecha la espera de la consulta de los dentistas, fisioterapeutas etc., donde se suele encontrar éste material del morbo, para empaparse sin que nadie lo advierta.
La noticia, señoras y señores, la auténtica noticia, esa noticia endiabladamente fuerte y casi orgásmica sobre el famoso, la folklórica de turno, del ministro enquerindongáo; …de la virginidad recompuesta que se rumorea respecto a la primogénita de los marqueses de Arruínez, ante el bombazo de la inminente boda con magnate del petróleo, obseso del “Virgus Vírgini” ó “Pernada …y si no, nada”; que pone en peligro la hipoteca del marquesado en cuestión, que de no ser por ésta boda, no la levanta ni una grúa.
Ese tipo de cosas frívolas y descabelladas a veces, que harían las delicias de los lectores, no están precisamente en las revistas …ni siquiera la tan noble y respetable profesión que tanto prestigió Serlom Holmes, sabe apenas nada de ciertas cuestiones investigadas por encargo de su astada clientela.
Es el servicio mal llamado doméstico, (cuya misión no es la de domesticar a nadie aunque a veces estaría bien por el trato que recibe), el que sabe de qué va la vaina; éstas personas son las que conocen a fondo las peripecias de alcoba que suceden en sus lugares de trabajo; si hablaran tanto ellas como los porteros, conserjes, médicos, servicios de urgencias y los curas …ay!! si los curas hablaran …si saliese un pápa loco que aboliera el secreto de confesión; los reporteros del corazón traerían fritos a éstos señores; los brearían a preguntas muy indiscretas incluso con propuestas de soborno casi imposibles de rechazar; incluso aquellos con mayor sentido de la ética y el pudor, se encontrarían a menudo en un dilema fatal.
Si la prensa tuviese acceso a todas ellas, descenderían a buen seguro las actividades carnales
con mujer u hombre ajenos, las virginidades, brillarían con su presencia, los ingresos en urgencias por espasmos uterinos, no serían motivo de chinchorréo, porque éstos no sucederían más que con mujer propia, lo cual no tiene interés alguno para alimentar el morbo de los cotillas.
La prensa del corazón ó cardiológica como la llamo, basa su interés en dejar en ascuas al lector, dejándolo enganchado hasta la próxima entrega a base de contar sólo parte de la noticia; exactamente me recuerda cuando de pequeño compraba todas las semanas los cuentos del capitán Trueno, el Jabato, el Cachorro ó el Zorro; siempre ocurría igual: cuando el bueno estaba a punto de matar al malo y casarse con ella, ahí justamente en ese trance tan interesante, se acababa el cuento; era terrible la ansiedad con la que pasabas otra semana esperando el próximo capítulo, en el que te la volvían a jugar con el mismo truco …que cabritos!!!
Volviendo a la noticia ó suceso, tengo una amiga que no digo para no dar pistas, si es médico, A.T.S. ó la recepcionista del hospital, ni tampoco su nombre, que me cuenta cada cosa que yo que estoy curado de espanto, hago invocaciones para que éstos famosos de los que hablamos encuentren el camino de la virtud. Que manera de fornicar con la vecina durante la ausencia de sus maridos, la de éstos buenos e impecables señores y que manera de abortar después (situaciones quería decir) a base de pasta y no de dientes precisamente. Me contaba que una vez ingresó por urgencias una famosa que llevaba una especie de espasmo en todo el cuerpo a causa de un coito loco con un alto mandatario gubernamental, casado y bien casado; al parecer la mujer ingresó como muerta con los ojos en blanco a causa de aquel orgasmo que no cesaba desde hacía varias horas; los médicos no sabían que hacer, pues ni siquiera conocían un caso igual; hubo de dar nombre a la extraña patología desconocida hasta entonces, , llamándola Orgasmus Morti, como decíamos al principio; la mujer se salvó por los pelos y la noticia no trascendió dada la gran fama de ella y la responsabilidad del cargo del buen señor, al que todas miraban con intriga preguntándose para sus adentros, qué le habría hecho en la cama para dejarla sumida en semejante trance …el suceso hubiera sido sin duda una gran noticia para la prensa del corazón.
Después de mi último negocio de profilácticos de castigo de alta sensibilidad que se fue al traste porque decían los usuarios que producían callos, tenemos en mente mi amiga y yo el negocio editorial del siglo con el que haremos escuela en éstas cuestiones y nos retiraremos definitivamente a vivir la vida con las ganancias de la revista …la única que contará lo que pasa realmente, es decir, lo que el lector busca y nunca encuentra: el episodio completo, con pelos y señales, como en el coleccionable de Roberto Alcázar y Pedrín. Vamos a triunfar, seguro, para lo cual no tendremos inconveniente en hacer un verdadero trabajo de campo sin que nos incomode en absoluto ir en busca de la trama a los descampados las noches sin luna, a los pajares, lugares desiertos, caminos vecinales ó donde la noticia nos llame. Vamos a largar que ni se lo imaginan porque mi amiga “Lengua Bífida” como la llamo cariñosamente está tan al día de tales asuntos que yo que de pequeño creía que los burros volaban, me cuestan trabajo creer.
La suscripción anual incluye de regalo un precioso reloj de arena, calculado para hacer huevos pasados por agua.

Desde que dejé de prestar mis servicios en la Cofradía de los Enanos, empresa de la que fui vilmente despedido, por medir un centímetro más de la talla requerida, la amargura y la ira han ido en aumento al tener clara conciencia de la manera en que aquella panda de enanos me hicieron crecer para dejarme fuera de talla, cosa que en el fondo debería agradecer ya que la capacidad para ello, es más cosa buena que mala.
En la carta de despido que me entregó el jefe del enanar en persona, alegaba que rompía los dinteles de las puertas con la cabeza y que mi talla rebasaba la media que la empresa aceptaba, razón por la que tenía que andar medio agachado por entre aquellos artesonados de escayola al estilo Luis XV pintados de purpurina, imitando a duras penas el pan de oro y haciendo juego con el resto de toda aquella horterada llena de golpes y desconchones.
A decir verdad, aquellas no eran estancias, mas bien eran auténticos cuchitriles, decorados como exige el más sublime mal gusto, para enanos venidos a más, cuestión ésta que les hacía sentirse crecidos por encima del resto.
Ciertamente en la Cofradía de Enanos me sentía como un garbanzo en un plato de lentejas …aquello no estaba hecho para mí, por eso, el día de mi despido, sentí cierto alivio paralelo a la rabia que me daba comprobar que me convertían en chivo expiatorio, cargándome la responsabilidad de los desconchados y demás desperfectos, con el propósito, seguramente, de dar mi puesto a un enchufado, como suele ocurrir. La cuestión es que al parecer era yo el rompetechos de turno de las cornisas y de todo lo que sobrepasara el metro y medio; era la excusa perfecta para darme la patada en el culo, pero en el fondo, tenía la satisfacción de abandonar de una vez aquella especie de madriguera a “La Belle Époque”, aunque con la certeza de ser víctima de una injusticia; más aún cuando supe del producto crece-gente que me ponían a escondidas en la máquina del café, del pasillo junto a mi habitáculo de trabajo, de la cuál curiosamente, nadie bebía más que yo, hasta que cosqué y comprendí que estaban haciendo me la cama , por así decirlo …claramente había una conjura para que creciese a toda costa y hacerme así la puñeta.
Como era de esperar, a fuerza de cafés vitaminados, quedé fuera de la talla que las normas imponían en la Cofradía de los Enanos.
Estuve mucho tiempo cavilando la forma de vengarme de tan ruin marranada …la ira me recomía haciéndome pensar en los planes más crueles y descabellados hasta el punto de querer hacer con varios de ellos un collar para mi novia, pero enseguida comprendí lo desfavorecida que iba a resultar.
Días más tarde, sumergido en éstos frenéticos pensamientos, decidí que para darle más morbo a las ansias de venganza que me invadían, debía ir diariamente a tomar mi copa de absenta a la terraza que hay justo frente a la empresa, para cavilar más de cerca la estrategia de mi represalia. Coincidiendo con la hora de salida del personal, acudía diariamente para observar su reacción ante la mirada inquisidora que lanzaba a los sospechosos de la trama que había dado con mis huesos en la calle; éstos eran los pelotas que se arrastraban como culebras detrás del jefe cumpliendo a ciegas su voluntad, como quien va a heredar la empresa.
Era un gozo para mí verlos salir todos los días ante la mirada inquisidora que les propinaba, de parado esquizoide y la sonrisa de perro sabueso que tenía ensayada para tal fin, mostrándoles todos los piños y el diente de oro, como elemento persuasorio de la que se les podría venir encima en cualquier momento … vamos, una guerra psicológica en toda regla.
Durante meses asistí a diario al bar La Parada a las cinco de la tarde para tomar mi copa,
sentado siempre a pleno sol, para que el diente de oro brillara con más fulgor, cosa que acojonaba de veras a los implicados en el asunto de la cafetera. Desde aquí podía observar sus enjutas existencias, como el zoólogo que estudia las especies inferiores desde su puesto de observación …que gusto me daba ir allí; era tal mi satisfacción que casi agradecía la suerte que tenía por haber sido expulsado de la empresa.
Al segundo día, me situé en la zona más alta de la terraza para observar mejor el panorama y después de un tiempo, abusando de mi asiduidad, le pedí al dueño del bar que colocara la mesa y la silla donde me sentaba, sobre unos cajones de cerveza a modo de tarima alegando que el médico me había recomendado permanecer siempre en sitios bien aireados para aliviar el asma que padecía, cosa incierta pero necesaria para hacer más evidente mi presencia; el hombre accedió gustoso sin titubear puesto que veía en mí al cliente fijo que había que cuidar, tal vez por la buena propina que todos los días dejaba.
Después de acudir a mi cita durante largo tiempo a las cinco en punto, terminé por convertirme en una institución en aquel negocio, donde se me trataba con enorme consideración, rayando en el peloteo: “Don Práxedes por aquí” …”Don Práxedes por allá”…”vaya con Dios, don Práxedes” “buenas tardes, Don Práxedes” etc. resultándoles ya habitual, verme encima del catafalco, que llegó a formar parte del mobiliario del bar.
Aquel se había convertido en mi sitio por derecho propio, sin que nadie osara ocuparlo; era el mérito contraído por la regularidad y por el duro de propina que cada día dejaba en la mesa al camarero; allí subido, como en un trono, a pleno sol, en el mejor lugar de la terraza y exhibiendo mi diente de oro, debía conferirme un carisma especial a juzgar por el respeto que todos me profesaban.
El entarimado fue creciendo a mi antojo a modo de púlpito, con varios escalones de acceso.
Desde esa altura mi antigua empresa, en la acera de enfrente, comenzaba a parecerme un hormiguero y los enanos, cada vez más pequeños. Al mismo tiempo, yo continuaba con mis planes de venganza desde el reidero y trabajando también en casa en lo que podría denominarse un reidero mecánico con avance y marcha atrás, concebido sobre un brazo articulado al estilo de una plataforma móvil y así poder arrojar cubos desde ella de cualquier cosa que pudiese ser considerada por la justicia como una falta y no como un delito al no haber suficiente violencia ó contundencia en los materiales que arrojaría a aquella panda de mofetas bajitas. Para ello me documenté lo suficiente en los códigos civil y penal …Había dado pues con la solución idónea para resarcir mi desgracia, ideando una venganza llena de humanidad, por estar exenta de violencia física, de disputa con sangre, de contacto directo ó cualquier connotación similar; incluso para mí también entrañaba un riesgo, ya que el ingenio podría fallar y tirarme por la borda a cierta altura, pudiendo herirme seriamente; quiero decir que en el fondo iba a jugar limpio y a cara descubierta, aunque lo que me pedía el cuerpo fuese lo contrario, ya que por mi mente pasaban puñales, pistolas, escopetas de caza, pedruscos y otras malignas ideas a las que cualquier señor honrado, que por variopintas razones que las empresas inventan ó fabrican para hacer sus ajustes de plantilla, se puede ver arrastrado en semejante estado de vejación, haciéndole maquinar vendetas de la más diabólica alcurnia.
Siempre he sido hombre virtuoso para cualquier propósito, pero principalmente muy, muy práctico, tanto es así que si el invento llegase a funcionar, para lo cual me estoy documentando debidamente con los escritos de Leonardo, diré que podría patentarlo y fabricar en serie lo que se llamaría: “reidero para vejar enanos”, incluso vender la patente a los americanos, convenciéndoles previamente de sus bondades como máquina de guerra, a ver si así solucionaban con éste nuevo procedimiento sus diferencias con los países del éste, en lugar de tanto misil y tanto ingenio destructivo; yo me forraría y ellos, a su vez, podrían revender la patente a muchos otros países y cobrar royalties, como hacen con la coca-cola …para mí sería fabuloso; probablemente me nombrarían hombre del año, héroe nacional ó benefactor de la humanidad, incluso es posible que me propusieran para premio Nobel de la paz, porque …eso
sí: siempre he odiado la violencia y aunque sea una mariconada, la sangre me marea.

La historia que aquí se narra forma parte de un importante árbol genealógico, de enorme transcendencia en la civilización moderna, asunto que como ahora veremos, dejó un excelente legado lingüístico a las ciencias, a las matemáticas, botánica, química etc.
Estúpido Cayo Graso (emperador de Roma), no es el máximo exponente de ésta acertada teoría; si lo citamos en primer lugar es sencillamente porque era una gran persona, además
de emperador, sin embargo es curioso y digno de especial mención el hecho de que los estúpidos de ahora hayan adoptado su nombre ó mejor dicho, se les denomine así, menosca_
bando el nombre de tan insigne personaje histórico.
Era flaco y bien parecido, cosa contradictoria con su primer apellido, utilizado modernamente
para denominar despectivamente a personas poco agraciadas que hoy pueden verse en nuestras calles.
Para colmo de contradicciones, era de cutis y cabello seco, asunto por el que ya en su reinado y por deseo expreso suyo, comenzó a investigarse a fondo en asuntos cosméticos, dada la afición que la gente de poderío tenía por la belleza corporal. Justamente en esa época
comienzan a aparecer productos que hoy conocemos bien: la leche de gorrión y de almendras, las cremas de cuello de cisne, el champú de raíces salvajes, el bálsamo de tigre y un largo etcétera que llega hasta nuestros días, siendo entonces más utilizados por los hombres que lo que nuestro complejo de machos ibéricos, permite hoy a los varones que se jactan de serlo.
Hecho éste pequeño paréntesis sobre Estúpido, “Pido” para los amigos según cuenta la tradición hablada, pasamos a Garrulus Torrenobis Goechea, del que contaba su sucesor, que era tartaja y pronunciaba fatal, motivo por el que no solía hablar nunca en público y cuando en casos extremos se veía obligado a hacerlo, un ventrílocuo hablaba por él agachado en la tribuna mientras Garrulus gesticulaba con los labios.
Pasamos pues ha hacer un rápido recorrido por todo el entramado del que hablamos al principio; a saber:
Tubérculo Flavio Borracho, ministro de sanidad y jefe de bodega del imperio, a quien le debe su nombre la patata, la zanahoria, el nabo, la chufa etc. como también, instrumentos como la flauta y todos los que se hartan de vino en las tabernas.
Era un hombre robusto, sano y aunque le aburría la música, era de una ejemplar austeridad en el comer y el beber; contaba de él Garrulus que fue el inventor del agua-miel y del bitter sin.
Tiberio Onésimo García, llamado el Ibero por tener sangre hispana, aunque también es muy probable que tuviese ascendencia anglosajona a fuerza de tanta conquista; sobre ésta cuestión hay serias dudas aún hoy día. Era el encargado de las misiones de pacificación, dentro y fuera de su territorio; de espíritu apacible; a él debe su nombre, injustamente, cualquier reyerta, disputa ó cosa similar. Cuentan también que era el primerísimo para todo por su brillantez y buena disposición y es aquí precisamente, donde surge la derivada lingüística de la que hablábamos con anterioridad, por aquello de Primerísimo, Unísono, Onésimo, palabra ésta última de marcada raíz latina. Encontramos en éste punto otro motivo de controversia ya que hay partidarios que defienden que dicho nombre fue una gracia especial concedida por Estúpido.
…El apellido García, lógicamente se lo debe a su madre, natural del Entrín.
Pócimo Antídotus Arsénico: alquimista imperial, por elección a dedo, en la época de los dimes y diretes y las intrigas palaciegas y de aquello del “beba usted primero” etc.; se dice que murió asfixiado, comiendo lentejas, cuando una se le fue por mal sitio, aunque las malas lenguas apuntan a otra versión. A él se debe el nombre del famoso veneno y la química en general, le reconoce su legado etimológico.
Cornelio Anónimo Adultero, llamado el bien-casado por la ejemplar conducta matrimonial de él y su cónyuge: Virgilia Ninfómana Uterina, admirada por sus virtudes y deseada casi por todo
el imperio por no asistir nunca a las orgías de cumpleaños. El matrimonio, trabajaba en conjunto en su consulta de sexología para jóvenes parejas y en terapias de grupo para mujeres perdidas, cornudos con morriña y mujeres en general que sufrieran de furor uterino.
Al cabo de tanta armonía se divorciaron y fue tal y tan rápida la recuperación de deseos e impulsos reprimidos durante años, que desmadre más grande visto en ellos, no se conocía hasta entonces.
Con tales desmanes por separado, dan nombre rápidamente a todos los asuntos con olor a extensiones de cabeza, a desaforamiento entreperníl, a virginidades perdidas definitivamente, a adulterios a escondidas, furores fuera de control etc. …ciertamente dio mucho que hablar esa pareja, sí.
Crápula Escolapio de todos los Santos: otro emperador ligero de cascos, mujeriego y de costumbres disipadas; con cara de colegial, parecía que nunca había roto un plato, pero en palacio lo conocían bien por sus andanzas nocturnas. Su mujer, Luz Divina, por el contrario era un ejemplo de moderación; recatada y sumisa hasta que lo pilló infraganti y le preparó una pócima que le produjo una diarrea mortal.
Olegario Meloso Gabacho, de ascendencia francesa, tenía la voz aflautada; hombre de gran delicadeza que pasaba los días tocándoles música a los animales de su palacio, sin interesarle los asuntos políticos del basto imperio que regentaba …un desastre para unos; para otros un bohemio que nunca debió reinar
Pánfilo Nasón Amable, de nariz prominente y notoria torpeza ; famoso por las malas pulgas que le caracterizaban. Era absolutamente bobo, lo que no le impedía mandar al patíbulo al primero que osara burlarse de él, hasta el punto que nadie se atrevía a sonreír en la corte, por si acaso.
Sisebuto Batracio Estrábico: con cara de sapo y mirada siempre fija en la punta de la nariz, parecía no ver más allá, pero nada más lejos de la realidad; era astuto y no se le escapaba una, por lo que era muy temido.
Desiderio Edipo Escipión: gordo como un tonel; siempre en la poltrona, sin más interés que la comida y el ajedrez.
Baldomero Lengua-Gorda Atanasio, famoso por sus discursos llenos de palabras gruesas e improperios que con frecuencia lanzaba a los súbditos de manera gratuita cuando le venía en ganas, para desahogar su bipolaridad crónica.
La lista es interminable …fueron mucho los regentes de aquel imperio cuyos nombres han dado vida al diccionario castellano, dotándolo de los más variados matices, para gloria de nuestra versátil y reconocida lengua que hoy hablan más de 500.000.000 de personas en todo el mundo. Citamos sólo algunos más de la interminable lista, para ilustrar nuestra inequívoca afirmación inicial:
Nicanor Abyecto Eufrasio.
Rancio Melquiades Macarro.
Flácido Gutiérrez Endémico.
Nazario Libido Tacaño.
Gervasio del Bosque Jabato.
Tiburcio Zafio Alegre.
Nicanor Pirómano Esporádico.
Cáspito Correa Críspulo.
Amargo del Lunar Taciturno.
Sátiro Flácido Cotarro.
Eustaquio Espartero Churrasco…

Comenzaremos por decir que el termino vaca-burra no es ni mucho menos el resultado de la mezcla amorosa del burro y la vaca ya que éstos rarísimos retoños se llaman vaquiasnos; vaca-burra se denomina por lo general a la mujer mal encarada, de aspecto desagradable, de porte varonil y generalmente con bigote, que no tiene que ser poblado necesariamente, aunque siempre sin ninguna duda, es de cerda dura y negra; dícese incluso que las hay hasta con barba; yo no he visto ninguna pero cuentan que tiempo atrás las exhibían en circos y casetas de feria; suelen tener mala sombra y son un claro exponente de la anti feminidad. En la actualidad, es muy probable que se camuflen entre las demás gracias a la existencia de los tratamientos depilatorios, asunto que ha debido dar al traste con tan insólito espectáculo.
Dícese también de ellas que son, ante cualquier peligro, de un valor tan aguerrido, que muchos caballeros deshonrados quisieran para sí.
…En fin, se dicen de ellas tantas cosas que a cada una en particular se le atribuye alguna inefable cualidad, defecto, virtud ó característica que le da su propio y peculiar sello; tal vez por eso se comentaba de Sebastiana que tenía por sexo un cabra-higo; otras eran capaces
de arrastrar camiones atadas por el cabello ó levantar en volandas una docena de personas, doblar tubos de hierros, abrir botellas de cerveza con la ceja etc.
Tener por sexo un cabra-higo, no es tampoco (y volvemos ha hacer otra aclaración) tener
sexo de cabra, no …hay que empezar por aclarar primero qué es el cabra-higo; pues bien;
después de la magnífica explicación que Juan José Poblador da del mismo en su libro sobre Conil 1983, nada puede añadirse al respecto, por lo que reproducimos aquí, con permiso del autor, en que consiste tan salvaje fruto y qué dichos sobre el mismo, corren en la voz popular.
Cabra-higo es (y reproducimos literalmente): la higuera silvestre, oriunda de las regiones montañosas de la Arabia meridonal. “El cabra-higo, se le hecha a la breva para que se convierta en higo”; “Se llaman cabra-higos porque lo comen las cabras y también las personas, con sal”; “Los mosquitos del cabra-higo, matan a otros mosquitos que vienen a comerse los higos”; “El bichito del cabra-higo pone un huevo y endulza el higo”; “los mosquitos, trasladan la leche materna, para engendrar al higo y que cuaje”; “las mijítas de dentro se aburren y se convierten en mosquitos” etc. y otro sinfín de insólito dichos populares más, pero volviendo a nuestra amiga diremos que éste fatal y seguramente desmerecido calificativo que se daba al sexo de Sebastiana, es casi seguro que no responde más que al énfasis que en general el latino emplea en fijar la vista sin disimulo en lo más feo, para regodeo de su alevoso y reiterativo deseo de poner el dedo en la llaga sin miramiento; de su innata mala leche y de su malévolo sentido crítico y cotilla de lo que es defectuoso, haciéndolo diana de su mala intención y blanco de la ironía socarrona que les caracteriza (al latino me refiero, en especial en las poblaciones pequeñas).
A Sebastiana, que se sepa, no se le conoció hombre alguno, al menos los de su pueblo así afirmaban; su casi segura virginidad, era tema habitual de conversación y motivo de mofa de los más mal intencionados que hacían de su sexo, blanco de todo tipo de vejaciones, ya que no podía ser blanco de otra manera, salvo por su poblado bigote y por la falta de escarceos amorosos que le achacaban en el pueblo.
…Así la pobre Sebastiana llegó a convertirse en el coco local ó mujer del saco a la hora de la siesta, para los niños que no querían dormir ó a la hora de la comida, para los inapetentes, que a la voz de “que viene Sebastiana” ó “que llamo a la vaca-burra”, los niños se zurraban y comían, ¡vaya que si comían! ó dormían! …incluso la llamaban por la calle con una total falta de pudor la cabra-higo y teniendo en cuenta que por aquellas tierras del sur se pronuncia la jota en lugar de la ache, esto daba aún mayor énfasis sonoro al mote.
Dicen en su pueblo, que hace años , en la feria de la patrona, en Septiembre, se le vió
por última vez con un grupo de saltimbanquis, con los que debió marcharse para sacar provecho a su bigote y para alejarse , seguramente, de los dimes y diretes que a diario soportaba.
A los pocos años, los niños nuevos, ya no obedecían a sus madres cuando se les amenazaba con llamar a Sebastiana si no comían ó dormían, por lo que la bruja ó el hombre del saco volvieron a ocupar el lugar que les correspondía en el bestiario popular y que Sebastiana ó mujer del bigote, les había quitado tiempo atrás.
Hoy es una leyenda casi mítica.

Verso


Te vas con un simple traje
despojado de lo tuyo;
yo en concreto siento orgullo
de tu vida y tu bagaje.

Muchas veces vi de cerca
tu paz y calma conjuntas,
…remanso como una alberca.

Sonríe Pepe a las estrellas
que mereces todas juntas;
cabal y justo ve en tu yunta
hacia la luz que destella.

….y por la calle las gentes
nos muestran sus condolencias;
tú vivías sin apariencias
y dejaste en nuestras mentes

como un sello hecho de fuego,
de ti, el recuerdo cautivo:
que fuiste un ser positivo
y director desde cartero.

… … …

Fuiste ejemplo de bondad
y aquí te digo hasta luego;
descansa siempre en la paz.

Sigue firme tu camino;
guíen tus pasos y te hagan descubrir
la senda por la que has de discurrir;
sea la luz tu baluarte y sino.

¡Que paradoja extraña!
…yo que nunca fui un seguidor de la moda,
paradoja y gran horror,
mi reloj: de Moda-España
…pero me importa un cajón;
muy de moda, si te empeñas,
con logotipo y con señas.
Atrasa cinco minutos
para llamar la atención
cada día al corregirlos
y que tu limpia visión
se pose en el logotipo,
que para efecto mayor
lleva letras de un buen tipo
y así leas la dirección.

…pero que bueno el despiste,
del que muchos me hacen burla,
que después de tanto tiempo
transportando éste reloj,
no observé ningún escrito
y esto lo dice un señor.

…sigamos con el despiste
pues la contaminación
de tanto mensaje escrito,
también por los ojos entra,
anulando la razón.
Que importa que me critiquen;
cierto que soy distraído
en asuntos de éste tipo
…mas volviendo a la sazón,
nunca olvidé aquel momento
en que un cachorro nació.
¡Vete pues a hacer puñetas!
¡so asqueroso! ¡so reloj!
yo vivo en otro planeta
y el tiempo corre mejor
si no te llevo conmigo.

…Hubo un físico señor
que demostró en el papel
que el tiempo es relativo.

I
Se entremezclan los objetos
de sobremesas que expiran
y al comensal sólo inspiran
el pasado ya obsoleto.

En ámbitos reducidos
de las estancias cohabitan
sin captar quienes transitan
que están de belleza ungidos.

Otros permanecen quietos,
despreciados por el ojo
mientras el poto da nietos

…un cristal silva entreabierto
ó el vaso sacia un antojo,
diafanidad que no advierto.

…todo parece corriente
al sentir que rueda inerte

II
Detrás del silencio diario
musita grácil melodía
y es que en el cotidiano día
reside lo extraordinario.

Todo palpita en la calma
en latidos de vivencia
que en su ordinaria existencia
reverdecen para el alma,

pues en la danza sencilla
llena de rastros vividos
lo corriente, cual semilla

pone así su chispa interna;
nuestro prado ensombrecido
se enciende como linterna

…ya que el ámbito es espejo
y nuestro interior: reflejo.

¡Ay! que hermosa y cálida
festea la flor en la brisa;
besa el aire agradecida
que en la jardinera posa,
en sus ojos de topacio
y en su melena esparcida.
Relajadas las mejillas,
esbozan una sonrisa
para la flor que ella mima
nacida en su corazón
antes de abrir a la vida.

¡Ay! que hermosa y cálida
junto a la linde pequeña,
creces flor a semejanza
de la mujer que te sueña.
Cuando bebe entre sus manos
siente sus gestos de amor,
oye la voz de su dueña
y de verde gratitud,
de rosa por sus topacios,
de esencia por sus cabellos,
flexible como la espiga
danza al viento de alegría
siempre que su humana madre
en secreto le susurra…
…cuando llega el mes de Abril.

¡Ay! que hermosa jardinera,
piensa la flor con envidia;
quiere su luz para sí,
su rostro anhela y su encanto
quiere su talle sutil…
…es por eso que la flor
prodigio tan delicado,
con su alma de doncella
mirándose en éste espejo
en su efímera existencia,
la imita y crece tan bella
entre tan tiernos cuidados
…cuando llega el mes de Abril.

¡Ay! que hermosas flores
suspiraba un paseante
en la linde del jardín
y embriagado de belleza,
perturbados los sentidos
no distinguía quien es flor
quien jardinera entre aquellas
que en la linde de un camino
hechizan a los viajeros
desde su florido atril.

Bañadas por el mismo sol
de la misma agua beben,
las alienta el mismo aire…
…es por ello que en Abril
cuando pasa un caminante
se prenda de éste jardín
al percibirlas tan bellas
y a la sombra del ciprés
no distingue quién es flor,
quién jardinera entre ellas
…cuando llega el mes de Abril.

Quinta-esencia del deleite del paladar refinado.
El vino es la amistad y la lealtad.
Es también la alegría. Fusión de agua y sol.

La cata es la liturgia, lo cabal y el buen criterio
…la verdad misma a examen.

El catador: la difícil simbiosis entre el saber,
el paladar privilegiado, la virtud del sumo sacerdote
y el don del juez supremo

…y el roble: prodigio leñoso, dios de la robustez,
sabio catalizador de secretos infinitos,
mágico abrazo del líquido cómplice;
artífice de una de las más sabias,
sutiles y nobles tradiciones.

…Y la uva: universo diminuto,
humilde depósito de sol y tierra,
esférico capricho de Baco;
líquidas perlas del secano
para enjaezar a la más fiel compañera: la madera.

¡quien ama el vino, ama la vida!.

Nada, nada, es lo mismo…
cuidao con el parecido;
hay que estar al loro siempre
con eso del mimetismo
ó te dan gato por liebre
al más pequeño descuido.

Voy a poner un ejemplo
para que andeis prevenidos:
una tarde obscureciendo
un poco ciego de vino
perseguí una tetigorda
con un trasero divino,
le pregunté qué hora era,
las 9´30 me dijo
con voz cerrada de hombre;
la chica de las mil curvas
era un guapo travestido.

…y es que nada es lo mismo,
cuidao con el parecido.
La concha vive en los mares,
las almejas en los ríos,
no es lo mismo, no fiaros
cuidao con el parecido
ni un barreño que un cubo,
ni tocar el clarinete
ó echar aire por un tubo.
..hay que estar al loro siempre
con eso del mimetismo.

No es lo mismo en absoluto
una moza tetigorda
que un apuesto travestido
ó un percebe de los mares
que una almeja de los ríos.
Ándate al loro muchacho
porque si no estás atento,
te meten gato por liebre
al menor de los descuidos,
que en éste asunto ocurrió
quien confundió malamente
a un gato con una liebre
una noche de pasión.

El viajero sin estrella, mientras busca el horizonte
en su halo de sombra está
y a la luz brilla la escena del remanso sin cadenas,
manto claro y soledad.

…En el sombrío rincón, grano de tierra amarrado
a la duna arrolladora,
jira al vértigo sin más, de sol y luna tras luna
de su destino fatal.

Humanidad: grita con él su dolor,
llora con él su desgarro,
siente con él su desdicha,
no mires hacia otro lado.

El viajero sin estrella, condenado en su desgracia,
peregrino del escarnio
sobrevive a duras penas al dolor del olvidado.

…De rosas rojas se cubrió
tu espejo,
cuando encendiste la luz
y te miraste,
que al momento se quedó
perplejo
de ser la rosa tú en aquel instante.

Se ha terminado la fiesta,
el carnaval del país
no hay más Expo ni Olimpiada
ni nada que descubrir.

Apriétense el cinturón
que vamos a despegar,
es el constante sermón
tras el quinto centenario,
lo mismo que en un avión
…que asfixia Dios, que calvario!

… ¿acaso estamos pegaos?,
de muchos es reflexión;
porque salir adelante
después de tanto esperar
y haciéndonos apretar
…pues mejor: seguir pegaos;
total …costumbre tenemos
y que nos dejen en paz.

Si hemos de comer sardinas
y austeridad es lo que piden,
que sepan los mandamases
que estamos hasta los ídem
de estar pegaos y apretaos
y de tanta frase divina
mientras se lo llevan muerto
estos tipos descaraos.

A los que no han pisao la Expo
ni visitao la Olimpiada
pero han sufrido el expólio,
pasándolas bien canutas,
les piden como a las putas
aunque queden en pijama,
un asunto bien sencillo:
que paguen también la cama
y todos en calzoncillos.

Que me den mis diez ladrillos.
¡¡Yo quiero mis diez ladrillos!!;
¿no dicen que hemos pagado
entre todos la cuestión?
empecemos por ahí
y no por el cinturón.

…y ahora si para Europa
corre deprisa el gran bulo
que vamos a hacernos ricos,
creo que es mucho más factible
que nos van a dar por…

Cuidado con el Mercado,
nada tiene de Común
no hay más que ver lo de Mastric
que desatino y que fin.

Nada acuerda éste mercado
mas si bajamos la guardia,
cosa que se viene haciendo,
va a quedar nuestro país:
de chico de los recados.

Hay que inventarse más fiestas
seguir con el cachondeo
a ritmo de bacalao
que tiene mucho meneo.

Que se dejen de sermones
ni de rezos de rosarios
que suban más los salarios
que en Febrero es carnaval,
no empieza el año muy mal;
no sé de que nos quejamos.

Qué jodidos helicópteros
que pesados que se ponen,
a las siete han empezado
a tocarme los cojones.

Ese ruido infernal
a ésta hora tan temprana
…que ganas de fastidiar;
que molesten a su hermana.

Tanto y tanto vigilar;
no se que buscan pardiez
…ó nos querrán despertar
para que rindamos más?.

Vayan todos a cagar
de éstos cielos, ¡¡vive Dios!!
ó les pego una pedrá
que los hago aterrizar,
como hizo un día un chaval
que en el diario salió.

No pierdas el Norte
ave perdida,
aquello no fue altura
ni fuiste cóndor nunca,
tampoco eres golondrina.

Vuelve a ser señor y dueño
abre los ojos y mira
pájaro del ocaso;
ceja en el absurdo empeño

de alcanzar el infinito,
vuela un pequeño remanso
y entenderás en tu trazo
que el destino que hay escrito

no es ilusión entre nubes,
ni quimeras en tus sueños.

Que bonito capicúa
el que sumado da veinte,
el único de éste siglo;
¡te traerá buena suerte!

Lleva el uno abriendo paso
y a su rebufo dos nueves
y otro uno emparedando
¡¡¡que número de juguete!!!

¿…ó será gallarda escolta
la que efectúan de ésta suerte.?

Si los miras con fijeza
parece que al acercarlos
al nueve correspondiente,
resultan ser menos flacos
y hasta el sentido unitario
que tienen por separado,
pierden lo mágicamente
pasando a ser milenarios.

¿Qué decir pues de los nueves
si los unos tan modestos
cobran tan alto relieve.?

NUEVE-NUEVE es un derroche,
centenario a la siguiente;
…si los sumas, dieciocho:
adolescente, ¡que suerte!

Si inviertes uno de ellos,
sexual imagen adviertes
y si dentro de sus panzas
colocas dos puntos negros,
son dos ojos que te miran
si estás sólo de repente.

¡Que número juguetón!.

Que bonito capicúa
el que sumado da veinte;
el único de éste siglo;
¡¡¡va a traernos buena suerte.!!!

Puede traer la alegría,
libertad a todas gentes;
ojalá traiga justicia
…¡que lleve la paz a oriente!
¡Que termine la violencia!.
¡¡¡QUE TODOS LOS NIÑOS COMAN!!!

Que se acaben las fronteras!.
Que se vayan los tiranos!.
Que de color y poesía
se inunden todas las mentes!.
Que las armas tiren flores!.
Que en serpentinas, los sables
se transformen de repente!.

…Que todos los que están solos
y todos los que padecen,
todos los seres sin techo
hallen alivio éste año.

¡Se lo he pedido a los reyes!.

Que las telarañas no te atrapen,
que no te pese en exceso la espalda
por no haberte sacudido el polvo previamente;
fuera todos los lastres:
a volar.

…Es que tu piel es tan hermosa
que mis manos ya no pueden tocarte.
Nebulosa, tu desnudez de nácar
prodigio luminoso en la noche profunda del alma
perdida, ciega y rota…

y las dos perlas que centellean en tu rostro:
latidos de la vida, pulso de mi corazón errante
que sin rumbo ni destino, hallan en tu ser
faro y camino de otro amanecer nuevo,
destello de tu luz como diamante.

Impulso de vivir sólo defiendes,
mensajero de alegría y del amor
ante todos, compañero y gran señor:
hombre sabio tú que el error comprendes.

Histrión del infinito cual marino.
De la tierra eres noble fruto y llave;
paladín del sol y aire como un ave,
de la noche: alma azul de peregrino.

Voz y pluma al servicio del humano
que desgarrando tu ego no escatimas
…tu gesto siempre como el de un hermano.

…Difícil encontrar alguien que explique
como es la luz, la traza que te anima.
¡Gracias por compartir amigo Enrique!

en liturgia ancestral de la cerveza,
tu corazón de niño y tu cabeza.

Días grises que no llenáis mi alcoba.
Cielo encapotado que la entristeces.
Sol cobarde que no asomas.

A través de los visillos de mi cuarto
observo la calma de las tardes tristes del invierno,
tan tristes como la empapelada estancia.

Reina absoluta calma.
Sentado sobre la cama me inspiro mejor
mirando tras el cristal de la ventana.

Por un poco de tu amor
voy a guardar silencio
voy a esperar a que el tiempo,
por un poco de tu amor,

cruce al azar nuestro vuelo
y en la estela de tu sueño
aire sea, rendido velo
…por un poco de tu amor.

Una alfombra de jazmines
voy a tejer mientras andas,
de luz y aire en los confines
para que posen tus plantas
…por un poco de tu amor.

Y en el mar, que es tu reinado
dispondré cuando desees,
se vea por mil estrellas
todo tu rostro enjaezado

…y seas el romero en flor
sólo por una sonrisa,
por una simple mirada,
por un pensamiento tuyo
…por un poco de tu amor.

De tu paso apartaré
las piedras y las espinas
y evocaré al dios del aire,
para que aspires en sueños
brisas de néctar y miel

y que por todos tus poros
sientas tan hondo vibrar,
que desmayes de ese modo
y que al nuevo despertar
sea tu centinela fiel,
el guardián de tu tesoro:
tu paz, tu sueño y tu piel.

…y tú me llames contigo
y sumándonos al cosmos
compruebe que en el soñar,
en mi ilusión y trastorno
…por un poco de tu amor
volé lejos sin ser yo,
sólo por rozar tu entorno,
por un pensamiento tuyo…
…por un poco de tu amor.

No hay cosa que más me joda
que cuando voy a cagar
con el mojón preparado
apunto de reventar,
se haya acabado el papel
y con angustia fatal
tenga que salir por él
con el pantalón bajado,
prisionero por los pies.

Dirijo me a la cocina
sin testigos oculares,
con el paso muy picado
maldiciendo en soleares,
en busca del susodicho:
del rollo tan deseado.

Pero a mitad de carrera
según miro de costado,
en la mesa del salón
como al azar preparado,
veo el retrato de Bush
en el diario estampado.

Le echo mano,
doy la vuelta,
siete saltos,
un portazo,
un pedazo,
un estruendo,
un salpicón en los bajos,
luego pujo:
…un rezagado,
un cigarrillo,
un descanso;
¡¡¡uff!!! …¡que alivio!,
un momento de letargo,
de placentero asueto
mientras ojeo el diario.

…Siempre las mismas noticias;
es un verdadero asco.

Me hago el aseo pertinente;
sufro como un condenado;
¡¡¡que martirio de papel!!!
¡¡¡me estoy causando un estrago!!!.

Recuerdo con añoranza,
en mis años infantiles,
cuando cagaba en el campo
en la margen del Rivilla
llena de cantos rodados:
¡limpios!
¡satinados!…
…hallaban se por doquier
a la altura de la mano,
sin estridencias,
sin fotos,
reciclables,
ecológicos.
…sin ningún lugar a dudas:
primitivos accesorios
para el aseo corporal
en los tiempos de Camborio.

Tenias hasta la ocasión,
después de haberte limpiado,
de probar tu puntería
y en un juego malabar,
cortando el agua podías
el riachuelo atravesar
con el canto embadurnado,
lanzándolo desde acá
y aquel que lo conseguía
limpio llegaba a destino,
deseándole sin más
que cualquier afortunado
que abonara la otra orilla,
tuviese tu mismo tino.

Vi la rosa en el estanque
donde ella quiso llegar,
pulido espejo encontró
…ya no se ha de marchitar

Hermosa y joven posaba,
mirándose en el umbral
y los peces le cantaban:
“ya no te has de marchitar”

Vi la rosa del estanque
carmín su rostro y cristal,
un lucero la adornaba
…ya no se ha de marchitar.

…del estanque de la rosa
canta el líquido y la brisa:
”Rosa eterna de alma hermosa,
la lozanía es tu sonrisa”.

I
Truenos, relámpagos, rayos, centellas:
visiones acaso; preguntas, mentiras.

II
Un bumerang de pronto vi en el aire,
creyendo que del aire no volvía
…mas cuan fue la sorpresa mía
al verlo regresar con tal donaire.
¿Fue acaso lo que vi un abanico?
no! acordeón de papel yo juraría;
cartas-paloma salían de tus manos,
corazones vibrando te aplaudían.

III
Narraste un cuento con imágenes flotando
y la ilusión, cómplice así de tu destreza,
hizo un poema que escribiste como un sabio
en nuestra alma que bebió de tu riqueza.

Esta filigrana que del mar me separa,
silueta forjada a la salida del alba,
mide pensamientos, preguntas …distancias.
En la mañana, fría compañera de codos;
en las noches calmas, novia del espíritu.
Compañera de silencios, atalaya del alma,
centinela de horizontes…
Hija del las manos que te repujaran…
…baranda robusta del balcón de casa.

En un mar profundo navegaba
sin luz, sin rumbo y sin destino
a una edad en que el misterio me embargaba,
de qué verdad se arropa nuestro sino.

Años muy jóvenes de lucha empero,
cuando el color corteja la retina,
que por niña e inocente de amores no germina
por ser aquel tan grande y abstracto compañero.

Allá en difícil, torpe e indeciso
mi caminar primero,
cruzan se conmigo dos Cármenes Blancas,
dos palomas plenas de norte y claro destino
que poniendo fin al caos en que nadaba,
hacen de su vuelo
sabio mensajero.

No hubo ya más mar ni más silencio,
ni más barca ni obscuridad
sino horizonte y luz en el camino,
ni más semilla que a germinar no arranca,
ni sentidos que dormitando albergo.

Hallo ante mí por vez primera
sendero limpio luminoso y llano,
que de curvas se recrea en la pradera
y de verde gratitud a su hortelano.

Amigo Enrique, maestro de la vida,
solidario, integro y testarudo hermano,
grande sabio y generoso compañero,
sencillo, alegre y noble ser humano.

Cuantos árboles salieron de tus palmas,
cuanta agua vertiste en la pradera
que de color y vida su respuesta era,
cuanta semilla lanzada al altozano.

Así fui planta, arbusto y árbol
creciendo en esa huerta a tu cuidado;
de tu agua generosa nos hiciste
y de la luz con que inundabas tu aledaño.

Frondoso bosque al fin en la pradera
fue de tu esfuerzo vitalista el resultado
y de color la alfombra que pisabas,
y de grandeza el horizonte de tu trazo.

Cuanta sabia alimenta ahora ese bosque
ya que en sabia tornó la sangre el nombre
por estar de ti empapada que eres sabio,
en el arte, la nobleza y el silencio.

…y ahora en tu memoria , alegremente
brindo por ti como si nada,
con esa frase que decías tantas veces
con el espíritu de quien de nada se lamenta:
“por nuestros defectos que todo el mundo comenta”.

Tu silencio es voz sublime
compañera del alma,
cuna del bien es tu entraña;
diamante: tu corazón;
tu amor: la voz que redime
la tristeza y desazón.

…En fin queridos amigos,
os digo adiós y os despido
…en la memoria quedáis
y en el corazón os vivo
que al ser de vosotros lleno,
late altivo de estar pleno
de alegría y buen recuerdo,
no queda otra alternativa:
os beso, incluso os muerdo.

…y de parte del tambor,
de Drum por hablar mejor
os mando diez mil redobles
¡¡no!! cuarenta mil mejor;
uno por cada peseta que
el susodicho costó
que agradecido se siente
de haber ido con vosotros
por esos mundos remotos,
para que un servidor,
cuando acaricie su piel
a ritmo con las baquetas
recuerde que un día el destino
quiso darle dos padrinos
y un nombre DRUM ¡¡¡el mejor!!!

…En aquel viaje a Londres,
se coló en vuestro equipaje
la maleta del tambor.
En Londres jamás estuve
no he tenido ese placer,
mas Drum lleva en su bagaje
haber ido por las nubes
y aterrizar en Londón.
Veo la cara de sorpresa
que pondríais al caer
en la cuenta ¡¡vaya jeta!!:
¡¡¡Drum viajó de polizón!!!

…Y para el próximo Colón
que vaya a descubrir algo,
recuerde que en Badajoz
conquistamos vacilando,
con marcha y con corazón:
el imperio de la risa
¡¡¡que sirva pues de lección!!!

Por tanto proclamo aquí
un nuevo nombre en latín;
Pax Augusta es poca cosa
y Pax Augusta Carnavalis
-no cabe duda al respecto-
le sienta como una rosa.

Los años que vas cumpliendo
son flores para mis ojos,
de su perfume me antojo
para seguirte queriendo.

De tu corazón de niña
que es más joven cada vez
brota una fuente de amor,
quiere por eso el destino
que los cumplas al revés.

Así mientras te contemplo
y aspiro tu lozanía,
joven es la vida mía
contagiado de tu ejemplo.

Tu existencia es un tesoro
que como perla más pura
es el trono de hermosura
de tu corazón que adoro.

Mujer querida por todos,
cumple muchos más Octubres;
para el mundo es necesario
quien de esperanza lo anima
y que a cambio te devuelva:
se vean cumplidas tus miras
…como dice aquel refrán
que inventara algún señor,
reboses siempre de lleno:
“salud, dinero y amor”
…mujer querida por todos
cumple muchos más Octubres.

Y quien tu cariño tenga,
quien de tu aire respire,
quien el cálido consuelo
reciba de tu amistad,
rosas germine en el alma,
en su corazón petunias,
lirios, mimosas y adelfas
para adornar tu camino
perfumado de azahar;
iluminado por soles,
de bellas lunas y estrellas
y en tu frente : la Polar.

Cinco delfines de plata,
pajes de tu voluntad,
guíen entre brisas tu barca;
tu cabello, seda al viento
y cual musa te paseen
en un soplo de alas blancas
entre el vergel que nació
de tu preciada bondad,
en tu preciosa existencia
por tu sincera amistad.

Y oigas siempre como un eco
volar hasta tu sendero
el son de una caracola
tañer al viento sus notas
de todo el que te rozó
entonando un gran: te quiero
entre músicas silvestres
de ruiseñores y alondras
cantándote agradecidos
entre floridos almendros.

Y los otoños siguientes
sean primaveras en ti;
Tu espíritu: adolescente,
tu sonrisa: un río de plata,
tres príncipes sean tus hijos,
tu vida sea la luz plena
tu sentimiento un armiño,
sea tu rostro una azucena.

En un silencio total
de azul de cielo me encuentro,
sumido en el monólogo
del inmenso firmamento.

Este zumbido abismal
estallido que hay por dentro;
ésta falta de ruido:
odiada paz, condena siento.

Deseo en el cielo, al mirar,
en las noches de paseo
que alguna estrella fugaz,
al tiempo de ser deseo,
fuese ruido, ola tronar,
puñal que mate el silencio.

Por la noche de tus senos
vaga mi sed
en un remanso
de tu cuello.

Que gran joya es Portugal.
Que linda gente lo habita.
Cuan hermoso es su cantar.
Que noble su corazón,
su sencilla humanidad,
su inteligencia
…châpeau
…cierro un instante los ojos:
una especial sensación
entra en el pecho y me invade;
no es tristeza ni añoranza;
no es alegría ni pena;
son mil palabras en una
que allí la llaman saudade.

¡¡Que Sevilla está de moda!!
¡¡¡Que está de moda Sevilla!!!
y que España suena mucho
con eso de la Olimpiada
desde Noruega a Melilla;
desde Namibia a Japón
y en la otra dirección
desde Australia hasta Perú
haciendo un alto en Castilla.

¡Que suerte! ¡nos salvaremos!
de pobres saldremos todos;
la patria se va a llenar
de esos moros petroleros
y el dinero correrá
negro, blanco, gris y oro
como visten los toreros.

Muchos guiris generosos,
mucha fiesta y nada más;
¡¡¡dejemos de trabajar!!!
ya ha llegado el gran maná
que el cielo reservó a todos:
españoles y españolas
…vaya alegría simpar.

¡¡¡Se acabaron las miserias!!!

¡El mundo queda sin culo!
…que le pongan calzoncillos
que España ya es lo primero.

¡¡¡Se acabó pues lo sencillo!!!
seremos una potencia
en el mundo del mundillo
ese que llaman tercero.
¡Que más queréis españoles!

Ahora es nuestra revancha
después de aquel triste plan
al que le llamaron Marshall.

Estamos todos de suerte
hasta el día del cementerio,
después de 500 años
seremos de nuevo imperio;
pues la historia da la vuelta
lo mismo que una tortilla;
son los ciclos del destino,
del péndulo, la cadencia
-si os fijáis en las noticias-
¿cómo están las dos potencias?,
les queda ya poca vida;
aprovechemos sin más
que están de capa caída.

Españolicemos todo
a ritmo de bulerías.

¡¡Viva el tinto y el cantar!!
…y convenzamos a todos
que en los frentes de combate
en lugar de disparar
solucionen con buen vino
y el flamenco universal
la absurda sed de violencia
que bebiendo aplacarán.

A ritmo de nuestras coplas
pacifiquemos el mundo;
arranque pues la guitarra
para que cojan el tono
hasta en la última esquina
y quedará agradecida
hasta la capa de ozono
…pues la paz no contamina.

La alegría es un perfume,
España es una quimera
que escuchen todos la copla
y que se salve quien quiera.

En éste 92 para España tan fecundo,
llámese como se quiera:
somos la suerte del mundo.
Que digan que es demagogia,
que nos llamen engreídos;
sabemos nuestros defectos,
nuestra falta de civismo
…de nuestra burrera endémica
que tanto acusa el turismo.

Vamos pues a superarnos
e intentemos dar la talla
como hacemos en la fiesta,
pues jamás los españoles
arrojamos la toalla.

Quien tenga duda al respecto
que eche mano de lo escrito,
que hable Napoleón,
que lo digan los proscritos
…de algún César la memoria,
que pregunten a Cartago,
al biznieto de Boabdil,
a Fenicia y a sus glorias;
a todos sin excepción
pasó factura la historia.

…Y es justo reconocer
que también gracias a ellos
España se engrandeció,
aunque en muchas ocasiones
cometimos el error
de acabar con los más sabios
…pues que le vamos ha hacer!

…y no olvidemos por nada
que fuimos otro invasor.

Así se sucede siempre;
ésta es una entre otras más;
quiéralo ó no lo quiera
saque aquí sus conclusiones.
Cambiemos nuestras maneras;
no más pasos hacia atrás.
Demos un pequeño ejemplo
al desquiciado planeta:
convivencia y comprensión
deberían ser nuestras dos metas.

…Yo asumo aquí mi aventura
y a viva voz reconozco
que ésta humilde narración
no llega a literatura
…que hacer mejor no conozco.

Vive en tu infancia alegre mi sentido,
del infinito amor que llevas dentro;
quiero mirarme en ti y hallar mi encuentro
y en tu hermosa inocencia hacer mi nido.

Late tu corazón tierno y en su estela,
rachas de candor van donde yo vaya,
llegan así tus olas a mi playa;
quiero en tu aire puro henchir mi vela

y en tu arco-iris volar el firmamento.
Quiero que tu melodía a mi oído cante,
soñar tu pensamiento como un cuento;

sentir tu fantasía: mundo divino.
Quiero en tu luz bañarme cada instante,
mirar por tu azabache cristalino

el blanco resplandor de tu pureza
…rozar tu alma un momento, tu nobleza.

No hay cosa mejor que el tinto
que alegra los corazones
¡¡¡bébelo así sin más!!!
aunque no tengas razones.

Agua dulce ¿dónde estás?
allá arribita volando.
Agua dulce donde estás
que no me llega tu canto.

Corrompida en la cuna y quieta:
me han agotado el llanto,
trasvasada la existencia
del humedal al secano.

Agua dulce ¿donde estás?
en acuíferos lejanos,
circulando entre mercurio
y otros metales pesados

Agua dulce ¿dónde estás?
dónde estás que nos ahogamos;
prisionera entre ladrillos…
¿quién se atreve a preguntar?:

Parte soy de vuestro cuerpo;
vida soy, claustro materno,
soy los senderos del mundo,
sanación para el enfermo.

¿qué habéis hecho pues conmigo?
H2O degradado,
la pureza emponzoñada,
mi lecho fósil arcaico;
veneno del prado verde,
red potable de nitratos.

Ahora voy a concederos
con toda furia otro estrato,
una era de sentencia
sin habitar ningún charco;
no seré más vuestro alivio
que a pleno sol del verano
creará un espejismo
de quimeras e ilusiones:
fuente salobre del llanto
y así la sal en el rostro,
os brotará hasta los labios
que sedientos más aún
me seguirán añorando.

No hay árbol que me seduzca
ni verde que enamorando
haga mi ser derramarse
ni mano que me conduzca.

Agua dulce ¿dónde estás?
…me quema la sal del llanto.

Tierra yerma cruje fuerte
como trueno en la tormenta,
grita bajo nuestros pies
quebradiza y polvorienta.

maltrecha, sin vida y rota
substrato de la avaricia:
nada menos, el desprecio;
nada más especulando.

Como aguarda el labrador la cosecha.
Como espera la novia a su lejano amor.
Como ama la viuda al malogrado esposo,
así te guardo yo en el corazón.

Aún hoy viaja tu alma y vuela el pensamiento
buscando el norte que no está señalado,
camina presto así el sentimiento alado
igual que estrella trazando el firmamento.

Duele incesante el tumulto cual desierto;
duele la sangre, el amor y hasta la vida,
cierne implacable la madurez herida
gris, duele la sombra del destino incierto.

Difícil prueba es andar la noche, amigo
…mas el sol que se reserva al caminante,
el amanecer que oculto va consigo,

brotará limpio y preclaro del misterio
para aquel que en su interior busca incesante,
pues de amor y sentimiento eres imperio.

Destino es el principal del ser humano
sentir libre caudal, luz: todo es hermano.

Sentado bajo una encina, al mirar
contemplo el atardecer jugar
con cientos de siluetas, manchar
sacando de su paleta al azar:
formas, colores, poemas…

Una voz interior me dice que actúe
y haciendo el propósito de seguirla,
aspiro un soplo de aire perfumado de jazmín
y lo mismo que una luz, me enciende y reconforta.

Lleno de fuerza, aliviado el sentimiento
desaparece la angustia y vuelvo a sentirme capaz.
Ya no hay tensión ni dolor bajo la cascada de perfume
que cae sobre mí desde el jazminero.

Vuelvo a aspirar otro soplo de ésta fuerza
y ahora vuelo como la abeja que zumba en mis oídos,
siendo abeja con ella, siendo aire con la brisa;
abandonado a la naturaleza donde sólo existe la paz.

Que vital y cierto es el llanto del niño.
Que hermosa, limpia y nítida tu melodía
…tu grito de vida que acaricia
cuanto hay en nuestra casa.

Tu perfume de bebé, fresco y esencial
del que estamos impregnados;
la cascada de tu risa,
tus gestos de cachorro,
la complicidad ingenua de tu risa
cuando sabes que te observo.

El gesto imperativo de las manos
cuando llamas a tu madre
e inocente, reivindicas su pecho.

…Es tan bella y armónica tu existencia
que la vida en ti es pura poesía
…y cuando llego a casa cada día
y me miras complaciente y feliz,
entiendo sin palabras qué es la poesía.

La paz es tu sueño,
tu risa: la alegría,
tu mirada: la luz
…y la vida:
tú eres la vida.

Ya tengo web, ya tengo web.
Ya estoy en la red colgao:
como un pulpo, como un bacalao
en las redes invisibles del tinglao.
Ya tengo web, primo Manué;
pero estoy algo asustáo
con el cambio de sentido
de ésta palabreja chunga;
¡¡que sí, que estoy asustao!!
después de haberme subido
…siempre tuve yo entendido
que colgao se le llamaba
a un loco ó a un ahorcao.

Ya tengo web, que bueno es
me la ha montáo el primo Pablo;
pa tó mi cuerpo enredao
en las redes del tinglao
y si me agarro al vocablo:
soy un ciber-suicidao;
hace días que estoy colgao
formo parte del sarao
y si no te has instalao
a ti hermano te digo:
que estás ciber-atrasao
…que bueno es, primo Manué
estar metió en internet
pero si eres un chulito,
un pasota ó un taráo;
si no sigues mi consejo
y no quieres entender
lo bueno que es internet;
si no le entras al trapo
a éste invento tan moderno,
eres un cero, un guiñapo;
no existes directamente
como si fueras de Alaska
nadie va a tenerte en cuenta,
te ignorará mucha basca
y en la vida no eres nadie:
un zombi entre tanta gente.

De modo que reflexiona
que la cabeza la tienes
no solo para la gorra,
que puesta de medio lao,
si estás colgao en la red
tiene gracia mire usté,
pero si vives ajeno
a las redes del tinglao
te dirán que eres un chulo
y que eres tonto del culo
…un perfecto bacalao;
te van a coger manía
de modo que cuélgate
no te resistas hermano
si quieres vivir al día

y aunque la gorra la lleves
colocá de medio lao
no eres moderno ni ná,
te estás quedando atrasao.
… Si no sabes qué colgar,
podrás al menos mostrar
tu body-moda-entalláo,
el selfi de tu gepeto,
tu keli con los pivónes
ó tu carro tuneáo.
…vamos primo, lánzate,
te lo digo por tu bien,
que vas a ligar un mazo
solo con enseñar
lo que te has hecho tatuar
de colores en los brazos.

…Y déjame que te hable:
tu vieja se sentirá
orgullosa de tener
tu figura empantallá
cuando te vea en la table
…no va a presumir ni ná
y tu Nany la culona
ira con el esmarfón
restregando a toas sus primas
lo guapo que eres cabrón.

Nostálgica es mi desdichada espera;
profundo el sentir del corazón
ahora que no estás dulce primavera,
me siento nada lejos de tu amor.

Noches de insomnio,
días de tinieblas,
tardes en silencio:
así es tu ausencia.

Viva Conil con sus playas,
con sus mujeres bonitas,
con su alcalde, con su cura,
con sus barcas y barquitas
…y la parpuja me encanta
con el vino de Chiclana
¡¡¡Que yo no me voy del pueblo!!!
¡¡¡Que a mí no me da la gana!!!

Viva Conil etc. etc.
era mi copla anterior
¡Que cortito me quedé!
Madrecita del Señor!
Este pueblo habría de ser,
ésta urbe sin igual,
sin ningún lugar a dudas:
de Europa la capital.

¡¡¡Conil!!!, ¡¡¡Conil!!! de mi alma,
me debo de disculpar,
seis años sin pasearte
que desvarío garrafal;
mi naturaleza infiel
me arrastra a menudo al mal;

pero tú como eres grande
no me recibes fatal.
Yo he sido el perjudicado
que no he podido empaparme
por fuera de tus destellos,
por dentro de tus manjares.

¡Viva Conil Cojones!
y sigo quedándome corto
ya es menester que los doctos
de La Real Academia
inventen otra palabra
a la altura de tu fuerza.

Te he echado de menos
y tus hermosos recuerdos,
me han dado vida a menudo
porque la vida es tu entorno.

¿Qué habrá sido de las parpujas?
del vinillo de Chiclana;
Qué habrá sido de los amigos,
de los barcos, de las casas.
¿Qué habrá sido de tanto encanto,
del puerto que en obra estaba,
del chiringuito de Pedro,
el de al lado de la playa.

¿Habrá llegado el turismo
a jodernos la marrana?
…por desgracia las noticias,
con frecuencia las más malas
son las primeras que llegan
y aquí estoy a denunciarlas.

¿es verdad lo de los chozos?
(de los chozos de la playa)
¿Es verdad que hay mucha vasca
en los fines de semana?.
Hasta aquí puedo entenderlo,
pero un día un pajarito,
mi diminuto soplón,
me dijo que han construido
grandes moles de hormigón.

¡¡¡Conileños!!! ¡¡¡Conileñas!!!
¡¡¡Gentes bravías de la mar!!!
plantar ya vuestros cojones,
vuestros ovarios ó el mal…
que éstos señores correctos
ejemplo de pulcridad,
especuladores del aire,
de la tierra y de la mar
van ha hacerle la puñeta
a vuestra propia entidad.

Revolución ahora mismo;
recuperemos Conil;
la guerra de la palabra
debe empezar ahora aquí.
Si hay algún voluntario,
si hay aquí gente cabal;
si es verdad que el pajarito
no me ha informado mal,

ó ponemos freno al tema
ó el tema nos va a frenar;
nos frenará la alegría,
el paisaje celestial,
frenará a la buena gente
que se viene a emborrachar
y llegarán muchos guiris,
gentes que ni fu ni fa,
gentes que no beben vino,
más aburríos que oír roncar.

Y llegarán los Mc.Donald
los Burger King y otros más.
Os lo vaticino aquí:
incluso los pescaítos
se dejarán de freír;
cientos de lanchas motoras,
un mogollón, un trajín;
conductores de ruidos
que te impedirán cantar,
gentes que no dirán nada
que se les pueda escuchar.

…Y ahora escucharme bien:
¿vais a pagar éste precio
en aras de progresar?
¡¡Conil ya está progresado!!
de muchos siglos atrás
y a quien venga sin respeto,
no debéis de respetar;
eso que dicen los santos,
los curas y algunos más
no es cierto amigos míos;
el paraíso no tiene
que ver con el más allá.

El paraíso es Conil
y os lo van a enladrillar;
negociemos con Botero,
con Perico el infernal
y a todas esas personas
causantes de tanto mal,
mandémoslos al infierno
y como es cierto que nunca
deseé a nadie el mal,
negociemos con Botero
para que les de un lugar
con sólo 22º y un ambiente tropical.

Así habremos ganado todos
en paz y tranquilidad
ó luego ya será tarde
…y el que quiera mogollón
que se vaya para allá
que el tiempo corre que arde.

Procedo de las entrañas de la tierra;
me gesté en el río y en la mina;
mis padres fueron los elementos;
la naturaleza me dio entidad y forma
y alguien que paseaba por el campo me adoptó.

EL ABUELO EXTREMEÑO.RELATOS EXTREMEÑOS DE LOS AÑOS 50. 1974

¡Hay que vé la cencia…
si cuando era nuevo
pa vení de compras a la capitá,
en carro veníamos
y movelizá
comía pa la mula
maletas y mantas
por si a media noche
alguna tormenta
nos hacia pará.

Tortilla de patatas,
tocino y chorizo,
la bota y dos buenas
maquilas de pan.
…Y la despedía
de los conocíos…
si paicía que nos íbamos
al frente a luchá.

Después de casi un día
jartos de trotá,
Badajó a lo lejos se vía
…¡¡ay las almorranas!!, los riñones,
la cántara de agua
…nos dolía hasta el alma
y la probe mula
más dura que un jacha,
paice que lo olía,
le daba un jolgorio
que el paso picaba.

Y ya en Badajó
con los cuatro ajorros,
jacíamos las compras,
papeles y afotos.
¡Ay que vé la cencia!
si paice mentira
que hoy día con los coches,
caiga nieve ó agua,
te metes adentro,
aprietas botones
y otras filigranas,
se enciendes colores,
luces por tos laos
y anda que te anda,
pa onde tu le dices,
pa onde le mandas.

…Si paice mentira
que la catedrá
ya empiezo a mirála
…si habemos salío jace
un momentino
¡¡¡que velocidá!!!
¡¡¡madre de mi alma!!!
y que vértigo dá
to lo que adelantas.

Que güeno es mi yerno,
me monta siempre alante
y me da cigarrinos
de esos rubios güenos,
de los boquilláos,
…los del extranjero.

Voy tó embelesáo
jartito de mirá
pa los verdes praos
detrás del cristal
por eso el zagal
me lleva con él
cuando tié que jacé
papeles ó enredos
en la capitá.

Que coloráos están hoy los tomates;
ayé, ya querían ellos madurá.
Hoy he traío un puñaito
de sal gorda en el pañuelo,
pa merendarme alguno
y la bota con vino de pitarra
colgá del hombro
y unas ganitas mu grandes
de paseá por ésta güerta,
por donde tantas veces
lo jicieron mis viejos.

De zagal, era aquí
a escondías entre el maíz
donde me fumaba el caldo de gallina
tranquelítamente,
ahonde naide me vía,
bueno, menos la Juana
con la que a escodías
también nos veníamos
a icirnos cosinas desas
que de novios tan lindas paicen
y juntitos, agarraínos de la mano,
mu juerte, mu juerte,
nos paicía que la vida
a pesar de sus golpes,
a pesar del trabajo
de un día tras otro,
era más bonita.

¡Cómo lo recuerdo!
…ahora de viejo,
me gusta vení sólo
y comé algún tomate;
…a veces me río como un tonto,
otras de añoranza lloro
y asín ésta tierra
tan agradecía
que ha visto a mis padres,
a mis hijos,
a mi nuera y mi yerno,
a mi quería Juana,
a mis nietecinos…
…rizándole surcos,
sembrando y regando,
llorando y riendo
toítas nuestras vidas,
a cambio nos dá:
tomates, pimientos,
patatas, cebollas,
ajos zanajorias,
melones, sandías;
frutas de toas clases
y hasta compañía.

Este es mi terruño,
el de los mis hijos
que pal campo tiran;
pero mentristece
que mis nietecinos
el día de mañana
estudien carreras
y ésta tierra parda
no sea para ellos
lo que siempre
juera pa toa la familia
…pero lo comprendo,
porqués necesario
viví con cultura.

Siendo yo mu nuevo,
al morí mi padre,
recuerdo que un viejo
que al mío quería,
me dio un buen consejo:
“quiere la tu tierra,
trabájala y mímala
ques agradecía;
que en la tu despensa
no te ha de faltá
lo más necesario
y en los días más tristes
paséala y cuéntale
que es como una novia
dispuesta a escucháte”

Que grabáo lo tengo
¡que razón más grande!
la de aquel agüelo;
la mesma que pronto
le dé yo a mis hijos
pa que ellos lo mesmo
a los suyos canten.
…Y asín desta forma
de padres a hijos,
de agüelos a nietos
van las propiedades.

Los nuestros terruños
por generaciones
asín van pasando
hasta que algún día
la cencia y progreso
cambien los pensares
ó lo ques peor:
las escabadoras
pa jacer carreteras,
los suelos arrasen
ó algún gran pantano
deje sumergío
éste cacho tierra
durmiendo pa siempre.

Allá por San Miguel,
como siempre ha venío siendo,
bajo la higuera mayó
del güerto del señó Anselmo,
tos los que del campo viven,
del pueblo y los alreóres
a la sombrita del sol
tomamos nuestros acuerdos
tratando que sean mejores.

Jornaleros, rendatários,
propietario, señorítos,
incluso hay algún trénico
que aquí le icen períto
que vienen a aconsejálos
pos algunos el resto del año,
viviendo en la capitá,
terratenientes de antaño,
de las fincas heredás
de las que naita saben
si no es cazá y pescá
ó gastá muchos jornales.

Damos cita, como digo,
a tos en el mesmo árbol
hasta que el sol se va yendo,
hasta endispués de los tratos.
Los jornaleros discuten
el jornal del nuevo año:
…que si la vida ha subío,
…que la ropa los muchachos,
…que si la escuela es mu cara:
que un duro más a diario.

Por otro lao los amos
tiran de la cuerda tanto
que provocan descusiones
que llegan hasta las manos.
Otros que lejíto tienen
su terruño del canal,
discuten sobre la acequia
que estaba ya proyectá
y que es el sueño de muchos
porque hay que vé el Sebastian
¡que tomates, que pimientos!
cuantísimo árbol frutal,
ende quel canal quisiera
a su parcela llegar.

Otros hablan de los pastos,
los rebaños, las piaras
…y aquellos que tienen hijos
allá en la universidad,
leen discursos de derecho
que los mozos les escriben
donde se habla de dineros,
de la tierra, del cacique;
de lo necesario que es
que toita persona que yerra
por esos campos , perdíos
sin jaciendas y arapientos,
puedan de alguna manera
convertirse en campesinos,
que cada grano que siembren
verlo de verde vestío
y regarlo con suóres
…y ya por anochecío,
fatigaítos del campo,
por adentro agradecíos,
al volver a sus hogares
por los mesmítos caminos
por los que antes vagaran,
le la ilusión ilusion,
el honor, la dignidad
y el gusto de haber comío.

…¡¡Estas son frases mayores!!
la tarde nos trae ya el frío
y con un núo en la garganta
de lo que habemos oío
regresamos pa la casa…
y poncima de la higuera
como si el viento trujese
a través de un ventanúco,
oímos regresá al nío
al pájaro abejaruco.

Arriba to el mundo
que los matarifes
y las matanceras
y el veterinario,
están esperando.

Paíce queste año
vienen bien las cosas;
la güena cosecha,
las aguas a tiempo,
los soles pegando;
…las cuatro estaciones,
a tiempo llegaron.

El granero lleno,
el pajá, hasta arriba
y unos miles de duros
guardáos en el banco
…hay que aprovechá
y jacé la matanza.

Tres cochinos cebáos
a base de bellotas,
de los coloráos
que al porquero del pueblo,
he ío y le compráo,

Los preparativos están listos ya:
una arroba de vino,
tinajas y especias,
leña en abundancia
y las járbolagas, pa la chamuscá.

Vienen mis amigos
y hasta he invitáo
a toas sus compañas
en las que se incluyen
a perros y gatos
que dan colorío
a éste gran festejo,
pos los animales,
en ésta ocasión
como niños gozan
y aprovechan tó.

Ya a media mañana
con el visto güeno
del veterinario,
comienza la prueba
pos el apetito en nuestras barrigas
ya está haciendo estragos.
…Unas cuantas jarras
sucumben con prisa
dese vino fresco,
tinto de pitarra.

…Que güeno es podé
asín desta forma,
llená la despensa
de cosas tan güeñas
que a veces previenen
en épocas malas
porque las matanzas,
habiendo garbanzos
solucionan penas
cuando las cosechas
se presentan malas.

Y por otro lao,
mandarle a los nietos
pa los desayunos,
caldillo del güeno
pa las rebanadas
y pa las meriendas:
chorizo y morcilla
y algún buen tocino
porque en eso salen
bastante al agüelo:
tocino, pan y vino,
navaja y contento.

Cómo relambem las llamas al leño
y cómo jacen cama a sus alreóres;
un lecho de ascuas azules y rojas,
seguío de un circulo gris de cenizas
quen el pollete termina.

Asina es la hoguera de casa,
del hogar hoguera mía,
donde cada invierno tienes
calor, vida y compañía.

Asíste nuestras tertúlias
jaciéndolas más bonitas;
incluso cuando estás sólo
te invita a sus feligranas,
chisporroteos y caprichos
que por dentro mil ideas,
mil pensamientos te inspiran.

Si te pones un día enfermo
que güena amiga la lumbre
si a su vera te arrimas
…que güena amistad nos une
a las almas campesinas
con la chimenea en invierno.

Por un lao tú recibes
la su caricia más íntima
pa que tú a cá ratito
la atices y le des vida.

Asín los campesinos,
mediando por ambas partes
los lenguajes y los ritos
de las chispas, la badíla,
las humedades que cuecen
del leño verde dencina
jaciendo como un silvío,
especie de musiquilla;
la tenaza pa dar güeltas;
olor silvestre respiras
…qué recuerdos ancestrales
…qué sensación más bonita.

Luz naranja de la hoguera,
el frotar de manos frías
arrimaítas al leño
cunado has llegáo de juéra.

El perro ahí acurrucáo
observa atento al caló
con los ojillos guiñaos
las llamas que juguetean
y mu cerquita de él,
pos es terreno neutral,
durmiendo tranquilo el gato
en un concilio de paz.

No hay ná que se le compare
porque es tal la habladuría
de tus sentíos junto al fuego,
de la tu alma incluía,
cansao dispués del trabajo
antes de dí pa la cama,
ese lenguaje secreto
del silencio aquí sentao,
tardes, noches y mañanas.

…Y si juéra como he dicho
en tertulia ó compañía,
es tan discreta la hoguera,
su silencio y cortesía
que sólo si jacemos pausa
chisporrotéa de alegría.
Permite quen sus entrañas
asemos unas costillas
que del güarro la matanza
en la orza con manteca
sacamos pa acompañá
a esa botella de vino
pegaíta a la ceniza
que le quite el frío de invierno
quel tinto quié calorías.

¡¡¡Pero chiquillo que esa es pa mí!!!
yo he cortáo la cinta con los tres balines.
…Con las escopetas, en la mesma feria
a tirito limpio gano petilleras;
madre que jolgorio; cosas dando güeltas
y los zagalínos metíos dentro dellas.

Los cielos colmáos de cohetes y yescas;
venga pederretas …¡madre que monserga!.

El Juaníto me ha dicho que quié dí a la ola
como si la ola del mar se trujera
y la Francesquita ques mu chiquenina,
toíta almidoná con sus dos coletas
quié subí en un potro
pa quel retratero le haga afotos désas

…lo que sabe madre …que presumía es ella
y yo derretío de ve en sus ojinos
tantísimo brillo, tan lindos de cerca,
me gasto jornales a júncia corría
pa que se diviertan.
…próecinos, si nunca …son tan chiqueninos
questo de la feria…

Me acuerdo, de nuevo, cuando por Septiembre
venían los feriantes, la probe mi vieja
viudita y de negro, ponía su carrito
pa ganá pesetas;
yo, ella y el Antonio, quen la paz descansen,
a vender almendras y cosas del güerto
pa que otros zagales, más afortunáos,
vestios de güapos pudieran comélas.

Que pena me daba …si paicía hasta impropio
to el año en el güerto con las alvellenas,
cagüeses y almendras, pa quen cuatro días
toítos mis paisanos y los niños nuevos,
por una perra gorda: ¡madre que paquete!
que tantos dolores despaldas me daban
cuando iba a cojélas
…y ahora con diez duros no tiés pa empezá
que como respires, seguro tempeñas,
…Vamos ya pa casa
questará sentá
esperando la agüela
con la mesa puesta.

Ya está bien señores
menos descusiones
y al grano vallamos;
llevo muchos años
oyendo monsergas
de tantos alcaldes
y tantos paisanos.

Dispués destas riñas
¿quesperáis que aluego
de tanta palabra
se haga algún milagro
pa sacar las nuestras
castañas del fuego?

Soy de los más viejos
y ya estoy cansao
de perder el tiempo
con tantas reuniones
…nuestro pueblo, hechos espera;
y el tiempo se pierde
en cualquier taberna.

Aquí habemos venío
pa un tema importante:
comenzá las obras
de la nueva escuela,
asín quel alcalde,
tié la palabra
y los reponsables, semos
tos nusotros y los concejales
y tos los vecinos
que tengan concencia
…ó ¿es que no escuchamos
lo que ícen porái
tos nuestros zagales:
que los más mayores
semos como ícen
faltos de concencia,
cerráos, incultos
y hasta irresponsables?.

Bueno, pos que quede claro;
vusotros podréis,
como tos los años
dejar en el aire
lo que nos atañe;
pero el que suscribe
con el su Evaristo,
allá en el solá
toitas las tardes,
acarreando piedras
en las sus alforjas
trabajará duro
ya que como siempre,
nuestro ayuntamiento
paíce que se olvida
quen éste momento,
la escuela está antes
que cualquier proyecto
aunque sean faroles
ó algún monumento.

¡¡¡La escuela alcornoques!!!
¡¡¡el nuevo proyecto!!!
pa que nuestros nietos
el día de mañana
no sean como semos:
tos analfabetos.

Hay un gran solá
saliendo del pueblo,
propiedá de don Tulio,
actual boticario
bajando la cuesta
cerca del campanario.
Tiene dos fanegas y la linde dá
pal cañaveral, al pié del regato;
al otro laíto: la gúerta de Frasco
y pal otro lao, junto al olivá de Tiburcio el Chato,
cerca de la güerta del tío Boca Negra
donde tos los años
siembra el meloná.

…un sitio mu lindo pa los zagalínos
donde puén corré y ver pajarítos,
con árboles grandes ahonde puén subirse,
rodeáos de güertas y ver los cultivos
y asína que aprendan junto a la lectura,
a las matemáticas y las otras cencias,
a los más mayores jace agricultura.

…Bueno, pues ahonde digo y ya no hablo más
pensamos algunos, como sitio güeno
una gran escuela, un día levantá;
asín progresamos…y si recordáis
jace muchos años, no existían linderas
ni el solá de Tulio, ni el cuadro de Paco,
no había regadío ni higueras ni ná
allí estaba la finca de los Chiricótes
baldía por cuestiones de las heredás.

El domingo por la mañana al salí de misa,
la Juana se va pa casa a jacé la merienda
y yo con la cara toa engurruñá y los ojos guiñáos
de la bofetá que te pega el sol al salí a la plaza,
me voy a la resolana con tos los amigos
pa vé a las que pasan.

Qué pícaras son con sus cuerpos mozos,
con sus colorines, con tantos descotes,
tan repintaínas, da gusto mirálas
y ellas que nos miran con risinas malas
no se hacen ni idea que toítos los viejos
que aparentemente venimos a velas,
lo jacemos pensando en la retoñá
que tantos suóres y tantos esfuerzos
tuvimos que jacé hasta verlas criás.

Como jardineros a la caía del alba,
a la recojía contemplan sus plantas.
Porque ellas, los domingos, con sus vestíos nuevos,
goliendo a jazmines, ronéan a los mozos
ques pa lo que pasan.
Y tos los zagales, como jice con Juana,
con sus trajes nuevos, van a cortejálas
y las más alegres que hasta incluso fuman;
las que están sirviendo en la capitá
y quen ingles cantan
…esas son mas verdes …nos jacen ca guiños
que algunos sufriendo de éstas emociones
se tién que sentá porque se desmayan.

Nos dicen ca chiste, que nuestras parientas
si ven que jacémos caso a contestálas
se ponen farrucas como yegüa en celo:
vienen y nos llevan arreando pa casa.
…y es que las parientas tién que espiarlas
porque están tan lindas que con tó el respeto:
los dulces no amargan.

Que pillínas son ¡madre! y riyendo una acude
y a tos embelesáos nos dice que semos
lo mesmo quel frente: el de joventudes.

De haberse acercáo la alarma ha cundío
casi toas las ventanas se abren con ruío
…la habemos chingao
…y es que están tan lindas
que nuestras parientas tién que espiarlas.

Hasta las realas de los señoritos
y otras comitivas de gordos y flacos,
de tuerto y cojos y barbilampiños,
varios vagabundos y garrapateros,
mastines y galgos de algunos cortijos
y otros que de paso se vienen sumando
al ver alboroto;
esos son los perros,
los demás: nusotros.

Dos municipales,
otros dos cevíles,
un teniente alcalde
y varios paisanos
y naturalmente
los que año tras año
alguna mañana
al ver su rebaño
ó el su gallinero,
de rabia lloraron.

Porque sus ovejas
y las sus gallínas,
tirás por los suelos,
victimas del lobo
de noche acabaron.

…Yo, pa mí pensando,
diendo de batída
también siento pena
…las probes ovejas
…las probes gallínas
¡¡y los probes lobos que son nuestras victimas!!

…y considerando
qué culpa tendrán de vivír matando
por gusto de jacerlo ó de alimentarse
ó porque son lobos
…que culpa tendrán de que los parieran,
de viví en la sierra tan dura y tan fría,
de sobreviví saltando corrales.

…Y asín desta forma, un día de batida
con la mesma ansia de sangre que a veces
al lobo llevara a buscar comida,
hoy vamos nusotros a darles venganza
hombres, escopetas y una gran jauría:
es la sed de sangre queste día respira.

Dentro de unos días, igual que otros años,
vendremos de güelta con alguna pieza,
cansáos de trotá y con nuestros perros
llenos de embestías.
…Varios de los chuchos allá se quedaron
del enfrentamiento en las sorprendías,
pero mi Novelti y mi galgo blanco
por suerte y fortuna
sólo traen heridas.

…Yo pienso que en medio
deste gran bullicio,
de la polvareda
y de los ladridos,
reina un sentimiento
de jondo vacío
de ajuste de cuentas
con el enemigo.

cht cht cht ¡¡arre burro!!
cht cht cht ¡¡¡arre burrito!!!
…¡¡Ay que vientecito!!
…y como arruyan las
espigas cuando se codean.

…¡Ay mi burrito!,
como abre los dos bujeros
de la nariz;
paíce que quié respira
to de gorpe
por los bujerítos

…y es que güele a tó lo güeno,
a jára, a tierra mojá,
a eucalipto, a regato
y a alfalfa regá.

Asín despacito
por éstas veredas,
a paso cortito
mi burro Evaristo
pa tos laos me lleva.

Jace tiempo ya
que troto por éstos campos
toas las tardes
pa sentí y pensá,
siempre con la bota
en bandolera,
y la vara de olivo
pa da golpecitos
pa que ande Evaristo
que siempre se empeña
en paráse a comé
toitas las yerbas
que al lao del camino
crece entre las peñas.

Si no llevo prisa,
lo dejo que coma
si voy apuráo: sólo una mijina
pa darle el capricho
porque de seguía me se engolosina.

La navaja no pué faltarme
pa cortá hinojo,
algunos cardillos
ó esos espárragos
que pal cielo miran tan tiesos;
un poco tomillo
ó un manojo berros
mientras del remanso
bebe el Evarito

Tambien mencanta
oí a las chicharras
y algunas esquilas
sonando a lo lejos,
de algunos rebaños
de ovejas ó cabras
…y si sace tarde:
los primeros grillos
ó el batí de las cañas
del cañaveral
…to esto suena a música
desa celestial.

De ésta manera,
como otros paisanos,
tarde tras tarde
pal campito vamos
…ves los pajarillos
volviendo a sus níos,
a las lagartíjas
y a los lagartíjos
y alguna avutarda
allá a lo lejíto
batindo las alas,
jaciendo ruío;
y en llegando la fecha
de nuestras cigüeñas,
en los mesmos sitios
las ves en sus nios
…siempre tan derechas;
y como te alegras de reconocélas
a fuerza de vélas
tan fieles al pueblo
y a sus arbolícos
…paíce mentira lo ques el instinto
…y cuantas otras cosas
el campo te brinda
si vas to los días
a dar paseítos.

Arre ya Evaristo
pica más el paso,
ya cantan los grillos
y vamos con retraso.
Las orejas tiesas
de haberme entendío
apuntan pal pueblo
cogiendo el desvío.

Es mi única orden
ahora ya va sólo,
se sabe el camino
incluso de noche.

Que primó la yerbagüena que tengo
plantá en el arriate delante de la puerta
a la vera de las trompetillas…
…y como crece la cada vez que vengo;

como sace grande año tras año;
como me recuerda
que yo también cumplo
y asín menvejece,
¡¡la madre que la trujo!!
…¡¡que tiempos de antaño!!

…Cuantos dolores de tripa
nos va a remediá
y cuantítas tardes
en el tazón calentito,
aroma silvestre,
en la merendilla
nos va a regalá.

¿Y el arriate del patio?
lo lindo questá
¡que jodío puñetero!
¡¡…tié unas ganas de viví…!!
quen el mundo entero
no se ve otro asín;

cualquié pepita que le caiga, brota;
y cualquié simiente
que de la talega
se te haiga caío;
to lo quen su adentro
esconda la vida
en ese arriate deseguía germina.
El otro día le eché un gúeso de bruño
y ahora asoma, verde
y tierno el retoñito
en ese terrúño

…y es que esa tierra bendita
tié adentro un coraje
que to lo que toca
con un poco de agua,
lo jáce más grande

…hasta las ganas de viví
cuando la pisas,
al mesmo contrario
que un campo valdío
…ese cacho tierra del mi arriate
me tiene asombrao
y hasta enloquecío.

Amos ya Juanita
vete arrecogiendo
que mespera el tute
y me voy corriendo,
porquesta costumbre
de dí a la taberna
tos los dominguitos
después de la merienda
a echá la partida
me pone contento.

Ea yá, dame un beso
y quéate con Dios
que ya llego el último
a nuestra reunión.

Salgo pa la calle
andando con prisa
con muchas pesetas
quen la casa tengo
escondías en la repisa
pos la Juana crée
lo que yo le digo:
que juego a la mentira
con tós los amigos

…pero, la verdá,
pensando despacio
jugá a la mentira
resulta mu rancio
y como siempre gano
por viejo y atento,
pos son muchos años
jugando a éste invento:
gano pa mis vicios,
la Juana no sufre
y yo tan contento.

Entro en la taberna
algo escabullío
pa que no se note
quel viejo ha venío
y la reprimenda
que me tién guardá
deste modo páice,
por llegar el último,
ques más suavizá.

Copa de cazalla,
dice Pépe el largo
pal viejo tardón…
…y comencipiamos.

En un rinconcito
donde no estorbámos
a los que ven tele
y donde no pueden
los que van pasando
mirános las cartas
a los que jugamos
pa evitá problemas
…vamos ya templando.

…pos siempre un amigo
con un simple guiño
te chiva las cartas
de tu contrincante
y las descusiones
que desencadena
si éste es sorprendío,
nunca te compensa
los cinco ó diez duros
que puedas lleváte.

Por eso nusotros
dentro del bullicio
estamos aparte
y asín tranquelítos,
con nuestra copita,
matámos las horas
que quéan del domingo.

Que ilusión tengo ¡mi madre!;
que cosquillínas mentran
…de pensálo voy regando
con lágrimas tóa la güerta.

Y me se ocurre pensá
y compará a convenencia
a las almendras mahúras
con el vientre la mí nuera.

¿qué será? ¡madre del alma!
¿churumbel ó churumbela?.
¡Qué impaciencia! ¡siete meses!
y dos quesperá me quedan.

Y el próecino mi Antonio
siempre con la oreja puesta
…éstos matrimonios nuevos…
porque dice la mí nuera
que jace ruío el zagal
ca vez que se dá la güelta.

…Me acuerdo recién casáo
las práticas en la iglesia…
el respeto equivocáo
que el cura allí nos trujéra.

Y ahora de viejo veo
con la luz de la esperencia
que oí jimplá a tu retoño
en el vientre la parienta
no es pecáo ni mucho menos
ni acariciálo por juéra.

¡Que párroco equivocáo!
…si levantara cabeza
y viese con qué cariño
le arríma al vientre la oreja
pa barruntálo una miája…
con tantísima pureza,
como jaciéndole un guiño
…casi no puéo contarlo
emocionao como un niño

…asína quesa esperencia
nunca me atreví a tenéla
y los mozos de hoy día
que no agüantan las monsergas
nos dicen con valentía
que a la parienta preñá,
diga lo que diga el cura,
hay que mimála y queréla.

Acariciá su barriga
y escuchá cuando haga falta,
mu pegaíta la oreja,
al zagá en sus movimientos,
como se pega la güelta;
latí de vida allí adentro
y barruntá sus ruíos
…y hasta jimplár en sus sueños
y sentí como su madre
tan güenísima esperencia.

…Felosofando entre los surcos
reconozco pa mi adentro
comparando aquellos tiempos
como la vida da güeltas
y las costumbres de antes
por más que quiera imponélas,
envejecías san quedáo:
lo que se dice orsolétas.

Me duela donde me duela
en tratándose de amores,
de parientes y parientas,
el respeto equivocáo
que antaño nos impusieran,
con el carburo apagáo
jizo que a la mí Juana
desnúa nunca la viera.

A la hora en punto
…si es quel coche quiere
llega la Estellésa
a darnos queréles.

Es una rutina
de toítos los días
menos los domingos,
que hay que dí a la misa.

Cajas de zapatos
y adentro gallínas,
asomando el cuello,
pa alguna vecina.

Los viejeros llegan
cargáos hasta arriba
en éste cacharro
que conduce Estéban.

Maletas de palo
de los queácen filas,
bolsas de colores
de las tiendecínas.

Otros traen regalos
ó finas dulzainas
y hasta ristras de ajos
que del campo apañan.

Siempre los vecinos
en la esquina esperan
y es que la llegada
de los autobuses
con nuevos viajeros
gusta una burrada.

Allá a lo lejos,
por entre las peñas,
una nube de polvo
es la contraseña.
¡¡Llega la Estesesa!!
una voz nos grita;
volvemos la cara
y jacémos guiños
forzando la vista

…porque la sorpresa
de verla llegá
es pa nuestro pueblo
desde jace tiempo,
como la visita
de un buen familiá.

Por eso a éste pueblo
vení de viaje
es pa tos nusotros
como un homenaje

ver a los que llegan:
ya sean jornaleros,
ó al quinto juráo,
amigos, parientes

…al enamorao
que busca pasiones
y vié de visita
del pueblo de al lao

…ó algún forastero
pos no hay destinciones.

Recuerdo ende chiquetito
correteando unos cerros,
desos días nublaos
a la busca el sustento
que por la falta de agua
no nos daba ya aquel güerto

En busca el espárrago,
de chumbos ó lo que juése
pa poder alimentarnos,
cualquier cosa quencontrara
ó lo que yo les trujese

y ayudar asín en casa;
con bellotas ó con cardos,
con las moras de la zarza
a pasar la mala racha.

No olvido la lección
que aquel día aprendí
por una simple cuestión
que llevamos los labriegos
adentro del corazón.

…y el mesmísimo pastor
en un tema tan grandioso
como es amar su labor
y estar asín orgulloso.

Conocer bien el oficio
lo mesmo que un laberinto
sin maestros que te enseñen,
sólos el rebaño y tú
y muchísimo de instinto.

Saber si el ganao
ya está bien saciáo,
si sencuentra mal
triste ó enfermizo,
si al río hay que bajálo
…si tiene algún bicho.

Si el macho ha cubierto
y llevá en la memoria,
cuándo habrá camadas
y un montón de historias.

Conocer las ovejas
como a tu familia
saberse los nombres,
y asín destinguirlas.

Pos como nusotros,
ca una es distinta.
Igual con las crías
cuando se despistan,
ponerla en su madre
sin que te lo digan
pa que chupen teta
y crezcan día a día.

La lección que digo
no es precisamente
lo questoy hablando,
eso lo sabia
criáo entre esta gente,
a fuerza de oírlos
uno y otro día.

Al que aiga nacío
en medio del campo
y ame las sus cosas,
sabe de cuestiones
raras y asombrosas.

En un momento dáo,
yendo en mi tarea
oigo aquella voz
hablando enfadáo;

y con gran sorpresa
desto fuí testigo
oí que hablaba sólo…
…que no iba conmigo!!.

Era aquel pastor
que iba relatando
y desconcertáo
me quedé escuchando.

Afiné el oído
jaciéndome el tonto
…como entretenío:
…como si en mis cosas
juése sumergío.

Me arrimé despacio
pa escuchar mejó
pa no interrumpí
al verme rondando.

Porque hablá en el campo
es mu necesario
…ó sólo escuchá;
aunque otros prefieran
llavarse el arradio.

Pos al hilo del cuento
como iba iciéndo,
esto me llegó
escuchando atento:

“Virgen Sagrada María,
madrecita del Señó
que a ésta oveja le ha salío
un tremendo barrigón.”

-No es que juese cerca,
tampoco alejáo
pero me tronaba
a grito peláo-

“Y yo, para mí sospecho
y a nadie voy a decí
que la oveja Cenicienta
mu prontito va a parí”

“¡Cómo habrá sio posible!”
¿Cuándo la ha pisáo el Carrasco?
me están fallando las cuentas
dispués de tos éstos años.”

“…Si en el pueblo saben
de tan grande fallo,
adiós mi prestigio
con tanta esperencia
en éste trabajo”

“…y los mozos pastores
que buscan consejo,
dudarían de mis cuentas;
pensarían questoy viejo”

¡¡¡pero no es asín cojones!!!

“…y jaciendo memoria,
se lo que ha pasáo
que explica ésta historia,
tengo mis razones:
es por una siesta
que un buen día me echao.

Recuerdo jace meses,
y se lo que digo,
al mesmo Carrasco
como en plan de amigo
cuando coincidió
con la romería,
rondando a la oveja
que no le hacia asco
aquel mediodía.

Y como en verano
si no echas la siesta
debajo una encina
cuando has merendao,
la caló, atocína
y mientras dormío
techas un buen sueño,
el macho ques listo
corriendo se arrima
…como en plan de amigo
y se la trajína

Un borrego más;
otro en la familia
me pone contento
quel el negocio aumente
gracias al Carrasco
ques un elemento.

Como icía mi padre:
a los cuatro vientos
el negocio es un tema,
otro son las cuentas
…lo que más importa
es ser buen pastor
y dormir contento.

“El talento y la esperencia,
diendo combináos
jacen que se obtengan
buenos resultáos;
si además le añades
un poco pacencia,
jacen questo sea:
la madre la cencia,
pos de lo contrario
quedas arruináo.”

…El pastor iba hablando
enfrascáo en su discurso
mientras me alejaba
en busca el espárrago
mu poquito a poco
pa que no me viera
y desta manera
no enturbiar su canto

tan sabio, importante,
con tal fundamento,
tan gratis pa mí,
tan resumío y amplio.

y asín poco a poco
viendo y escuchando
es como aprendemos
la gente del campo.

Dineros he dao pal asunto del parchís;
pa pasar nuestras veladas
andamos tós enredáos en nuevas cosas aquí.

¿Sabe usté Domingo lo de la colesta?:
que tié usté que da perras
porque ícen los mozos que tién las ideas
que los viejos vamos
aprendé cosas nuevas

¡¡vaya con los mozos…!!
¡¡a la vejé, viruela!!

Dicen que pa mí y pal señó Eustaquio
un dominó de fichas pa que no riñamos
¡¡si es mu de derecha,
cevil retiráo!!

y yo que soy rojo, como la mí nuera,
Dios quiera que un día estando jugando
no salga al tablero
lo de los dos bandos.

…y ¿sabe usté Domingo lo de la lectura?
…si lo anda paí iciéndo to el día el señor cura:
que hay que leé, que cevilizarse
leyendo y hablando y sampeñáo que antes
los analfabetos a clase vayamos.

…usté crée Domingo? …vamos a mis años!!

Y también he oído icir al tendero
que pa Pascua el cura,
Viacrucis descalzos,
con cruces y sogas atáos iremos.

De to lo escucháo, lo que mas mespanta
es lucí los callos
…vamos ya Domingo, eche usté otro chato.

La parienta sabe, que lo he repetío,
que se lo he avisáo, que paso por tóas,
pero del Viacrucis…¡¡¡vamos ya Domingo!!!
y con tantos callos…

Lo que más me gusta y siempre he soñáo
y ya de zagalíno envídia me ha dáo,
es la romería del día la Patrona
del pueblo de al lao.

Teniendo nusotros la Virgen más güapa
y ermita y los carros,
no podé en verano, vestío de romero
dir con mis paisanos.

Pero ícen porái queste año Domingo
el señó Barroso la está organizando.
¡¡Que alegría mi madre!! …tos juntos rezando!!
en el campo abierto y la bota pasando;
esto es devoción y no las travagancias
de dir tos descalzos.

Que leche me importa quen las capitales
las gentes canallas hagan éstas cosas
pa purgá pecados,
si aquí en nuestro pueblo
el mayó delito, el mayó pecado
es lo probe que semos
que toítos los años con el mesmo traje
y la boina vamos.

Asína a diario, purgamos lo que otros
precísan un día, lucí hasta los callos
pa que sus concencias puedan por las noches
dormíse dejálos.

Por fin ha llegáo
el día elegío;
la moza del Pablo,
saliendo de cuentas
jace ya algún tiempo
gimiendo ha parío.

Con éste son ya
siete los muchachos,
número ideal
pa dí a bautizálos.

Ya no es como antes
que cuando nacían
endividual
la fiesta sacía.

Que ganas tenía que
Julia, mi nuera
ya se decidiese
pos mi nieto ya,
diéndo a éste paso
se le iba a juntá
el día del bautizo
con la comunión
con tantos retrasos.

Pero el párroco ice
que asín es mejó,
que de siete en siete
la fiesta es más grande
y aumenta el fervó.

Pero, pa mi adrentro
que la su intención
es ahorrá trabajo
por que hasta los novios
los casa revueltos
…¡¡qué barbaridad
los tiempos modernos!!

Una cosa güena
que yo reconozco
al jacé bautizos
a tanto madroños
que al ser tan pequeño
nuestro pueblecíco,
desta nueva forma,
la fiesta es pa todos.

Que gracioso el nieto,
que güapino vá;
sin pasión de agüelo
pos con cinco meses
tan espabiláo
al echarle el agua
ha gritáo: mamá.

El resto los nenes
san puesto a llorá;
tos se han contagiáo;
menudo percal.

…Y es questos bautizos
ya no son como antes,
de recién paríos,
endividuales;

porque hay que ve madre
cuantas travagancias
se ve en las iglesias
que hasta con guitarras
panderos y flautas,
chiflando a to trapo
las misas se cantan
y por otro láo
toítas éstas cosas
te jácen pensá
si será pecáo,
pero por el otro,
hay que comprendé
que los años pasan
y que las costumbres
a menudo cambian.

Que alegría da vélos
juntos tos en casa.
Los nietos, la Juana,
mis hijos, mi nuera y mi yerno
con éste fervó
que la cena del pavo
a tos nos infunde
y éste caló
quel cariño lleva
y la sensación
de tanto querénos
y la tradición
ques tan generosa
que nos da a los viejos
ésta bendición
de juntános siempre
en las Navidades
que hasta de Alemania
vinieron un año
cuando aquí la crisis
pa allí los mandó.

…Siempre es como un sueño
porque es tal deseo
de la Juana y yó
que toítos los años
a la santa espera
que llegue Diciembre
pa reunínos tos.

Gracias doy al cielo
porque aunque presiento
que ya pocas veces
se va a repetí
que ya soy mu viejo
y aunque tengo reaños,
en cualquier momento
me voy a morí;
pero me conformo
porque cuando llegan
los veo tan mozos,
tan guapos y juertes
y tan cariñosos
questo me compensa
y es lo que da juerzas
y resignación
y tranquelidá
de sabé que Juana
no va a quedá sóla
cuando falte yó.

También mentristece
que cuantos paisanos
que viven en chozos
que a ésta mesma hora:
jambre, frío y espanto
miseria y nosotros
aunque probes, cuantos
regalos, manjares
dulzainas y cantos
que mis nietecínos
en la escuela aprenden
pa que sus agüelos
el día Nochegüena
vibren de emociones
y juerza acumulen
pal resto del año;
pa sobrellevá
la dura labó
de currá en el campo.

Las desilusiones
que trae la cosecha,
las enfermedades
y las privaciones
por ser campesinos
y las amarguras
y los sinsabores
y el envejecénos
y mirá a la Juana
con el pelo blanco.

Toítas éstas cosas,
sólo Dios lo sabe,
las sobrellevámos
por vé en Navidades
que nuestros retoños
cuando nos juntamos,
viniendo de lejos,
cuentan sus pogresos
y aunque nos engañan
pa que no suframos,
la vista no engaña
aunque echen sus trolas,
porque sus saludes
como las manzanas
cogias del árbol
rezan por sí sólas.

Y asín de año en año,
crecen que te crecen
mientras que los viejos,
merma que mermamos.

…Parte el pavo Juana
y que jáya alegría
aunque por adentro
suframos las penas
y el romantecísmo
que nos da ésta noche
a los campesinos
cuando nos juntámos.

Malas ocasiones pa vernos las caras…
saludarnos, querernos, encontrarnos.

Reunirnos silenciosos, mirar de reojo
pa las negras sombras que por los pasillos
jimplando de angustia de seres queríos
que ícen adiós a quien ya se ha ío.

Malas ocasiones pa entendé
quen un pueblecino de pocos paisanos
no debe esperarse a que naide muera
pa darnos cariño y estar más uníos.

Malas ocasiones, en definitiva
pa jacé reflexiones que toítos los días,
sin tantos orgullos y sin tantos aires
debíamos jacé para darnos cuenta
que tarde ó temprano, lo mesmo que Ambrosio,
envueltos en paños y fríos como el mármol,
dejemos bien claro que no semos naide.

Malas ocasiones pa jarrepentínos
del daño que jacémos a nuestros hermanos
…de recordatorio que hay otros que sufren
con nuestros defectos, al cabo del año.

Malas ocasiones pa dí a visitá
a quien ya se ha ido
siendo mu posible quen busca de apoyo
quizá media vida, sufriendo de angustia
se pasó esperando.

También a menudo, tristeza nos causa
jacer el cumplido ó la cortesía
a ese mal amigo que cerró su casa
un día que su ayuda yo le demandára.

El ceño fruncío, la boina puesta
la camisa límpia lo mesmo quen feria,
la Juana de negro, cojía de mi brazo,
con el velo echáo y alpargatas nuevas;
picamos el paso pa casa el Ambrosio
que ayé de una angina
de pecho se juera.

Míala que guapa, tan espigaína
siete añitos tié ya
y paice que fue ayé
jécha una bolita
que al mundo viniera
de la mi Francisca.

Que casolidá,
cumpleaños y domingo
pa darle entoavía
más festividá.

Me encanta Kikita
cuando alguna cosa
hay que celebrá
ponerme la camisa
blanca de mi boda,
la del cuello duro
que tu agüela tié
guardaíta en la cómoda
con esas bolítas
quel oló le dan,
que no quié que saque
porque íce la tonta
que si me la pongo
se va a estropeá.

Pero hoy la agüela,
por mi galgo blanco
se va a jorobá
y mi Francesquita
va a vé al agüelo
vestío de domingo,
vestío de galán

y juntos pal pueblo
con tu vestío rosa
cogía de la mano
te voy a llevá
a bebé refrescos
con patatas fritas,
aunque la merienda
la dejes plantá.

…Y es que Francesquita,
cá ves que te miro,
tan espigaína,
me sace un núo
tan juerte en la garganta
que no puéo ni hablá.

Me brillan los ojos
lo mesmo quel vidrio
ó el sol entre nubes
ó el oro pulío.

Y de mis adrentos
brota tanta juerza
quel pecho me rompe
de adentro hacia juera.

…y de tos los poros
deste cuerpecillo
brota una caló
tan jonda y caliente
que no atino a icíle
gracias al amigo.

A ese amigo que ahora,
tan mesmítamente
a compartí viene
ésta pena mía
que jace vé oscuro
un sol tan radiante
y haga ve a mis ojos
penumbra y astío
siendo primavera
con un sol tan juerte
y que no lo vea.

Tan jondo me duele,
tan jonda es mi pena
que jace los días
como una condena.

…Cosas que nos pasan
que adentro te comen:
fracasos, dolores,
desengaño, ausencia
de seres queríos
…incluso traiciones
de quien no lo esperas.

…Enfin …que sé yo
pué que sean manías
ó el ánimo bajo;
doló y más doló
ó el mesmo cansancio
de tené tantos años.

…En ese momento
llaman a la puerta
y allí está el amigo
pa darte su aliento,
la su compañía,
toíto su cariño,
y la vibración
que supone verlo.

Sin icír palabra,
arreámos padentro
esto es suficiente
pa que por mi puerta
penetren los rayos
del sol que me quema.

¡¡Como es posible!! ¡¡Las güeltas que da la vida!!
Ende zagalíno vendiendo por las ferias
el turrón de cagüeses con la mí vieja.

Ende zagal, en busca el jornal por toa la comarca;
segando, labrando ó guardando cabras.

Ende mozo, quizá, dencargao
ó de arrendatário con un meloná.

Ende hombre maúro: lo mesmo que siempre,
bien de jornalero ó de arrendatario
ó vendiendo almendras pa no variá.

…Y es que hay que vé las güeltas que da la vida:
siempre trabajando, siempre trabajando;
ahora el regadío, mañana el secano,
pasao de vaquero ó jaciendo cestos de juncia ó esparto.

Ayé de labriego, antié en el viñedo,
trasantié parao y siempre lo mesmo;
la vida no para: güeltas y más güeltas.

Adentro mu adentro de la mi cabeza,
lo mesmo quel trueno de una gran tormenta,
resuenan los ecos destos pensamientos,
ahora que soy viejo
y hasta las mis manos me se güelven lentas.

Solito estuve algún tiempo,
hasta que la Juana vino;
perrítas junté en el banco
y aluego me arruíno.

Lágrimas solté mil veces
sentado bajo una encina
y risas, cuando jizo falta…
…el destino, pienso yo,
cuando quiere, como espigas,
nos tambaléa pa los laos;
como quiere nos trajína
y hoy semos asín,
mañana semos asína…

y endispué de toa una vía
de tené y de no tené,
de alegrarme, de sufrí,
de lágrimas y de risas,
llegaron en comitiva
pa ve si me convencían,
pa que juera yo el alcalde;
del pueblo de Chirivía

…que si era asunto vital,
…que era yo la alternativa,
con promesas importantes,
llegaron los concejales
formando un gran barullo
con aire de comitiva.

Pero no paisanos míos
a pesar de que decís
que mi esperencia es mu güena,
alcalde soy de mi casa,
del pueblo, otro por mí;
me nesecítan mis nietos
y si pronto he de morí
que me disfruten los probes
…y éste pueblo de mi alma,
disfrute de otro más joven
que ahora ya es tarde pa mí.

¿A onde vas con los dos niños
a la hora de comé?
-grita Juana desde el patio-
cuando los ve a tos corré;

el agüelo le responde:
sólo será un momentino,
quedarán maravilláos
de lo que tié el tío Faustino.

Los nietos corren a pié
de la mano del agüelo
por las calles empedrás
…ya son las dos menos diez.

La agüela impaciente espera,
con el cocido en la mesa
“…éste hombre y sus manías”
pa sus adentros va y piensa.

Por la calle van a prisa
los tres cogíos de la mano
y el agüelo emocionáo
de darles tan gran sorpresa.

Doblan la calle Tardío
y después la Calatrava
corriendo como una flecha,
pal corral de la Beltrana.

Tocan a la puerta y entran;
aprisa cruzan la casa
hasta el corral de allí adentro
separáo por la alambrada;

parecía una paloma,
blanca, posá en la retama:
era una perdiz albina
que había cogío en la besana
a primerito de Mayo

acurrucá del caló
que aquella mañana hacía;
el Faustino la atrapó
corriendo con su caballo.

Mirárla bien ques mu raro
ver un animal asín
y grabarlo en la memoria,
pos yo con toítos mis años

no he presenciáo nada igual
y vusotros, tan zagales,
podéis aquí contemplá
ésta rara maravilla
tan única y natural.

Los nietos quedan pasmáos
mientras Faustino contaba
como cogió a la perdíz
en la linde de un colmao.

Asín les fue relatando
algo que no olvidarán,
como agarró a la perdíz
con el caballo trotando
hasta quel animalito,
cansáo ya no pudo más.

Impresionáos los dos nietos
vuelven a casa a comé
…la agüela ya está enfadá
quel cocido sestá enfriando.

Aquí postráo alreó mio,
de mi mesmísimo lecho,
está la familia en pleno,
lo mesmo que un referendo.

Han venío a despedíme,
porque según ice el médico,
la dolencia que padezco,
la dolencia de los viejos,
la dolencia de los años
que tanto jacé me jicieron.

Mi güena compañera Juana,
mi Francisca y el mí yerno,
mi Antonio y la mí nuera
que preñá está de nuevo.

Y al otro lao de la cama,
la mi nieta y el mi nieto
con una hidalguía que pasma
pos ambos ya son quinceañeros.

Como sufren, proecínos,
qué maúros y que juertes;
saben que mestoy muriendo
y se relámben las lágrimas,
desimulándo a su agüelo,
pa jacérmelo sencillo,
pa ajorrarme sufrimiento;
me obligan a jacé lo mesmo
pos no voy a sé yo menos.

…Y asín mesmítamente paíce
en medio deste silencio,
que naíta está pasando
mientras mestaba muriendo.

Observando callaíto,
espectador de tos ellos,
no tengo más juerzas ya
pa icir to lo que siento
y aunque las juerzas me fallan,
quisiera icívos: vos quiero.

pero es asín mejó,
no siendo que al intentálo
me se escape aquí algún quiebro
…ques mu duro pal agüelo
despedíse ya de ellos
y si prenuncio palabra
va a avé lágrimas ya mesmo;

y como el roble yo quiero
dirme de aquí al cementerio
sin verté una sola lágrima
pa que les sirva de ejemplo
quen vida jíce cuanto pude
pa que mañana tos ellos
de mí aigan aprendío
lo que menseñó mi agüelo.

Adios peazos míos, yo pienso
y si es cierto lo que ícen
quen la otra vida los muertos
cuidan de los que están vivos,
vuestro marío lo hará,
vuestro padre, vuestro agüelo…
y ser honraos en la vida
es lo que vos recomiendo.

¡Señó que siempre me escuchas!
pa ti ques to tan sencillo,
no esperemos ya más tiempo;
cuando quieras ya estoy listo
llévame pa onde sea
¡¡questán los probes sufriendo!!.