Nos gestamos sumergidos en el protector l铆quido amni贸tico del claustro materno. Somos 65% agua y al final de nuestro pasaje volvemos a la existencia mineral de la tierra de la que venimos, una vez disueltos los elementos que nos componen.

Entre luces y sombras nos desarrollamos y crecemos. La luz es el catalizador que refina la esencia del ser y le da forma y la sombra el complemento necesario que la hace brillar.

驴Le gusta mi obra?

Si esta interesado en adquirir alguna de mis obras鈥 隆Conta虂cteme!

隆Comparta mi trabajo en las redes!

Complete el siguiente formulario o llame al